Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ciudadanos reconsiderará su apoyo a Sánchez si no es investido a la primera

Rivera trabajará en favor de la investidura del candidato del PSOE hasta el 5 de marzo

Albert Rivera, tras firmar el pacto de Ciudadanos con el PSOE.

Si Pedro Sánchez no es investido presidente el 5 de marzo, los dirigentes de Ciudadanos se reunirán con los del PSOE para estudiar si el pacto que les une tiene futuro en sus actuales términos. La formación ha priorizado al candidato socialista porque es quien ha recibido el encargo real de presentarse a la investidura. Si Sánchez no llega a La Moncloa a la primera, los representantes de Ciudadanos volverán a contactar con los del PSOE y el PP. “Si el Rey propone otro candidato, buscaré puntos comunes”, resumió Rivera sobre la opción de que el PP lidere un acuerdo.

Sánchez no tiene asegurados los 40 votos de Ciudadanos más allá del 5 de marzo, cuando se someterá a la segunda votación del primer intento de investidura. Si no logra entonces la presidencia, el candidato se encontrará ante un escenario incierto. El protocolo establece que Felipe VI convocará de nuevo a todos los líderes políticos para conocer su intención de voto y proponer a un segundo candidato a la investidura. Mariano Rajoy, que ganó las elecciones y sumó 123 diputados, ya ha expresado su intención de afrontar ese reto si el Rey le da una segunda oportunidad —en la primera, declinó—. Para que Sánchez pudiera volver a ser el candidato, necesitaría acudir a la audiencia real sumando a sus 90 votos los 40 de Ciudadanos, para un total de 130. Sin embargo, ese apoyo no está garantizado.

“Al día de hoy no está decidido ni está en el compromiso”, aseguró José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y jefe de gabinete de Rivera. “Si no sale la candidatura de Sánchez, habrá que sentarse y ver los escenarios”, siguió Villegas. “Puede que a una segunda ronda [de audiencias reales] Sánchez vaya con 130 votos, y puede que no, no está comprometido ni decidido”.

El compromiso de Rivera

El compromiso de Ciudadanos es con el documento programático que ha firmado con el PSOE, no con la candidatura de Sánchez. De hecho, ningún punto del pacto recoge quién lo encabeza. “Intento hacer presidente a alguien que suprima los aforamientos, que tenga la valentía de hacer un pacto por la educación, de reformar las instituciones, y si ese es el PP o el PSOE, a mí me da igual”, dijo el viernes Rivera en Antena 3.

La prioridad de la formación es que haya un Gobierno que aplique las reformas que recoge el documento, no quién encabeza ese Ejecutivo. Hasta el día 5, Ciudadanos buscará apoyos para la candidatura del líder socialista. Si Sánchez no logra la investidura en esa fecha, se abrirá la puerta a cuatro opciones: que el PSOE renueve su acuerdo con Ciudadanos; que el PP acepte el acuerdo y apoye la candidatura socialista; que el PP sea quien encabece ese hipotético pacto a tres; o que no haya ningún entendimiento.

“Si [el 5 de marzo] la votación es 130 y no sale, no tendría mucho sentido repetir la candidatura en las mismas condiciones”, resumió Villegas. “El trabajo, a partir del día 5, será buscar más apoyos para el pacto, para el acuerdo, para el programa”, subrayó. “En nuestro caso, eso se traducirá en que antes del día 5, y después también, intentaremos que el PP, de una forma u otra, participe”.

¿Ese “de una forma u otra” incluye la posibilidad de que lo encabece el PP? “No hay nada cerrado”, contestó Villegas. “De momento, lo que hemos visto son críticas a partes del acuerdo que nosotros consideramos importantes”. Sin embargo, que Rajoy encabece la candidatura del PP dificulta esta opción, según fuentes consultadas. Las operaciones Taula y Acuamed contra la corrupción, o los casos Bárcenas, Gürtel y Púnica, que afectan al PP, hacen que los dirigentes de Ciudadanos se reafirmen en que el presidente en funciones no es, según su opinión, la persona adecuada para liderar el nuevo Gobierno.