Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sánchez pedirá al PP que sea “leal” en la oposición

El líder socialista reclamará apoyos en temas de Estado como la reforma constitucional o la educación

No le pedirá nada para su plan inmediato, la investidura a la presidencia del Gobierno, pero sí para el futuro cercano. Este es el planteamiento de Pedro Sánchez para la entrevista que mantendrá el viernes con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

El político socialista le pedirá una oposición leal en temas de Estado y que se involucre en los grandes temas de Estado y en reformas de gran calado como la constitucional y un pacto por la Educación. Esta será una reunión distinta y distante en comparación a las que ha celebrado el candidato socialista a la presidencia con los representantes de otras fuerzas políticas a los que les ha pedido el apoyo y el voto para su investidura, si consiguen alcanzar un acuerdo en torno a un programa de reformas. A Rajoy no le entregará ese documento.

No pedirá su voto

El texto programático está pensado y redactado como base para la negociación y el PP no está incluido entre las fuerzas políticas con las que Sánchez pretende formar una mayoría “para el cambio”.

No le pedirá el voto, al igual que él se lo negó a Rajoy de antemano. “Le pediré al señor Rajoy que tenga el mismo comportamiento en temas de Estado que hemos tenido los socialistas”, apunta Pedro Sánchez aunque piensa que ya hay motivos para el reproche severo. “Es muy grave”, según Sánchez que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, extienda en foros internacionales la opinión de que un Gobierno del PSOE y de Podemos entrañaría la salida de España de la coalición internacional contra el yihadismo. La firma de un pacto en España para hacer frente frente al terrorismo islamista lo propuso Pedro Sánchez, como se encarga de recordar él mismo con frecuencia.

Los prolegómenos de las entrevista no anuncian una reunión distendida aunque probablemente directa y sin tapujos. Los reproches se suceden incesantes desde que Sánchez se negara a escuchar la oferta de pacto que le ofrecía Rajoy con el objetivo de que los socialistas facilitaran un gobierno del PP. O gobierna el PP o gobierna el PSOE, señalan en la dirección socialista donde no ven opción alguna a la colaboración. Y en el rechazo al PP hay unanimidad interna.