Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Iglesias quiere el referéndum catalán en la primera parte de la legislatura

El partido de Iglesias reclama la vicepresidencia y el control del CIS, el CNI y el BOE

Pablo Iglesias (c), acompañado por Nacho Álvarez y la diputada Carolina Bescansa, durante la presentación. Uly Martín

La presentación de la contraoferta de Podemos al PSOE para negociar con Pedro Sánchez un Gobierno de coalición acabó este lunes tensando las relaciones entre ambas fuerzas. La convocatoria de un referéndum de autodeterminación “con garantías” en Cataluña, que figura como “imprescindible” en el documento, y el diseño de una estructura de Gobierno que atribuye a Podemos competencias estratégicas en la vicepresidencia, alejan la posibilidad de un acuerdo con los socialistas, aunque Pablo Iglesias aseguró que se va a “dejar la piel” en intentarlo.

La contraoferta que la dirección de Podemos envió en la mañana de este lunes a Pedro Sánchez propone “correcciones urgentes” a la estructura del Estado y define con precisión las funciones que debería asumir Pablo Iglesias como vicepresidente, entre las que figuran el control del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el Boletín Oficial del Estado(BOE), como ya sucede en la actualidad.

Iglesias pide la abstención de Ciudadanos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias,  ha rechazado sin ningún tipo de matiz negociar con Ciudadanos un Gobierno de coalición con el PSOE, IU y Compromís. De hecho, sigue apremiando al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, para que abandone los contactos con el equipo negociador de Albert Rivera y se decante por Podemos. 

Pero Iglesias no descarta del todo el diálogo con la formación de origen catalán, ya que quiere pedirles la abstención, al igual que a DL, ERC y el PNV, en la sesión de investidura de Sánchez. Por esta razón ha enviado a Rivera su documento de propuestas -también lo quiere hablar con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy- para tratar de convencerle. 

El documento, de unas 100 páginas, también fija los objetivos del llamado Ministerio de Plurinacionalidad, que tendría la prioridad de resolver el encaje de Cataluña y el cometido de “impulsar el proceso de referéndum en Cataluña como objetivo en la primera etapa de Gobierno y cualesquiera otros procesos de consulta y referéndum en aquellas naciones que lo hayan planteado con especial intensidad”.

El texto —presentado en el Congreso de los Diputados por Iglesias, Carolina Bescansa, responsable del programa de Podemos, y el economista Nacho Álvarez— destaca como esenciales unos cambios de estructura del Estado y del Gobierno. El Ejecutivo que plantea Podemos tendría 15 ministerios, entre los que figuran Igualdad y Medio Ambiente que también propone el PSOE, una presidencia, ocupada por Pedro Sánchez, y una vicepresidencia, de la que se encargaría Iglesias. “En sí mismo”, señala la propuesta, “un Gobierno de coalición con Pedro Sánchez en la presidencia y Pablo Iglesias en la vicepresidencia supone un mecanismo de check and balance, control y contrapeso, es decir, una garantía de que en nuestro país se acabaron los rodillos y los gobiernos que no rinden cuentas”.

Podemos quiere asumir responsabilidades estratégicas en ese hipotético Ejecutivo de coalición con el PSOE, IU y Compromís, aunque Iglesias aseguró que ahora no toca hablar de sillones y dijo que espera reunirse con Sánchez en los próximos días. El líder de Podemos, que prometió que se reduciría “inmediatamente el salario” como vicepresidente, asumiría indirectamente también la responsabilidad sobre la comunicación del Gobierno a través de una secretaría de Estado específica, lo que ya está establecido, y una Secretaría de Estado de Lucha contra la Corrupción y el Crimen Organizado “para enfrentar desde la acción de Gobierno una decidida lucha contra la corrupción”. El documento también plantea la elección por consenso de 79 cargos clave de la Administración, desde el Gobernador del Banco de España al Fiscal General del Estado.

Ciudadanos

El secretario general de Podemos negó este lunes haber impuesto un veto a la negociación con Ciudadanos, aunque no ha constituido todavía un equipo negociador porque espera a que Sánchez corte los contactos con Albert Rivera.

No obstante, Iglesias abrió la puerta a mantener un diálogo con esa formación para pedirle la abstención, al igual que hará con Democràcia i Llibertat, ERC y el PNV. Por esta razón, envió también a Rivera su documento de propuestas y afirmó que lo quiere discutir, además, con Mariano Rajoy, aunque de él no espera ninguna colaboración. 

Más información