Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría, al PSOE: “Nosotros estaremos aquí hasta el final”

La vicepresidenta cuestiona las citas "para rellenar" de Sánchez y pide un pacto "racional"

Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros, este viernes.

Ni el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ni la vicepresidenta ni fuentes oficiales de su equipo en La Moncloa son capaces de concretar cuándo se producirá la desde hace semanas prometida llamada del líder del PP al del PSOE. Ni siquiera si se producirá o si ocupará ese hueco con alguna charla con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. La agenda de Rajoy está muy vacía, los Consejos de Ministros se suceden sin apenas acuerdos ni iniciativas y en su entorno se contentan con asegurar que destinará este tiempo a explicar, en actos de partido, el contenido de los cinco pactos de Estado que le ofreció al PSOE para un Gobierno de gran coalición. La reconocida capacidad de esperar de Rajoy se ha extendido a todo el Gobierno. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ratificó este viernes esa posición: "Nosotros vamos a estar aquí hasta el final. No se trata de rellenar el tiempo, sino de hacer algo sensato por el país".

Otra semana más, y en la práctica está sucediendo así casi desde las elecciones del 20 de diciembre, el Gobierno de Rajoy ha celebrado un Consejo de Ministros que se fue de vacío. Acuerdos de trámite y estudios de conveniencia por departamentos como el que este viernes preparó sobre los apoyos para la condonación de la deuda del Estado español con el de Cuba el equipo del ministro de Economía, Luis de Guindos.

La vicepresidenta en funciones aprovecha luego sus comparecencias, cada vez más selectivas y arbitrarias a la hora de conceder preguntas, para hacer política de partido a favor de la gran coalición del PP con el PSOE que Rajoy lleva propugnando desde después de las elecciones del 20-D. La número dos del Ejecutivo no pudo, sin embargo, ni concretar la fecha de la presunta llamada que Rajoy quiere hacer en algún momento a Sánchez y justificó esa laguna informativa en que el líder socialista sigue empeñado en explorar sus posibles acuerdos con Podemos y Ciudadanos. "No se trata de entretener a la gente. No es cuestión de fotos, sino de gobernar, de llegar a acuerdo", enfatizó Santamaría.

Se sobreentiende, por tanto, que Rajoy esperará a que fracasen esos contactos de Sánchez con Iglesias y Rivera para retomar la actividad telefónica. Aunque Santamaría no quiso ser tan explícita, sí precisó que el PP no está dispuesto a promover "rodajes televisivos" y que prefieren "llevar estas cosas con seriedad porque a este país lo que le va bien son las políticas serias y de crecimiento y creación de empleo". Lo único que repitió la vicepresidenta es que Rajoy y su propuesta de gran coalición necesitan al PSOE para salir adelante y que no sirve de nada encontrarse mientras tanto con Rivera: "La aritmética es tozuda".

La vicepresidenta y otros altos cargos del Gobierno del área económica próximos a Rajoy sí aprovecharon la comparecencia de este viernes tras el Consejo de Ministros para advertir de que otras políticas y pactos entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos son más arriesgados en los aspectos económicos y para relacionar esa acusación con las constantes advertencias de Bruselas y la Comisión Europea contra las desviaciones del déficit público en España. En el equipo de Rajoy en La Moncloa remarcan que la Administración central del Estado ha cumplido sobradamente con sus objetivos de déficit y que han sido las comunidades autonómicas, especialmente en el último trimestre de 2015, las que han caído en el descontrol del gasto.

Para esgrimir las bondades de una alianza "prudente, oportuna y racional para el país" del PP con los socialistas la vicepresidenta sí admitió incluso que se podrían poner en cuestión los topes que tiene marcados Bruselas sobre el gasto público en España. "Podemos discutir de décimas del déficit público con el PSOE, pero esa opción no tiene riesgos", señaló Santamaría.

Más información