Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rajoy afirma que el Estado está más fuerte frente al programa soberanista

El presidente asegura que nadie se arrogará poderes ilimitados y no permitirá que se rebase la ley, tras hablar con Sánchez y Rivera

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, reafirmó anoche, tras hablar con los líderes del PSOE y de Ciudadanos, que el Estado está ahora más fuerte y unido para responder al mismo desafío separatista, defendido ayer por el nuevo president, Carles Puigdemont, que seguirá la vía de Mas: “El discurso soberanista no ha cambiado pero, en estos dos meses, se ha constatado la fortaleza del Estado de derecho. Tenemos más instrumentos que nunca para defender nuestra unidad. Las principales fuerzas políticas estamos de acuerdo”.

Rajoy compareció anoche de urgencia en La Moncloa, tras escuchar el discurso del nuevo candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, para realizar una declaración institucional en la que reafirmó que no permitirá ninguna ilegalidad ni que se rebase la Constitución. Tras hablar por teléfono con Pedro Sánchez y Albert Rivera, Rajoy incidió sobre todo en que el programa separatista expuesto en el Parlamento catalán ahora por Puigdemont es igual al que expuso hace dos meses, el pasado 9 de noviembre, en la misma sede parlamentaria el anterior presidente catalán, Artur Mas, y que luego el Tribunal Constitucional anuló en su integridad por ilegal y que “ha dejado sin efecto”.

El jefe del Ejecutivo recalcó que España es una “nación libre, madura, europea y consolidada” y que él no permitirá que “nadie se arrogue poderes ilimitados y sin control fuera de la Ley y de la democracia”. Por esa razón, por su obligación y convicción, Rajoy avanzó que ha dado “instrucciones para que cualquier actuación que pueda adoptarse por parte del nuevo Gobierno de Cataluña, de su presidente, de su Parlamento o de cualquier institución, que suponga la vulneración de la Constitución y del ordenamiento jurídico para que tengan la respuesta del Estado de derecho”.

Rajoy sostiene que el proyecto soberanista en Cataluña no ha cambiado nada, pero sí cree que este periodo ha servido “para mostrar más fortaleza en el Estado de derecho y sus instituciones”. Mantiene que el Gobierno central y los organismos estatales, en referencia clara indirecta en este caso a la reforma de la ley orgánica que regula el funcionamiento del Tribunal Constitucional, han ganado fuerza y tienen “más instrumentos”.

A los ciudadanos les intentó transmitir un mensaje de tranquilidad y firmeza: “Ni se va a abrir un proceso constituyente al margen de la Ley, ni se van a crear estructuras al margen de las legítimas del Estado. El Gobierno no dejará pasar ni una sola actuación que suponga contravenir la unidad y la soberanía”.

Políticamente, Rajoy ha corroborado durante la reciente campaña y en sus charlas breves de ayer con Sánchez y Rivera que todos siguen en las mismas posiciones que hace dos meses, cuando el presidente promovió una ronda de contactos para apartar el asunto catalán de las discrepancias electorales. Rajoy intentó contactar también con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pero no lo consiguió y le llamará hoy.

El presidente acordó con Sánchez y Rivera que volverá a avisarles antes de tomar ninguna decisión sobre el proceso en Cataluña. Y reiteró que aunque esté ahora en funciones está dispuesto a actuar con firmeza y contundencia si constata que alguna administración o institución del Estado, sea cual sea, vulnera la Constitución o las leyes en vigor.

Más información