El malestar encumbra a Podemos y abre tres opciones de gobierno

El PP sería la lista más votada, a 3,5 puntos del PSOE, que avanza ligeramente

La formación de Pablo Iglesias se alza en el primer puesto en intención directa de voto

GRÁFICO

La crisis económica acampó en España en 2008, se ha llevado por delante su renta y casi cinco millones de puestos de trabajo y muy pocos ciudadanos creen que el país está en la rampa de la recuperación. Al contexto económico se añaden los escándalos de corrupción y, como resultado inmediato, la ciudadanía da un puñetazo al tablero electoral. Así lo refleja el barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que sitúa a tres fuerzas políticas con posibilidades de gobernar: PP, PSOE y Podemos.

Con solo nueve meses de vida, el partido que lidera Pablo Iglesias ha catalizado el malestar, el enfado y la indignación de cientos de miles de ciudadanos. Estos reniegan del PP y del PSOE y no encuentran en Izquierda Unida ni UPyD el bálsamo para su malestar por mucho que estos hayan hecho lo imposible por hundir al bipartidismo.

Hasta las elecciones generales de noviembre de 2015 no habrá ocasión de que se produzca una votación general que corrobore la hondura del fenómeno político que supone Podemos, dado que esta formación no se presentará a las elecciones municipales del próximo mayo, aunque sí en alguna de las 13 comunidades autónomas que también llaman a votar en esa fecha.

Podemos sería hoy la fuerza política más votada según el voto directo que declaran en la encuesta del CIS realizada entre el 1 y el 13 de octubre. A su 17,6% le sigue el 14,3% del PSOE y en tercer lugar el 11,7% del PP. Junto a estos datos que parten de la respuesta espontánea se colocan inmediatamente la estimación de voto elaborada con las variables de ponderación; y con estas se quedan tanto el PP como el PSOE. En voto más simpatía aparece el PP en primer lugar (con el 27,5% de los votos), seguido por el PSOE (con el 23,9%) y Podemos en tercer lugar (con el 22,5%). El PP ganaría las elecciones y si el comportamiento político fuera el mismo que el seguido en las diez legislaturas anteriores, este trataría de gobernar en minoría. Esa práctica ha valido en las elecciones generales, pero no en las municipales y autonómicas, donde todas las combinaciones para formar mayorías han sido probadas.

No hay certeza alguna de que la undécima legislatura vaya a ir por los derroteros por las que han discurrido las anteriores. Si los resultados reales se asemejan a los del CIS de este miércoles y a los de Metroscopia para EL PAÍS del pasado domingo, Podemos pujaría por formar Gobierno. Pocas horas después de hacerse pública la encuesta, su portavoz principal, Pablo Iglesias, trataba de poner a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, en un brete al retarle a que “haga presidente” a Mariano Rajoy o a él. De esa disyuntiva va a tratar de huir el PSOE desde ahora y hasta el día en el que se abran las urnas. “Mi adversario es el PP y si otros me consideran que soy el suyo, allá ellos”, replicó Sánchez desde Valencia.

Pablo Iglesias trata de poner a  Pedro Sánchez en un brete al retarle a que “haga presidente” a Mariano Rajoy o a él

Ninguno de los dos grandes va a tirar la toalla, aunque Podemos empuje por una gran fuerza social. El PP confía en que la fragmentación del voto de la izquierda le lleve a ser la mayoría minoritaria, en tanto que el PSOE que lidera Sánchez se aferra a que en sus tres meses de mandato ha conseguido una estimable mejoría: del 21,1% del pasado julio al 23,9% del mes de octubre. Además, Sánchez es el líder más valorado (con un 3,85), en tanto que Mariano Rajoy es puntuado con un 2,31.

En el estudio no aparece Pablo Iglesias, al no ser cabeza de un grupo parlamentario, aunque ocupe un escaño en el Parlamento Europeo, como tampoco figura el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cuya fuerza sí es incluida en el sondeo que recoge el 2,1% de los votos. Las conversaciones entre Cs y UPyD se mantienen a un ritmo muy bajo, aunque quizá el retroceso que experimenta el partido magenta podría cambiar la situación. El partido que lidera Rosa Díez está en el 4,1 cuando tres meses atrás conseguía el 5,9.

En peor situación está IU que en ese periodo de tiempo ha pasado del 8,2 al 4,8 que ahora le depara el CIS. El grupo de Cayo Lara sí está por abrir un proceso de unidad, convergencia o colaboración entre fuerzas políticas de la izquierda aunque en este caso es Podemos la reticente.

El discurso sobre los males que aquejan a millones de españoles fue la bandera de Podemos y no creen que haya razones para soltarla

La vía abierta por diferentes grupos denominados genéricamente Ganemos sigue su camino para las elecciones municipales y en el mismo se encontraría con Equo, que ya apostó por coaliciones en las pasadas elecciones generales, con Compromís, y en las europeas bajo la denominación Primavera Europea, en las que obtuvo un escaño. En esa ocasión Podemos rehusó hacer una candidatura de unidad con esos grupos y en solitario obtuvo cinco diputados, entre ellos, Pablo Iglesias. Ahí empezó el movimiento sísmico en el tablero político español.

El discurso sobre los males que aquejan a millones de españoles fue la bandera de Podemos y no creen que haya razones para soltarla. En los días en los que se realizó la encuesta había saltado a la palestra el uso indebido de las tarjetas opacas de Bankia, así como el primer caso de ébola en España. Aún nada se sabía de la redada de políticos, la mayoría del PP, envueltos en la operación Púnica que sí recogió el estudio de Metroscopia en el que Podemos salía mejor que en el del CIS.

La suma de los abstencionistas y de los que no tienen decidida una opción, suman casi un 36% y a ellos se dirigirán todos los partidos.

A pesar de las expectativas del PP de detener su caída, y del PSOE, de remontar, el pesimismo de los ciudadanos se mantiene. Un 70% de los encuestados estima que la situación económica será igual o peor dentro de un año; y un 75% así lo cree respecto de la situación política. Dentro de algo más de un año habrá elecciones.

Más información