Rajoy responde a Ciudadanos: “Nadie le dice al PP lo que tiene que hacer”

El presidente mantiene que "llegará el momento" en que Sánchez quiera hablar con él

Rajoy en la junta directiva del PP de Castilla y León. Foto: EFE / Vídeo: REUTERS-LIVE!

Mariano Rajoy se revolvió este viernes contra quienes piden su retirada para favorecer un acuerdo, especialmente contra Ciudadanos que, tras el último escándalo de corrupción del PP en Valencia, le señala como obstáculo. “Nadie nos va a decir lo que tenemos que hacer. Lo que haga el PP lo decidirá el PP”. Sus palabras, en cualquier caso, no sirvieron para despejar el debate, porque Rajoy no reivindicó en ningún momento su candidatura a la presidencia del Gobierno, sino el derecho de su partido, el más votado el 20-D, a hacerlo.

Antes de cederle el turno de palabra en Valladolid, ante la junta directiva del PP de Castilla y León, el presidente regional, Juan Vicente Herrera, se dirigió a Mariano Rajoy para manifestarle “todo el apoyo y cariño” del partido. Lo repitió hasta tres veces y la última le respondieron con un largo aplauso. El PP trató de resistirse, pero ya les resulta imposible desviar el debate sobre la retirada de su líder y si debe marcharse para facilitar acuerdos.

Todos los días alguien del partido tiene que responder sobre el cuestionado liderazgo de Rajoy, como la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría: “No va a ser así”, dijo este viernes, cuando le preguntaron si Rajoy cedería su puesto a otro, como pide Albert Rivera.

Pero el más interesado tampoco pudo o quiso este viernes despejar esa duda. Rajoy se revolvió contra los que le señalan como obstáculo para llegar a acuerdos, pero de una forma tan ambigua que su propio gabinete tuvo que aclarar después que seguía firme su candidatura a presidir el Gobierno. “Este es un partido serio y está para pocas bromas. Toma sus propias decisiones y nadie nos va a decir lo que tenemos que hacer porque lo tenemos muy claro. No estamos en España para inventos, para poner al quinto de la lista, para traer a uno de fuera... El PP va a seguir, y eso cuesta, manteniendo su independencia”, dijo. “El PP mantiene su candidatura porque fue el partido más votado”, repitió varias veces sin hablar en ningún momento en primera persona o reivindicarse como candidato.

Rajoy admitió que los ciudadanos les habían “castigado” por la corrupción en las urnas —perdieron 3,6 millones de votos el pasado 20-D— y que “a lo mejor” no habían sido “todo lo diligentes” que debían haber sido para atajarla. Pero aseguró que ahora “quien no haga lo que es debido, se va” e interpretó las críticas compartidas por las fuerzas políticas tras las detenciones en Valencia como una “causa general” contra el PP. “No lo vamos a aceptar de ninguna de las maneras. Aquí hay mucha gente decente y honrada”. Herrera, por su parte, calificó de “indigno” el comportamiento de Pedro Gómez de la Serna, el diputado investigado por la Audiencia Nacional por el cobro de comisiones, y pidió a Rajoy que buscara fórmulas legales para recuperar su escaño. De la Serna salió elegido por Segovia después de que en plena campaña electoral el PP le abriera un expediente disciplinario. Él pidió la baja en el partido y ahora en el Grupo Mixto.

Mensaje para Sánchez

Rajoy volvió a insistir en el pacto PP-PSOE-Ciudadanos como la única opción “sensata” frente al “disparate” de un acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que según él, no iría a ninguna parte porque los populares utilizarían su mayoría en el Senado para frenar sus iniciativas. Criticó al líder socialista por negarse a negociar con él —“Me parece increíble que hable con extremistas y con independentistas y no con los más de siete millones de personas que votaron al PP”—, pero confía en que el comité federal del PSOE este sábado cambie el escenario de negociaciones. “Que nadie se preocupe. Ese momento llegará”, dijo.

Más información