Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

PP y Ciudadanos vetan el grupo de IU, ERC y Bildu por buscar subvenciones

La Mesa alega fraude de ley: los diputados dijeron que se unían solo temporalmente

Izquierda Unida no podrá formar grupo parlamentario con ERC y Bildu, según acordó este miércoles la Mesa del Congreso. La decisión fue adoptada con los votos de PP y Ciudadanos en contra del informe de los letrados de la Cámara que habían dado su visto bueno. El motivo que esgrimieron es que el diputado de IU Alberto Garzón había asegurado públicamente que el grupo era solo instrumental: para cobrar la subvención y con la voluntad de pasar al Grupo Mixto en breve. ERC anunció que pedirá formar un grupo solo y, probablemente, PP y Ciudadanos accederán. Los dos diputados de IU quedarán en el Mixto.

El diputado de ERC Joan Tardá hoy en el Congreso. Foto: Bernardo Pérez / Vídeo: ATLAS

La Mesa del Congreso, con los votos de PP y Ciudadanos, rechazó este miércoles autorizar el grupo parlamentario que pretendían formar ERC, Bildu e Izquierda Unida-Unidad Popular. La razón esgrimida por los representantes de PP y Ciudadanos es la voluntad expresada por el cabeza de lista de IU, Alberto Garzón, de cometer un fraude de ley al haber anunciado públicamente que la creación del grupo es meramente instrumental, con el objetivo de cobrar las subvenciones a que da derecho, para irse inmediatamente al Grupo Mixto.

La Mesa, además, rechazó la solicitud presentada por los cuatro diputados de Compromís para conformar un grupo parlamentario propio, al margen del de Podemos. Las formaciones cuentan con tres días para presentar alegaciones a esta decisión y presentar una propuesta alternativa. La Mesa se pronunciará definitivamente la próxima semana y si no les permite configurar grupos propios, estos pasarán al mixto.

Patxi López hoy en rueda de prensa en el Congreso. Bernardo Pérez

La decisión sobre ERC, Bildu e IU fue adoptada por PP y Ciudadanos, frente a los representantes de PSOE y Podemos, pese a que el informe de los letrados aceptaba la creación del grupo. En concreto, propone “aceptar la declaración de voluntad y, de acuerdo con lo previsto en los artículos 23 y 24 del Reglamento, tener por constituido el Grupo de referencia, comunicándole el presente acuerdo. Asimismo, publicar en el Boletín Oficial de las Cortes Generales y dar traslado a los órganos directivos de la Secretaría General”.

El PP asegura que ERC sí cumple los requisitos, pero veta al grupo con IU y Bildu por ser una maniobra instrumental

La resolución de la Mesa habla expresamente de las declaraciones de Garzón anunciando su propósito de abandonar inmediatamente el nuevo grupo.

El PP y Ciudadanos aseguran que ERC sí cumple por sí solo los requisitos para tener grupo parlamentario propio, pero señala que lo ha vetado por el añadido, es decir, por formar parte de una maniobra meramente instrumental. Solo si se tiene grupo parlamentario se puede recibir la subvención por el envío de propaganda y papeletas en campaña electoral, lo que a IU le reportaría casi dos millones de euros.

La decisión de la Mesa es un mazazo inesperado para la coalición de izquierdas, en una complicada situación económica tras su desplome electoral el 20-D. En principio, IU tendrá que ir al Grupo Mixto. Otros tres diputados de IU fueron elegidos, pero integrados en las coaliciones catalana y gallega con Podemos e irán al grupo del partido de Pablo Iglesias.

PP y Ciudadanos aceptarán el recurso y el grupo si lo solicita solo ERC, como hará el partido independentista catalán. De hecho, el portavoz del PP, Rafael Hernando, aseguró hace una semana que su partido aceptaría el grupo de ERC. El PSOE considera, en cambio, que el PP y Ciudadanos se han saltado el informe jurídico que daba por hecho que sí cumplía los requisitos.

El propio presidente del Congreso, el socialista Patxi López, mostró su “sorpresa” por la decisión del PP y Ciudadanos.

El secretario segundo de la Mesa de Congreso, Ignacio Prendes, de Ciudadanos, afirmó que su partido no podía “mirar para otro lado ante un fraude de ley”. “Estos préstamos de diputados”, explicó, “son una falta de respeto a la legalidad y a los ciudadanos”.

Pocas horas después de conocerse el rechazo de la Mesa, el diputado de ERC, Joan Tardà, anunció que presentará la petición en solitario, prescindiendo de Bildu e IU. Es decir, los dos diputados de IU han sido rechazados sucesivamente por Podemos, Compromís y ERC, aunque por diferentes circunstancias.

En el caso de Democracia i Llibertad (antes Convèrgencia), la Mesa autorizó la constitución del grupo, aplicando de forma flexible el reglamento del Congreso.

A falta de decidir qué ocurre con los diputados de Compromís, ERC, IU y Bildu, el Congreso tendrá siete grupos: PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, PNV, DL y Grupo Mixto.

Garzón critica la “jugada política” contra su partido

Izquierda Unida no contemplaba en ningún caso que además de quedar por segunda vez en su historia relegada al Grupo Mixto (le ocurrió en la legislatura de 1986, aunque entonces en mejores condiciones, como “agrupación” y con seis diputados) perdería también la subvención por el envío de papeletas y propaganda electoral. Esta ayuda, a la que se tiene derecho solo si se forma grupo, supone en su caso perder casi dos millones de euros. Alberto Garzón, diputado de IU, calificó de “antidemocrática e indecente” la resolución del órgano de Gobierno de la Cámara baja, y destacó en declaraciones a EL PAÍS que se trata de una “jugada política” porque se adoptó en contra la opinión de los letrados del Congreso.

Este es el peor de los escenarios para IU —con 923.000 votos el 20-D y dos diputados—, según reconocían ayer fuentes de la dirección del partido, que veían cercenados todos los caminos para poder constituirse en grupo. La decisión final sobre si recurrirá de nuevo a la Mesa o a los tribunales la adoptará en los órganos de dirección. Las mismas fuentes lamentan, además, que es probable que el Grupo Mixto sea especialmente numeroso esta legislatura, lo que mermará todavía más la visibilidad política de la formación.

Garzón vio ayer rechazado el que era su plan b para formar grupo, porque su primera opción —coaligarse con la alianza valenciana de Compromís y Podemos— fue vetada por el partido de Pablo Iglesias, según sostuvo el diputado de IU ayer. La coalición, reveló, contaba con el visto bueno de la formación de Mònica Oltra y del Bloc, pero no fue posible “por el veto explícito de Podemos”.

Más información