Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy ultima una ‘oferta política’ para negociar con Sánchez y Rivera

El presidente en funciones prepara un catálogo de propuestas para basar su apuesta por la gran coalición ante ambos líderes

El equipo de Mariano Rajoy en La Moncloa trabaja para ultimar un documento que el presidente en funciones pueda presentar mañana jueves, primero, al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el viernes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Rajoy no quiere limitarse a reiterar en ambos encuentros, los primeros que celebrará cara a cara con ambos dirigentes tras los que impulsó la semana después de las elecciones del 20-D, una oferta genérica a favor de la gran coalición de partidos constitucionalistas “con una agenda moderada”. El líder popular quiere concretar un catálogo de propuestas que tanto Sánchez como Rivera podrían asumir ideológicamente.

El nivel de concreción de esas ideas de Rajoy sobre el futurible programa de gobierno de la gran coalición moderada que sumarían 253 diputados entre los parlamentarios actuales del PP, el PSOE y Ciudadanos podría avanzarse algo en el discurso que tiene pensado dar hoy a los senadores populares. Los principios de esa oferta tienen que ver con mantener la actual senda económica y los compromisos europeos, la prioridad en crear empleo, la unidad de España y pactos de Estado como el de la educación o la consolidación y mejora del Estado del Bienestar. Muchos de esos aspectos figuran también en los programas electorales y en las promesas que están difundiendo estos días los representantes del PSOE y Ciudadanos.

El documento de trabajo para Rajoy no incluye de partida la opción de abordar la reforma de la Constitución, que es un plan que se reserva para negociar a posteriori ya en una ponencia del Congreso si PSOE y Ciudadanos acceden a ese gobierno. El PSOE tampoco ha entrado al detalle en esa demanda que sí figuraba en su programa y Ciudadanos tiene muchas dudas sobre qué tipo de cambios y aliados se podrían encarar en esa presunta reforma constitucional.

Rajoy y su equipo saben de entrada que Sánchez y Rivera no van ni a aceptar esa oferta general ni a negociar ninguno de sus puntos, porque están ahora en otro apartado de su propia negociación. Pero el PP pretende evitar que cale la sensación de que Rajoy no hace nada, no negocia con nadie, no se mueve de sus posiciones y no tiene contactos. Por eso, y pese a que se discutió la oportunidad tras el trato humillante que se considera que ha recibido por parte del secretario general del PSOE en estas semanas, Rajoy sí acudirá finalmente mañana a verse con Rivera y el viernes por la tarde con Sánchez en el Congreso.

Los gabinetes de ambos dirigentes han cerrado ya la hora de esa cita del viernes, las cinco de la tarde, y el emplazamiento general, el Congreso de los Diputados, pero en el PP pretenden encontrar un acomodo para la reunión más neutral que el que ha usado hasta ahora Sánchez para verse con los demás líderes políticos.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el portavoz parlamentario, Rafael Hernando, avanzaron ayer que Rajoy acudirá “con la mano tendida” para exigir sobre todo a Sánchez responsabilidad, “estabilidad y certidumbre” ante la situación que están viviendo en estas jornadas tanto la bolsa como los mercados y que no desprecie a los siete millones de votantes del PP.

Más información