Política

Bárcenas denuncia al PP por maltrato laboral ante el Ministerio de Trabajo

La Inspección General del ministerio cita mañana al partido para contrastar la denuncia

El extesorero cree que la entrada en su despacho fue un "atentado a su intimidad"

Bárcenas, a su salida de la Audiencia Nacional, donde declaró para aclarar la fortuna acumulada en bancos suizos. / Samuel Sánchez

El extesorero del PP Luis Bárcenas presentó este miércoles una denuncia por maltrato laboral contra el partido para el que llevó y gestionó sus cuentas durante casi 20 años. Bárcenas tramitó la denuncia ante la Dirección General de Trabajo en Madrid porque considera que el comportamiento del PP la semana pasada, cuando tomó la decisión de vaciar el despacho en el que había situado sus pertenencias y ordenadores desde que en marzo de 2010 fue apartado de sus responsabilidades por el caso Gürtel, constituye "un atentado a su intimidad como trabajador". La Dirección Provincial de Trabajo ha remitido ya la denuncia a la Inspección General de Trabajo, que depende directamente del Ministerio de Trabajo que dirige la ministra Fátima Báñez.

La primera consecuencia de esta denuncia de Bárcenas ya se ha producido. La Inspección General de Trabajo ha citado para mañana mismo al PP para contrastar los datos aportados en su queja por el extesorero durante 18 años de ese partido. Se desconoce qué cargo del PP acudirá a esa reunión. Bárcenas lleva enfrentado con la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, desde que se destapó su implicación en el caso Gürtel.

Con esta nueva medida el extesorero del PP, Luis Bárcenas, continúa su ofensiva jurídica y laboral contra el partido que le despidió tras conocerse su fortuna personal en Suiza y publicar EL PAÍS sus papeles manuscritos. El extesorero del PP estuvo cobrando casi 250.000 euros brutos al año del PP como asesor desde 2010, pese a estar imputado en el caso Gürtel por graves delitos de corrupción.

El mismo día que EL PAÍS publicó la contabilidad que manejaba Bárcenas, donde registró donaciones empresariales, muy por encima de los límites establecidos por la ley, y pagos periódicos (trimestrales o semestrales) a la cúpula del partido, el PP optó por darle de baja en la Seguridad Social y rescindir su contrato laboral. Solo dos semanas antes, la Audiencia Nacional hizo pública la fortuna no declarada al fisco español que Bárcenas ocultaba en una cuenta suiza, donde llegó a acumular, según su propio testimonio, hasta 38 millones de euros.

El extesorero presentó la semana pasada, el mismo día en que tuvo que acudir a declarar por el caso ante la Audiencia Nacional, una demanda por despido improcedente contra el PP en la que sostenía que nadie del partido le había comunicado esa circunstancia y que se había enterado de la misma por las noticias aparecidas en la prensa. En la misma reveló que el PP le había mantenido a sueldo como asesor hasta este pasado 31 de enero con una paga mensual de 21.300 euros.  Solo unos días después, el pasado viernes, denunció en una comisaría de policía el robo de dos ordenadores que tenía en la sala Andalucía, un espacio situado en la tercera planta de la sede central del PP que Bárcenas utilizaba con frecuencia. La policía acudió esa misma tarde a la sede del PP para entregar la denuncia de Bárcenas y para intentar ratificar si su teórico despacho había sido forzado, hecho que negó ante los agentes Alberto Durán, el abogado y asesor jurídico de Cospedal que realizó el traslado de sus enseres profesionales.

Tras esa denuncia, el extesorero del PP ha incorporado ahora esta demanda por maltrato laboral ante la Inspección de Trabajo.

Ahora la Inspección de Trabajo tiene que acudir a la sede del PP

Manuel V. Gómez

Cuando la Inspección de Trabajo recibe una denuncia por acoso laboral, lo primero que tiene que hacer es personarse en la sede de la empresa. En este caso, donde debe acudir el inspector, una vez el extesorero Luis Barcenas ha demandado, es en la sede del PP. Allí lo que hará será, en primer lugar, la evaluación de riesgos laborales que debe tener toda empresa. En ese catálogo tienen que incluirse también los riesgos psicosociales.

No es habitual que la Inspección detecte una situación de acoso laboral, ya que esta no suele darse a los ojos de los compañeros. Este tipo demandas suelen acabar en los tribunales. No obstante, las sanciones por este tipo de denuncias incluyen todo el abanico que recoge la Ley de Infraciones y Sanciones en el Orden Social, desde leve hasta muy grave.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana