Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP contraataca y siembra dudas sobre la financiación de Ciudadanos

Los populares, en plena batalla con Rivera, llevan las cuentas de su socio de investidura al Senado

La escalada de tensión en el centroderecha abre un nuevo capítulo. En plena batalla con Albert Rivera por su alza en los sondeos, la dirección del PP ha dado el visto bueno para impulsar dos sesiones monográficas sobre las cuentas de Ciudadanos en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos en el Senado, donde los populares tienen mayoría absoluta. La primera jornada se celebra este jueves y el partido de Mariano Rajoy ha llamado a declarar a un grupo de ponentes extremadamente críticos con la cuarta fuerza política, que responde calificando la estrategia del PP como una "pataleta" para "enfangar".

José Manuel Villegas y Albert Rivera, este martes en el Congreso. En vídeo, declaraciones de Juan Bravo, diputado del Partido Popular. VÍDEO: ATLAS

Todos los jueves hasta Semana Santa, el PP, desde el Senado, fiscalizará las cuentas del resto de los partidos. De entrada dedicará este y el próximo a sesiones monográficas sobre Ciudadanos. En su último informe, el Tribunal de Cuentas no dio el visto bueno a los ingresos y gastos del partido de Albert Rivera, lo que ha dado alas al Grupo Popular para interrogar y pedir explicaciones. "Ciudadanos debe explicar las múltiples falsedades contables detectadas", señala el senador Luis Aznar, nombrado por la cúpula del PP como portavoz para la investigación de las cuentas del resto de formaciones.

Al suyo, al PP, ya se le investiga en el Congreso y la creación de esta comisión en la Cámara alta es la réplica a la iniciativa de los demás a investigar solo a los populares. Desde el Senado, el PP con su mayoría absoluta ejerce en solitario la investigación sobre los demás, ya que el resto de los portavoces se han negado a formar parte de esa comisión. Este toma y daca se ha visto alterado con el informe del Tribunal de Cuentas sobre Ciudadanos. En base a este texto, el PP llama por segunda vez al tesorero de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, para que responda a las apreciaciones del tribunal "que son contradictorias con las declaraciones que hizo en la comisión", justifica Aznar. En la cúpula del PP reconocen que no esperaban encontrarse con esta información oficial negativa para el partido de Albert Rivera y que van a aprovecharla al máximo. Los populares tienen establecido los días 15 y 22 de este mes para examinar a su socio de investidura con la presencia de interlocutores en los que buscan conocer "todo lo desconocido que hay en las finanzas de Ciudadanos", señalan fuentes del PP.

Este jueves pasará por la comisión, por ejemplo, Carlos José Delgado Pulido, autor del libro Albert Rivera es un lagarto de V, para quien "el PP llega tarde si pretende, con estas sesiones, cortarle las alas a Ciudadanos". "Hace dos años ya se sabía esta información y no la usó porque le necesitaba”, apunta este concejal de Unión por Leganés —formación local que colaboró en las europeas de 2014 con Ciudadanos—, antes de anticipar que, entre otros asuntos, relatará a los senadores "el oscuro episodio” de los comicios europeos de 2009, cuando Rivera se alió con Libertas y "obtuvo financiación de un magnate irlandés".

Antes que él pasará por la comisión Inmaculada Sánchez, presidenta de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas (PGC's), una agrupación de exafiliados; y el abogado Alberto Ganga, que firmó la denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción por la supuesta financiación ilegal de Ciudadanos. Todos contrarios a la dirección de Rivera por distintas razones. "Desde los grupos municipales y autonómicos, desviaban una partida a una cuenta de la formación en Madrid", señala este letrado, que no dudará en decir esto mismo este jueves en la comisión.

En la sesión del siguiente jueves comparecerán dos consejeras del Tribunal de Cuentas por el informe elaborado por este organismo y, después, el tesorero de Ciudadanos para confrontar la información de las consejeras con sus apreciaciones.

Desde Ciudadanos, en plena batalla con los populares, la situación se vive con incomodidad y responden con la dura línea emprendida desde las elecciones catalanas del 21 de diciembre. "Es una nueva muestra del nerviosismo del PP, no solo por las encuestas, sino también por el invierno judicial que está llevando, con acusaciones de unos a otros", replican fuentes de la cúpula de Ciudadanos. "Es la estrategia del ventilador con la que siempre responde a sus escándalos de corrupción y en vez de apartar a sus imputados, regenerarse, colaborar con la Justicia y tomar medidas para acabar con esta lacra, intenta enfangar", añaden estas mismas fuentes, antes de referirse a los dirigentes del partido conservador inmersos en casos de corrupción y que estos días "desfilan [ante los tribunales], reconocen mordidas en negro y financiación irregular", en referencia a las declaraciones de imputados de las últimas semanas, tanto en Valencia como en Madrid.

Cuentas “abiertas en canal”

De hecho, pese a que el PP niega toda financiación ilegal, los populares reconocen que sus cuentas "están abiertas en canal". Pero, por ello, no dejarán de defenderse ante los ataques de otros partidos que, según repiten en las filas del PP, deben ser investigados.

Un anticipo se ha producido este martes en el Congreso en la comparecencia del presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, para explicar su último informe sobre la contabilidad de los partidos. Ciudadanos fue el único de las cuatro fuerzas principales que no pasó el examen. "Cuando [los informes] les afectan a ustedes, los rebajan a meros errores administrativos", reprochó el popular Juan Bravo, que añadió: "¿Se acabó Ciudadanos por tener irregularidades en su gestión? No arrastren más los pies. ¿Quién va a asumir responsabilidades y dimitir? Rivera debería", señaló el diputado popular, parafraseando las peticiones de dimisión que Ciudadanos formula al PP.

Más información