Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos pide subir los impuestos en 28.000 millones para gasto social

El partido de Iglesias propone incrementar la inversión hasta 96.000 millones en 2019

Nacho Álvarez, de Podemos, en el Congreso. ULY MARTÍN

La dirección de Podemos quiere aumentar el gasto público, según el modelo de economía expansiva que defiende el partido de Pablo Iglesias, hasta los 96.000 millones de euros en 2019. Es decir, la formación busca que la "dotación presupuestaria" aumente progresivamente 24.000 millones de euros cada año de la legislatura para financiar los servicios sociales, según refleja el apartado económico del programa de Gobierno que este lunes ha enviado al PSOE.

La reforma fiscal es una de las principales fuentes de ingresos del Estado para incrementar el gasto en sanidad, educación, protección social —mejora de las pensiones y el plan de renta garantizada—, un proyecto de transición energética e inversión en I+D+i.

Con esa reforma Podemos pretende recaudar 28.000 millones de impuestos en 2019: unos 10.000 millones en IRPF, unos 12.000 millones en Impuesto de Sociedades, 2.000 millones en Patrimonio y Sucesiones y 8.000 millones en otros tipos. La relajación del IVA sería, a lo largo de la legislatura, de 4.000 millones de euros. La subida del IRPF sería para rentas de más de 60.000 euros.

Un tipo del 55% para más de 300.000 euros

La formación ha centrado buena parte de su documento de propuestas en la agenda social y en la economía, en la que, entre otros, ha trabajado el economista y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Nacho Álvarez. Es decir, en los apartados en los que esperan coincidir con los socialistas Podemos quiere "una reforma fiscal que aumente la capacidad recaudatoria del Estado y su progre­sividad, por la vía del incremento de las bases tributarias y los tipos efectivos y la eliminación de incentivos y beneficios fiscales injustos e ineficientes". "A partir de 60.000 euros de base imponible", por ejemplo, "se aumentará el número de tramos del IRPF y el tipo marginal de cada tramo desde el 45% actual has­ta un 55% para rentas superiores a 300.000 euros anuales".

El partido propone, además, reformar "en profundidad" el impuesto de sociedades, con unos tipos efectivos realmente próximos a los tipos nominales, que se fijarán en el 30%, y se establecerá un tipo mínimo para las grandes empresas y un tipo diferencial para los beneficios distribuidos y los beneficios reinvertidos, que será del 25%. Con respecto al IVA, promete aplicar "el tipo superreducido del 4% de IVA a un mayor número de alimentos y bebidas no alcohólicas, y el tipo reducido del 10% a todos los suministros básicos (calefacción, gas, electricidad) que actual­mente no lo tienen".

La formación calcula, además, una recaudación de 12.000 millones de euros en la lucha contra el fraude fiscal y cuenta con que el Estado ingrese 29.700 millones como consecuencia del crecimiento económico durante la legislatura, y 26.300 millones por el nuevo calendario de reducción del déficit público, que pide renegociar con Bruselas. Su propuesta sobre déficit defiende que el calendario se flexibilice progresivamente para situarse por debajo del 3% en 2018 y en el 2,2% en 2019.

La subida del IRPF sería para rentas de más de 60.000 euros.

Más información