Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los líderes socialistas creen que la oferta de Iglesias es un “insulto”

El planteamiento de Podemos desconcierta a los dirigentes por el fondo y la forma

La oferta de Podemos sacudió al PSOE. Los líderes históricos y los que actualmente detentan el poder territorial no salían de su estupor. El partido que más derechos sociales ha conseguido para España, uno de los artífices de la Transición, había quedado humillado e insultado, cautivo de los tiempos que ya marca Pablo Iglesias. El planteamiento desconcertó y molestó a estos dirigentes. El exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba escribió: “Es la primera vez que escucho ofrecer un acuerdo de Gobierno insultando gravemente al partido con el que quieres gobernar”.

Los socialistas críticos con cualquier acercamiento a Podemos echaron de menos que Sánchez no fuera más contundente. El líder socialista optó por la ironía para responder al teórico reparto de carteras por parte de Iglesias y a su tono condescendiente con el PSOE, además de descalificar muchas de sus actuaciones.

El sarcasmo de Sánchez les pareció insuficiente a los presidentes autonómicos y a otros dirigentes socialistas como el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba, y al exdiputado vasco Eduardo Madina. Sus opiniones son compartidas por distintos líderes territoriales que, no obstante, declinaron salir a la palestra. Se sentían representados por las consideraciones de Pérez Rubalcaba y Madina, según dijeron a EL PAÍS.

La forma y el fondo con la que Iglesias ofreció formar Gobierno con el PSOE suscitaron indignación en sectores muy amplios de la organización en la que ya circula el hashtag #Respetoal PSOE.

“Es la primera vez que oigo en mi vida ofrecer un acuerdo de Gobierno insultando gravemente al partido con el que se quiere acordar. Para llegar a un acuerdo con un partido lo primero que hay que hacer es respetar a sus dirigentes, a sus militantes, y, por supuesto a sus votantes”, escribió Pérez Rubalcaba en su muro de Facebook.

Por su parte, el número dos del PSOE y hombre de confianza de Sánchez, César Luena, dijo en rueda de prensa que van a ser “responsables con las instituciones y con España, lo que no ha sido el señor Rajoy. Vamos a ser respetuosos con los tiempos y con los procedimientos”, informa José Marcos.

El meollo de la controversia en el PSOE con Podemos y con los nacionalistas está en su defensa del derecho de autodeterminación, cuando no de la independencia. “España es mucho más que la suma de 17 comunidades autónomas; es un conjunto de ciudadanos libres e iguales porque así lo decidimos el día que nos dimos una Constitución”, respondió Rubalcaba sobre las demandas de Iglesias en torno al derecho a decidir, aunque su posición sea contraria a que Cataluña o cualquier otra comunidad se separe de España.

Madina opinó: “Se trata más de un intento de humillación que de una voluntad real de negociar nada”. A través de su cuenta de Twitter pidió “respeto” al PSOE.

Otros dirigentes creen que Iglesias faltó al respeto al PSOE cuando en el Congreso de los Diputados, tras reunirse con el Rey, se refirió al secretario general de los socialistas diciendo que este debe estar agradecido “a la sonrisa del destino", que le ha colocado en un momento en la vida política española que puede encontrarse con la presidencia del Gobierno. La forma en la que lo dijo, que suscitó las risas de todo el grupo de diputados de Podemos que le acompañaban, hubiera merecido, según estos socialistas, una respuesta más contundente por parte de Sánchez. Los dirigentes territoriales del PSOE creen que Iglesias no considera al PSOE merecedor de hacerse con el Gobierno de España, pero que antes de que gobierne el PP, Iglesias prefiere propiciar que lo haga otro.

Operación de imagen

Madina y otros significados compañeros sostienen que Iglesias no busca gobernar y que su oferta fue una operación de imagen, distante de una propuesta sincera que busca la negociación y el acuerdo.

Si Podemos y el PSOE inician una negociación y no llegan a acuerdos, los socialistas quedarán como “quienes impiden un Gobierno progresista”, según interpretan las fuentes consultadas. "Si Podemos propone el Ministerio de la Plurinacionalidad es que quiere romper", señaló un presidente autonómico socialista. Además, esa cartera sería para ellos, recalcan.

En los mensajes que intercambiaron este viernes Sánchez e Iglesias acordaron hablar durante el fin de semana para establecer una cita y empezar a negociar contenidos. El líder socialista considera que la resolución del Comité Federal del PSOE la está siguiendo sin desviarse. El primer punto es decir no a la investidura de Rajoy o de cualquier otro candidato del PP; y eso es lo que hizo el viernes al manifestar al jefe del Estado que no facilitará la investidura de un candidato del partido conservador.

Fuentes del PSOE aseguran que no habrá nada oculto y los dirigentes del partido conocerán cual es el contenido de las conversaciones entre Iglesias y Sánchez. Este mismo viernes, este reiteró su respeto escrupuloso al mandato de su partido: “Estoy convencido de que casi la unanimidad del partido quiere que no gobierne el PP y que se abra el camino a un Gobierno progresista”.