Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos, siete momentos clave

La formación de Pablo Iglesias, desde su creación hasta los últimos datos del CIS

Monedero e Iglesias en la Asamblea Ciudadana.
Monedero e Iglesias en la Asamblea Ciudadana.

Apenas eran 30 miembros, entre ellos el profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid Pablo Iglesias, y presentaban una nueva plataforma para "convertir la indignación en cambio político". Fue a mediados de enero. En 11 meses, Podemos se ha convertido en la fuerza política más pujante en España. La última encuesta de Metroscopia publicada este domingo por EL PAÍS sitúa a la joven formación como el primer partido político en el ámbito nacional y a Iglesias como el líder mejor valorado por los ciudadanos, mientras que los últimos datos del barómetro de opinión del CIS le colocan como la tercera fuerza política en España en estimación de voto; y primera en intención directa de voto.

1. El manifiesto de Podemos

"Mover ficha: convertir la indignación en cambio político" fue el título elegido por una treintena de profesores, periodistas y personas conocidas del mundo de la cultura y del activismo social y político para el manifiesto de Podemos, lanzado el 14 de enero. Nació como una plataforma cuyo primer objetivo era conseguir formar una candidatura para presentarse a las elecciones europeas del 25 de mayo. El 17 de enero, en el Teatro del Barrio (Madrid), Iglesias propuso su candidatura bajo una "condición": quería el aval de 50.000 personas en un plazo de 20 días. Un miembro de su gabinete de prensa asegura que lo consiguió "al día siguiente".

2. Primer paso a la institucionalización

El 11 de marzo de 2014 la formación se inscribió en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior. Una condición previa y necesaria para presentar la candidatura —una lista de al menos 54 personas, el número de asientos que le corresponden a España en la Eurocámara— a las elecciones del 25 de mayo. Del 1 al 21 de abril fue el momento de encontrar los avales que especifica la ley: 15.000 firmas de electores o 50 avales de cargos electos.

3. Redes sociales y mítines en la campaña electoral

El contacto con la calle, con la gente, se produjo por muy diversos canales: Pablo Iglesias se convertía poco a poco en un líder de masas por su presencia en tertulias televisivas y un equipo de jóvenes gestionaba las redes sociales de la formación con dinamismo y naturalidad. Pero, según ha declarado Iglesias en distintas entrevistas, lo que les hizo irrumpir con tanta fuerza en los comicios europeos fue el contacto con la ciudadanía. Gracias a la organización de los círculos —la estructura básica de la formación— consiguieron hacer mítines en muchas ciudades españolas: "La gente se nos acerca después y nos dice que siempre ha votado al partido socialista, incluso afiliados al partido socialista, pero ahora nos va a votar a nosotros", defendía el líder de Podemos.

4. La gran sorpresa de las elecciones europeas

La noche del domingo 25 de mayo, el equipo de Podemos, reunido en un local alquilado cerca del Museo Reina Sofía, celebró su particular victoria. La formación consiguió más de 1,2 millones de votos (casi el 8% del total) y cinco escaños en el Parlamento Europeo y se convirtió en la cuarta fuerza política más votada. Una sorpresa apenas anticipada por los datos del sondeo preelectoral del CIS unas semanas antes de las elecciones que otorgaban a Podemos un escaño en el Parlamento Europeo. Después de conocer los resultados, Iglesias declaró: “Ganó el PP; mañana seguirá habiendo más desahucios”.

5. Iglesias, candidato a la Presidencia de la Eurocámara

Después de las elecciones europeas, Iglesias aseguraba en España que "en año y medio" la formación podría tener un gabinete de Gobierno. Al mismo tiempo, en Bruselas negociaba con la Izquierda Unitaria Europea para ser su candidato a la presidencia del Parlamento Europeo. Un cargo que, en la práctica, conservadores, socialistas y liberales habían pactado que ocupara el socialdemócrata alemán y excandidato a la presidencia de la Comisión Martin Schulz. En este reportaje se analiza la actuación de los cinco eurodiputados en el Parlamento Europeo durante esta legislatura.

6. La asamblea ciudadana de Podemos

Después de las primeras decisiones polémicas para la organización interna del partido, como la determinación de no presentarse en las elecciones municipales de 2015 por cada localidad española y hacerlo solo en Madrid y Barcelona —en esta última ciudad Podemos acudiría junto a la recién nacida Guanyem—, Podemos celebró el pasado fin de semana del 18 al 19 de octubre una reunión con sus bases llamada Asamblea Ciudadana. En ella, compitieron cientos de equipos con cientos de propuestas diferentes presentadas en las semanas previas y colgadas en la página web de la formación. Las dos grandes opciones estaban, sin embargo, ya establecidas. El grupo de Pablo Iglesias, acompañado por Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón, se enfrentó al de Pablo Echenique y Teresa Rodríguez. A pesar de las críticas al equipo de Iglesias por condicionar supuestamente el voto de las bases, ganó su opción, que defendía una estrategia clara: "salir a ganar", ganar el cielo "por asalto".

7. Una fuerza política pujante

La última hora sobre la formación ha estado marcada por dos encuestas: la de Metroscopia, realizada para este diario y publicada el domingo pasado, y el barómetro de opinión del CIS, difundido hoy, cuyos datos se recogieron en pleno escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid y en los primeros días de la crisis del ébola en España. Según el primer sondeo, Podemos se convierte 11 meses después de su nacimiento en la primera fuerza política del país y Pablo Iglesias, en el líder más valorado por los ciudadanos. Por su parte, el CIS le mantiene como el tercer partido en estimación de voto; y el primero en intención directa de voto.

Más información