Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PP pide formalmente que la investidura sea el 22 de febrero

Los populares consideran "de todo punto arbitrario" el plazo de un mes que pide Sánchez para formar un Gobierno

El PP mantiene su estrategia para presionar al presidente del Congreso, Patxi López, para que agilice los plazos para el debate de investidura y, por tanto, para acortar el tiempo para la negociación que encabeza Pedro Sánchez, líder del PSOE.

Los populares han registrado un escrito dirigido a la Mesa del Congreso para pedir formalmente que ese debate se celebre el 22 de febrero, sin esperar al mes que pidió Sánchez para negociar. El PP podría tener el apoyo de Podemos que, ya el martes, se pronunció en la Mesa en favor de acelerar los plazos.

"Respetaremos la decisión del presidente del Congreso", ha dicho Pablo Iglesias tras entrevistarse con Pedro Sánchez, aunque ha explicado que quiere que la investidura sea cuanto antes.

La convocatoria del pleno de investidura es potestad del presidente de la Cámara, según el artículo 170 del Reglamento del Congreso que señala que "en cumplimiento de las previsiones establecidas en el artículo 99 de la Constitución, y una vez recibida en el Congreso la propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno, el presidente de la Cámara convocará el pleno".

El PP entiende en su escrito que ese artículo tiene "como objeto recordar la obligación de la presidencia de convocar el Pleno una vez cumplidos los requisitos previos reglamentarios, es decir, una vez recibida la propuesta del candidato".

La iniciativa del PP, que no discute la potestad del presidente, sirve para que el asunto se debata en la Mesa y la Junta de Portavoces del martes. Añade que "la investidura no puede quedar al albur del presidente de la Cámara" y explica que "habiéndose recibido la propuesta de candidato de su majestad el Rey el martes 2 de febrero, parece de todo punto arbitrario y carente de un mínimo de razonabilidad que el presidente de la Cámara decida suspender la tramitación de la propuesta de su majestad durante más de un mes".

Hay un precedente en 1996, cuando el entonces presidente del Congreso, Federico Trillo, del PP, recibió el 12 de abril el escrito del Rey para que José María Aznar se sometiera a la investidura y le dio hasta el 2 de mayo para celebrar el pleno y para que pudiera negociar con CiU, PNV y Coalición Canaria.

López dijo que daría tiempo para negociar a Rajoy cuando se esperaba que fuera designado por el Rey.

El PP se remite a otro artículo del reglamento, el 54, que establece que "el Pleno del Congreso será convocado por su presidente, por propia iniciativa o a solicitud, al menos de dos grupos parlamentarios o de una quinta parte de los miembros de la Cámara". Este artículo se aplica a todos los demás plenos, pero el de investidura tiene un tratamiento diferente en el citado 170.

El escrito del PP concluye que "en la medida en que el orden del día de la investidura no requiere ser fijado por el presidente de acuerdo con la Junta de Portavoces, al tratarse de un pleno cuyo contenido está fijado reglamentariamente por el propio artículo 170 —de hecho, en las legislaturas anteriores, el orden del día del pleno de investidura no se ha fijado por la Junta de Portavoces—, el presidente tiene por lo tanto la obligación de convocar dicho pleno de investidura, cuando así lo solicite la quinta parte de la Cámara".

Más información