Selecciona Edición
Iniciar sesión

Fernández Díaz, a Sánchez: “No trato con cerdos, pero como sus jamones”

El ministro critica que el PSOE pretenda gobernar con la connivencia de los independentistas

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dirigido este miércoles duras palabras al líder del PSOE, Pedro Sánchez, al realizar una valoración sobre la situación política que vive España a la espera de que se invista (o no) un presidente del Gobierno, cuando se cumple un mes desde las elecciones generales. Según el ministro, es como si Sánchez quisiera hacer gala de ese refrán que dice: "No trato con los cerdos, pero me como sus jamones", ha dicho en alusión a la actitud del líder del PSOE con el PP y, más concretamente, con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

"El señor Sánchez se dedica a ir vendiendo lo que no tiene: ayer llamó al presidente de la Generalitat para decirle que promovería una reforma federal de la Constitución, que aparte de que eso no es lo que quieren los independentistas, yo le preguntaría con quién la va a pactar, porque necesita como mínimo tener una cierta mayoría en el Congreso y en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta", ha apuntado el ministro para proseguir: "Por tanto, no hay opción de reforma constitucional sin pacto con el PP". En opinión del Fernández Díaz, lo que pretende hacer Sánchez con el PP es lo que dice el dicho: "No trato con los cerdos, pero me como sus jamones, es decir, yo no quiero saber nada del PP, pero la reforma constitucional, que es la estrella de mi programa, ya la pactaré con el PP".

Protagonista por sorpresa de "El Colibrí"

P.O.D

El director Francisco Campos Barba ha convertido al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en el protagonista de su última película "El Colibrí", al parecer, según la versión ofrecida este miércoles por el ministro, sin su consentimiento. 

"Se me pidió si podía participar como otras personas dando un testimonio personal que era para conmemorar el quinto centenario de Santa Teresa", ha aclarado. "No tuve conciencia de que yo era actor en una película porque no es mi vocación", ha reconocido Fernéndez Díaz, que ha manifestado su "sorpresa" al ver su cara en primer plano en los carteles que anuncian el estreno de la cinta para el próximo 25 de enero. "Pensé que participaba "en una película documental en la que diversas personas más o menos conocidas aportaban su testimonio", ha insistido.

El título del filme, "El Colibrí", hace referencia precisamente a una metáfora relatada por el propio ministro al director Campos Barba en una entrevista grabada que le concedió "hace un año y medio" en su despacho del ministerio. El cuento narra la historia de un colibrí que trata de apagar un fuego portando agua en su diminuto pico y es cuestionado por los demás que le increpan si cree que conseguirá sofocarlo de ese modo. La respuesta del colibrí es la moraleja de la fábula: "Yo he hecho mi parte". 

Según el ministro, que se ha despachado ampliamente con Sánchez, el líder socialista "está hablando todo el día de no poner líneas rojas, de tender puentes". "No se puede decir una cosa y la contraria simultáneamente; desde el primer día está poniendo líneas rojas, puede hablar con todo el mundo menos con el PP. Al señor Rajoy, cuando le llamó, prácticamente no le dejó hablar, dijo no, no, no, no a cualquier tipo de acuerdo con el PP, que es quien ganó las elecciones", ha argumentado. "Y sí, sí, sí, sí, a los que quieren romper España", ha añadido.

"Veo con preocupación que el señor Sánchez quiera formar Gobierno con quienes quieren romper España, me parece lamentable", ha argumentado el ministro, tras presentar un libro con motivo del 25 aniversario de las Unidades de Intervención Policial (UIP) en la comisaría general de Canillas.

De lo "inaceptable" y "lamentable"

"Está claro que [Sánchez] está negociando con Podemos. Está en su derecho. Matemáticamente, un Gobierno con Podemos y todas sus confluencias, Izquierda Unida, con el PNV y con la connivencia de Esquerra Republicana y Convergència, con todo eso, matemáticamente es posible ser investido presidente, pero una cosa es que sea posible matemáticamente y otra que sea bueno para España", ha advertido. Y ha apostillado: "Sinceramente, ser investido con la connivencia de Esquerra y Convergència me parece inaceptable, así de claro".

"Convergència y Esquerra están gobernando en la Generalitat de Cataluña y no ocultan a nadie sus cartas, están en un proceso de independencia, por tanto, de ruptura de España". Y ha proseguido: "Que les haya cedido senadores para que tengan el doble de recursos económicos, el doble de portavoces y el doble de oportunidades de insultar e injuriar a España y avanzar en la línea de su ruptura, me parece lamentable. Jamás una persona que aspire a presidir el Gobierno de España debería haber hecho una cosa de esas características. Lo puedo decir más alto, pero no más claro".

Y ha insistido: "Yo soy diputado por Barcelona, vivo en Barcelona y hay que estar allí para saber lo que eso significa, que haya cometido la felonía de darles a los que quieren romper España la posibilidad de que tengan el doble de posibilidades de las que hubieran tenido de manera normal si se hubieran fusionado con el resto de los grupos catalanes". Además, ha añadido: "No se puede preservar la unidad de España como dice la Constitución si tienes el enemigo en casa".

"El cambio sería un pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos"

En opinión del ministro del Interior, el verdadero cambio sería "un pacto de Estado entre PP, PSOE y Ciudadanos", porque "luego ahí se puede hablar de todo: si ese pacto es por toda una legislatura, por dos años, si se formaliza mediante Gobierno de coalición o no, se puede hablar, hay un ofrecimiento muy claro del presidente del Gobierno; por tanto, no se le puede acusar de inactividad".

Más información