Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sánchez traslada a ERC y DiL que nunca aceptará un referéndum

Los 17 diputados de los partidos independentistas en el Congreso votarán en contra de la investidura del aspirante socialista si no acepta una consulta soberanista en Cataluña

Pedro Sánchez durante la rueda de prensa. ATLAS / ULY MARTÍN

Los nueve diputados de ERC y los ocho de Democràcia i Llibertat (DiL) votarán en contra de la investidura del socialista Pedro Sánchez a la presidencia si no acepta la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. Sánchez ha expresado este martes a los representantes de ambos partidos, que aspiran a la secesión de Cataluña, que “nunca, nunca” aceptará una consulta soberanista y recordó que sería inconstitucional. “Aquellos, como Podemos, que ofrecen una fórmula como el derecho a decidir, deben saber que la Constitución no reconoce la fragmentación de la soberanía nacional”, zanjó Sánchez.

El aspirante socialista no dejó lugar a dudas y mostró su oposición frontal a la celebración de un referéndum en Cataluña en las reuniones que mantuvo, por separado, con los dos partidos independentistas catalanes en el Congreso. “A lo mejor tengo que decirlo en otro idioma: no es que el PSOE no quiera que la sociedad catalana no vote, pero la Constitución no reconoce la fragmentación de la soberanía nacional. La sociedad catalana no se merece una votación para decir sí o no a su permanencia en España, sino una reforma constitucional”, expresó el secretario general del PSOE.

El dirigente socialista explicó a ERC y DiL que no busca su respaldo en la votación de investidura, fijada para el 3 de marzo (si no resulta elegido por mayoría absoluta, la votación se repetiría el día 5, en la que podría ser proclamado presidente por mayoría simple). Del discurso de Sánchez, al que acompañó en su reunión la diputada catalana Meritxell Batet, miembro del equipo negociador para los pactos, nada extrañó a sus interlocutores. Ninguna novedad escuchó este martes el portavoz de DiL, Francesc Homs, que asumió el discurso de Sánchez con aparente naturalidad. Mucho más expresivo se mostró el republicano Joan Tardà, quien tras su entrevista con Sánchez, “educada y cordial”, se preguntó cómo era posible que el socialista “no reconozca que Cataluña es una nación”.

“No busco el apoyo de estas formaciones a mi investidura, pero sí era importante recuperar el diálogo y la normalidad”, zanjó Sánchez, para quien “la deriva soberanista en Cataluña es un profundo error”, aseveró. “Nos ha dejado claro que nunca, nunca, nunca iba a aceptar un referéndum”, había señalado previamente el portavoz de ERC en la Cámara, Joan Tardà.

El secretario general del PSOE transmitió a ERC, según su portavoz, que no comparte la “hoja de ruta” secesionista y que, por tanto, no cuenta con ellos para lograr su investidura. El líder socialista quiso dejar claro que no les pide nada, ni siquiera la abstención. “Ni nos ha pedido nada ni nosotros le hemos ofrecido nada porque dos líneas paralelas no se encuentran”, dijo Tardà, preguntado por una posible abstención de ERC. “No me ha pedido el voto en un sentido ni en otro, porque le dicho que yo no le votaría. Si lo que hay es lo que se ve, nosotros vamos a votar que no”, manifestó Homs, quien exigió un referéndum como condición indispensable para abstenerse.

La novedad de la jornada es que la posición de ERC “será la misma” que la de DiL. “Tenemos un bien superior a preservar, el Gobierno de Cataluña”, argumentó Tardà, que eludió expresar con rotundidad el sentido de su voto aunque reconocía que es “imaginable” su posición vista la del PSOE. Todo hace pensar que el voto de las dos formaciones políticas será negativo.

“El referéndum es inexcusable y, con lo que conocemos de momento, nuestra posición es no. Si una cosa tan básica como resolver en democracia las cosas votando, si esto no se asume, ni siquiera podemos abstenernos”, señaló Francesc Homs.

18 intentos fallidos

Pero la última palabra de estas dos formaciones políticas no está dicha aunque la disyuntiva será el no o la abstención; nunca un voto afirmativo. “No vamos a pronunciarnos en nada hasta que sepamos con quién se casa Pedro Sánchez”, justificó Joan Tardà.

En el caso de que la posición de estas dos formaciones políticas fuera determinante para que las elecciones tuvieran que repetirse su posición no cambiaría. “Ese no es nuestro problema; nos da igual si las elecciones tienen que repetirse”, señaló Tardà.

La posición de Podemos en defensa de un referéndum para Cataluña les pareció estimable a estos parlamentarios, aunque el portavoz de ERC aprovechó para hacer un recordatorio de los intentos por acordar con el Estado la celebración de esa consulta. “Lo hemos intentado 18 veces y siempre ha sido que no; si Podemos lo consigue, chapeau”, señaló el portavoz republicano.

Ninguno de los representantes de estas fuerzas que aspiran a la secesión de Cataluña se mostró receptivo a la propuesta de reforma constitucional de Sánchez. “Ofrece una mínima reforma para un mínimo Estado federal”, señaló Tardà.

“Ausentarse y abstenerse sería lo mismo”

La opción preferida para los dirigentes territoriales del PSOE es que los independentistas de ERC y Democràcia i Llibertat votaran en contra de la investidura de Pedro Sánchez. La posibilidad de que pudieran abstenerse, beneficiando de esta manera al aspirante socialista, no causaría agrado. Dentro de esta variable, se contempla incluso que ERC y DiL se ausentaran en el momento de la votación.

"Ausentarse y abstenerse a efectos prácticos sería lo mismo. Es una diferencia de orden estético. No vamos a dejar de ser diputados si nos ausentamos de una votación. ¿Qué consecuencia tendría? Exactamente la misma. Veo exactamente igual una cosa que la otra”, ha sostenido Francesc Homs, portavoz de Democràcia i Llibertat. Su homólogo de ERC, Joan Tardà, tampoco ha descartado la posibilidad de que los 17 parlamentarios independentistas catalanes no acudan a la votación de investidura, aunque dio a entender que es una opción remota. “Ni nos lo hemos planteado. No tiene sentido”, ha señalado.

Más información