Política

Bárcenas demanda al PP por despido improcedente

El extesorero afirma que desde marzo de 2010 hasta el 31 de enero de 2013 fue asesor del PP

El partido le pagaba 21.300 euros al mes, incluido el prorrateo de las pagas extras

El exgerente asegura en la demanda que su formación le dio de baja sin su consentimiento

Bárcenas entrega su pasaporte en la Audiencia Nacional. Luis Bárcenas se ha presentado esta tarde en la Audiencia Nacional para entregar su pasaporte al juez Pablo Ruz en cumplimiento de las medidas cautelares que le impuso tras considerar que existe un "riesgo fundado" de que quiera eludir la acción de la Justicia. / Foto: SAMUEL SÁNCHEZ | Vídeo: ATLAS

Luis Bárcenas interpuso ayer una demanda por "despido improcedente" contra el PP, el partido para el que trabajó y manejó las cuentas durante 31 años, según ha conocido EL PAÍS de fuentes jurídicas. El exgerente y extesorero del PP no solo emprende así la vía jurisdiccional laboral contra su partido sino que, además, revela algunos datos que contradicen las versiones oficiales ofrecidas hasta ahora. Bárcenas sostiene que trabajó para el PP como asesor desde marzo de 2010 (cuando oficialmente abandonó su relación laboral con el PP) hasta el pasado 31 de enero, cuando fue dado de baja sin su consentimiento. Durante ese tiempo, percibió "21.300,08 euros brutos al mes, incluido el prorrateo de las pagas extraordinarias".

El propio presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, quiso destacar la semana pasada, sin citar su nombre, que Bárcenas había dejado de tener hace años responsabilidades y relación con el partido. Ayer mismo, en una confusa comparecencia, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, explicó que en marzo de 2010 los servicios jurídicos del partido habían "pactado" con el aludido una solución a su relación laboral que denominó "indemnización por despido diferido", algo que la legislación laboral vigente no permite sin una sanción muy grave. En los días anteriores el PP había asegurado que esa relación se había roto y que se había procedido a un "finiquito prorrateado".

El extesorero del PP rubricó su demanda de despido improcedente previa a la vía jurisdiccional laboral el pasado 19 de febrero, justo después de regresar de su último viaje al extranjero (Canadá) y tras conocer que la actual secretaria general, María Dolores de Cospedal, había tramitado contra él una demanda por el derecho al honor. Sin embargo, Bárcenas no presentó la demanda de despido improcedente contra el PP hasta ayer mismo, 25 de febrero, el día que tenía señalado en su calendario de retos judiciales, cuando pasó varias horas en la Audiencia Nacional declarando ante el juez Pablo Ruz por un posible delito fiscal tras saberse que llegó a acumular más de 22 millones de euros en una cuenta en Suiza. Tras su paso ayer por la Audiencia confesó que su fortuna oculta llegó a alcanzar los 38 millones de euros.

En la demanda por despido, Bárcenas empieza por relatar como hechos relevantes su historial dentro del PP. Cuenta ahí que empezó a trabajar en ese partido el 2 de marzo de 1982, "con la categoría de licenciado", y detalla que tuvo los cargos de gerente nacional hasta el mes de junio de 2008, fecha en la que se celebró el polémico congreso nacional del partido en Valencia que encumbró como presidente y líder a Mariano Rajoy con fuertes tensiones internas. Fue entonces cuando Rajoy le ascendió a la categoría de tesorero, hasta que saltó en febrero de 2009 el caso Gurtel. Bárcenas aguantó unos meses en el puesto hasta que Rajoy forzó finalmente su apartamiento del cargo de tesorero, tras su imputación por cohecho y después de recibir múltiples presiones, entre ellas, de la nueva número dos, Dolores de Cospedal.

La demanda de Bárcenas contradice las sucesivas versiones que el PP ha ofrecido en las últimas semanas sobre cómo se ejecutó su salida final del partido y hasta su ruptura laboral. Empieza por confesar que, tras conocer por las noticias aparecidas en los medios de comunicación que el PP le había despedido, se interesó por su vida laboral y así pudo comprobar que el pasado día 18 de febrero la empresa para la que trabajó tanto tiempo, 31 años, le había dado de baja de la Seguridad Social el 31 de enero de 2013, el mismo día en que EL PAÍS publicó la supuesta contabilidad oculta del PP.

El extesorero del PP considera improcedente esa baja "causada por la empresa", realizada sin su consentimiento, ni autorización, "toda vez que todavía hasta la fecha el que suscribe no ha tenido conocimiento de que la empresa haya prescindido" de sus servicios, "ni haya extinguido" su relación laboral con él. 

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Avatar
Periodista de investigación de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana