Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“El liderazgo de Pedro Sánchez no está en cuestión”

El presidente de Aragón cree posible un Gobierno socialista con el apoyo de Podemos y Ciudadanos

Javier Lambán (Ejea de los Caballeros, 1957), doctor en Historia, secretario general del Partido Socialista Aragonés-PSOE, es presidente del Gobierno de Aragón desde hace algo más de seis meses, en virtud de los pactos alcanzados con Podemos, IU y Chunta Aragonesista. No le va mal. Su experiencia le dice que es posible un Gobierno para España con el apoyo de Podemos y con Ciudadanos. El dirigente aragonés aboga por que Pedro Sánchez sea el próximo presidente de España y confía en que “demuestre la estatura política” que de él se espera

Pregunta. Usted desaprobó que la dirección de su partido cediera cuatro senadores a ERC y Democracia i Llibertat para que tuvieran grupo propio porque son partidos que trabajarán por la independencia de Cataluña. ¿Lo ha hablado con Pedro Sánchez?

Mi experiencia con Podemos me hace ser optimista sobre un pacto de Gobierno

Respuesta. El día anterior se me explicó que se hacía por cortesía parlamentaria y ya dije que no estaba de acuerdo, pero lo hecho, hecho está y vamos a mirar hacia adelante.

P. Mirar hacia adelante es para su secretario general, Pedro Sánchez, tratar de formar un gobierno “progresista”. ¿Usted ve que se dan las condiciones para que el PSOE intente gobernar?

R. Hay que interpretar los resultados electorales y yo creo que las fuerzas políticas debemos combinar convicciones ideológicas y dosis de patriotismo para ponernos de acuerdo en una agenda de reformas que para el PSOE tiene tres líneas fundamentales: La igualdad, regeneración democrática y solucionar el problema abierto con Cataluña.

P. El PP, que ganó las elecciones, parece cada vez más abierto a debatir sobre las reformas que plantea el PSOE a cambio de que faciliten que gobierne. ¿Mantienen su negativa?

R. El PP es un partido muy importante, pero le falta legitimidad y liderazgo moral para presidir esa agenda reformista que debe hacerse precisamente por las malas políticas del gobierno del PP. La desigualdad insoportable tiene al PP como responsable; y si hace falta una regeneración democrática no puede ser que la lleve a cabo el partido de Bárcenas y la Gürtel, sin olvidar la pasividad y la desidia de Mariano Rajoy ante el conflicto con Cataluña que se ha desbordado por completo. El PSOE también tuvo que hacer sus cambios y una profunda autocrítica y está en condiciones de gobernar.

Los acuerdos no pueden incluir a partidos independentistas

P. ¿Con todos menos con el PP?

R. Esa mayoría debe formarse con un gobierno del PSOE, que presida Pedro Sánchez, con Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida; no hay otra alternativa. Los ciudadanos quieren certezas, disfrutar de derechos y que se garantice la unidad de país, y esos son valores ligados a la izquierda.

P. ¿También con ERC, Democracia y Llibertat y Bildu?

R. Los pactos no pueden incluir a partidos independentistas. Pedro Sánchez debe intentar un pacto de investidura con el voto a favor o la abstención de Podemos y de Ciudadanos.

P. Pero Podemos propone el derecho de autodeterminación y el Comité Federal del PSOE prohíbe el diálogo con ellos si no renuncian a esa demanda.

R. Podemos no debería decir que la defensa de consultas es una línea roja, no, es que no está en la Constitución. Todos los partidos debemos renunciar a parte de nuestros planteamientos. Hubiera sido deseable otro resultado que hubiera sumado una mayoría del PSOE, Podemos e IU, no es así, pero no debemos resignarnos a repetir las elecciones. El PSOE por patriotismo debe buscar una mayoría. Mi experiencia en Aragón me hace ser optimista sobre un gobierno con Podemos; lo veo extrapolable a un gobierno de España.

P. ¿Su experiencia como presidente de la comunidad autónoma vecina de Cataluña que le inspira?

R. Por razones culturales, económicas y de lazos estrechos, Aragón está en la mejor de las condiciones para tender puentes entre Cataluña y el resto de España; queremos ayudar a cicatrizar heridas.

Ante esta situación compleja, Sánchez debe confirmar su estatura política

P. Las heridas están en el PSOE. ¿En el Comité Federal del 30 de enero se debatirá la fecha del congreso del partido que algunos quieren celebrar pronto para discutir el liderazgo de Pedro Sánchez?

R. El liderazgo de Pedro Sánchez no está en cuestión; yo creo que ese debate, propio del PSOE atravesado siempre por un espíritu libertario, muy dado a la expresión libérrima, está reconducido. El PSOE por responsabilidad no puede ser un elemento perturbador sino clarificador en este momento de España.

P. ¿Dice usted que el liderazgo de Pedro Sánchez no está en entredicho?

R. Pedro Sánchez en los 18 meses que lleva al frente del partido ha crecido mucho políticamente y ante una situación de complejidad extrema deben confirmarse su estatura política y las expectativas que tenemos depositadas en él. Tampoco voy a contribuir a demonizar a los barones. Rechazo el maniqueo de enfrentar al secretario general con los presidentes socialistas.