Selecciona Edición
Iniciar sesión

PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo para empezar a hablar

Sánchez: "Pablo Iglesias cree que la forma de negociar es a través de ruedas de prensa"

Pablo Iglesias (c) acompañado de Íñigo Errejón (d) e Irene Montero (i) durante la rueda de prensa posterior a la reunión del grupo parlamentario. FOTO: U. MARTÍN / VÍDEO: ATLAS

No habrá reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pese a la petición de este último, al menos hasta después de que el equipo negociador del PSOE estudie el programa que Podemos le ha enviado. Los dos dirigentes no han alcanzado un acuerdo para empezar a hablar. Los socialistas quieren cotejar primero qué aspectos puede haber en común y devolverle el texto con las incorporaciones que el PSOE pueda asumir. Esta es la fórmula que ha puesto en marcha Sánchez. Del contenido, reprochó a Podemos crear “falsas expectativas”.

“Pablo Iglesias cree que la forma de negociar es a través de ruedas de prensa; muy bien, lo respeto”, dijo Sánchez en tono contenido, en el que asomaba la ironía. Puesto que Iglesias no ha nombrado todavía un equipo negociador, tampoco habrá encuentro bilateral como el líder de Podemos propone y que solicitó este martes de nuevo mediante una llamada telefónica de su número dos, Íñigo Errejón, al portavoz del equipo negociador socialista, Antonio Hernando.

“Yo me reuniré con Pablo Iglesias para firmar un acuerdo, al final, pero lo primero es negociar los contenidos; después, fotos, las que quiera”, señaló Sánchez. Iglesias no lo ve así y calificó ese contacto como “cuestión de cortesía”. “Si Pedro Sánchez quiere ser presidente del Gobierno y yo voy a ser su vicepresidente, creo que deberíamos reunirnos con más frecuencia", afirmó el líder de Podemos.

En cualquier caso, el líder socialista ha tomado la decisión de poner a su equipo a estudiar las propuestas de Podemos. “A finales de semana les devolveremos un texto en el que se habrán incorporado a nuestra propuesta las partes que podamos asumir de su programa”, señaló. “Es el programa de Podemos, pero ellos no han ganado las elecciones”, agregó, para reconocer que todos tienen que ceder y para eso están las negociaciones, al menos, entre los que quieren llevar adelante “un programa de cambio”.

Esta es la primera aproximación de Sánchez a la propuesta que recibió el lunes. Lo cierto es que Podemos y el PSOE encaran cierto bloqueo en las negociaciones por falta de acuerdo sobre cómo empezar el diálogo.

El pulso continúa

El pulso entre ambos dirigentes continúa; pero Sánchez, que afronta también la negativa de sus barones a que reciba el apoyo de ERC y Democràcia i Llibertat, asegura que por él “no va a quedar”, al igual que afirma Iglesias. En materia económica, emergencia social y regeneración democrática encuentra Sánchez posibilidades de acercamiento. No así en la propuesta de gasto, que Podemos quiere incrementar en 96.000 millones en esta legislatura. “No es bueno crear falsas expectativas”, señaló el dirigente socialista. No entró en las parcelas de poder que se adjudica Iglesias, en una eventual vicepresidencia, pero sí señaló que no es el momento ahora de “hablar de sillones”.

El objetivo de Podemos sigue siendo el mismo: que los socialistas abandonen las conversaciones con Ciudadanos. A pesar de ello, Errejón aseguró que “las puertas de Podemos para conformar un Gobierno de coalición están abiertas”. El número dos de la formación afirmó, además, que su intención no es “arrebatar la iniciativa” a Sánchez en el proceso de negociación, ya que el líder socialista es el candidato al que el Rey encargó la investidura.

Los equipos del PSOE y de Ciudadanos vuelven este miércoles a reunirse. Sánchez agradeció “su disposición”, así como la de IU, Compromís “y todas las fuerzas que dialogan”.

Más información