Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

36 muertos en las carreteras desde el inicio de la Semana Santa

El operativo de Tráfico finaliza este lunes a la medianoche al ser festivo en varias comunidades

Accidente en la autovía de la Plata en Salamanca. J. M. G. (EFE) / VÍDEO: ATLAS

La siniestralidad en las carreteras españolas ha aumentado esta Semana Santa. A falta de la cifra definitiva, que se conocerá este martes y que añadirá el número de fallecidos del lunes, la Dirección General de Tráfico (DGT) contabilizó 36 muertos hasta el domingo, 11 más que en el mismo periodo del año pasado. “Estos datos vuelven a reflejar la tendencia de los últimos meses, en los que están aumentado las víctimas”, afirma Ana Novella, presidenta de la asociación Stop Accidentes.

A expensas de que se cierre el balance oficial de la Dirección General de Tráfico (DGT), esta Semana Santa ha sido más trágica en las carreteras españolas que la del año pasado. Hasta el domingo, 36 personas murieron desde que comenzara la operación especial el 18 de marzo a las tres de la tarde —11 más que en el mismo periodo de 2015—. El dispositivo finalizará a medianoche porque en Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja, Baleares, Navarra y País Vasco fue festivo este lunes y hubo miles de desplazamientos durante todo el día.

“Estos datos son un reflejo de la tendencia de los últimos meses, en los que están aumentando las víctimas”, asegura Ana Novella, presidenta de la asociación Stop Accidentes. Reconoce que en este repunte influye mucho el accidente de un autobús en Tarragona, en el que murieron 13 estudiantes de Erasmus. Sin embargo, mantiene que siguen siendo muchas víctimas. “Hay que volver a dar una vuelta de tuerca a la seguridad vial y ponerla de nuevo en la palestra”.

Esta Semana Santa la DGT previó 14,5 millones de desplazamientos, un 5% más que el año pasado. Es decir, un mayor tránsito por las carreteras y más atascos en las entradas y salidas de las grandes ciudades y zonas costeras. Los accesos a Barcelona, Madrid y al litoral valenciano sufrieron fuertes retenciones y demoraron varias horas el regreso de las vacaciones.

Medidas insuficientes

Tráfico incrementó la vigilancia de la red viaria con más radares, controles preventivos de alcohol y drogas y helicópteros —ocho de ellos llevaban incorporado el sistema Pegasus, que permite captar con mayor facilidad los excesos de velocidad—. Estas medidas, en opinión de Novella, son insuficientes. “No recuerdo spots de televisión y cuñas de radio en esta Semana Santa. Aunque ya se haya hecho en otras campañas, es necesario”.

La mayoría de asociaciones de prevención de accidentes de tráfico coincide en que la gran asignatura pendiente del Gobierno es mejorar las carreteras secundarias, pero esto no significa que sea lo único en lo que tiene que cambiar. “Tenemos una sensación de abandono de la seguridad vial. Es algo en lo que no se puede levantar la guardia nunca”, lamenta la presidenta de Stop Accidentes.

Más información