Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bárcenas sale de prisión: “He sido fuerte. El PP no tiene nada que temer”

El juez Pablo Ruz ha decretado su puesta en libertad tras comprobar el ingreso del dinero

Bárcenas, tras salir de prisión. ATLAS

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha abandonado este jueves la prisión de Soto del Real (Madrid) a las 21.50, diez horas después de que su familia depositara los 200.000 euros de fianza y el juez Ruz diera la orden de excarcelarle. Bárcenas, quizá por la euforia de recuperar (con limitaciones) la libertad, o quizá consciente de contar a su disposición con todos los medios de comunicación de España, que le aguardaban a su salida de prisión, ha lanzado una carga de mensajes a su antiguo partido, que ha pasado de protegerle a ultranza de la acción judicial a tratarle como una especie de apestado cuando reconoció la autoría de la contabilidad b de la formación conservadora.

El primer mensaje, suscitado por las preguntas de los periodistas, se dirigió al presidente del Gobierno: “Yo no tengo ningún mensaje para Mariano Rajoy: eso sí, he hecho caso a su consejo, y le doy las gracias: Luis ha sido fuerte de verdad”. El extesorero se refería así a los mensajes que cruzó con el presidente de su partido después de que se descubriera que tenía una fortuna oculta en Suiza. A renglón seguido, y también ante la insistencia de los informadores, añadió: “El PP no tiene nada que temer de mí, pero yo he asumido mi cuota alícuota de responsabilidad, y las responsabilidades las tenemos que asumir todos”.

Tras señalar que se encuentra “muy bien” de ánimo y mandar un saludo a sus compañeros del módulo cuatro de Soto del Real (mostrando cuatro dedos a las cámaras de televisión) Bárcenas, acompañado de su hijo Guillermo, aseguró que los delitos que le imputan la Fiscalía y la Abogacía del Estado “no son delitos de corrupción”: “ni hay prevaricación, ni hay cohecho, ni tráfico de influencias”. En realidad, el ministerio público pide 42 años de prisión para él por cohecho, además de delitos contra la Hacienda Pública, falsedad documental y estafa procesal en grado de tentativa.

Bárcenas aseguró además que la contabilidad paralela llevada entre 1990 y 2008, y en la que se consignan ingresos opacos al partido por valor de 7,5 millones de euros, es “rigurosamente cierta”.

Respecto a su vida en prisión distinguió dos planos: por un lado acusó a Instituciones Penitenciarias de “persecución” y “trato desigual” con otros presos, algo que vinculó con el hecho de ponerle en libertad diez horas después de que el juez dictara el auto de excarcelación. Por otro, habló del “trato espléndido y absolutamente cordial” con sus compañeros de módulo: “He conocido a una gente espléndida”, dijo antes de salir en un Citroën C4 camino de su casa, donde esperaba dar “un gran abrazo” a su esposa, Rosalía Iglesias, también multiimputada en el caso Gürtel.

El abogado del extesorero, Javier Gómez de Liaño, había entregado durante la mañana y en la Audiencia Nacional los justificantes de las transferencias realizadas por nueve familiares de Bárcenas, entre ellos hermanos, sobrinos, la suegra y un cuñado, para sumar la fianza que el juez le había impuesto. El dinero se depositó mediante cinco aportaciones de un total de 110.000 euros y el resto se ingresó en metálico en una sucursal bancaria.

La última aportación, de 50.000 euros, la hizo, este jueves mismo por la mañana, desde Astorga (León) la hermana de Rosalía Iglesias, segunda esposa de Bárcenas y también imputada en el caso Gürtel.

Las transferencias se ingresaron en la cuenta bancaria del Juzgado de Instrucción número 5, ya que fue el juez Pablo Ruz el que también decretó su ingreso en prisión en el caso Gürtel. El juzgado, además, dio tres días hábiles más a Bárcenas, hasta el próximo miércoles, para que designe un nuevo abogado, ya que Gómez de Liaño, que anunció que dejaba de representarle, está ejerciendo de forma interina. Ruz remitió el auto de libertad de Bárcenas por exhorto al juzgado de guardia de Colmenar Viejo. Desde allí tenían que expedir los mandamientos de libertad a la cárcel.

Tras quedar en libertad, Bárcenas está obligado a comparecer en el juzgado tres veces por semana, lunes, miércoles y viernes, con lo que este viernes tendría que presentarse por primera vez tras su salida de prisión. Esta es una de las medidas cautelares que le impuso la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia al fijarle la fianza de 200.000 euros, así como la prohibición de salir de España y la obligación de entregar su pasaporte. La Sala decidió dejarle en libertad bajo fianza, atendiendo a su “pleno arraigo” en España y que ya ha pasado un largo tiempo en prisión preventiva. El tribunal consideró además que la investigación del caso Gürtel está “prácticamente agotada”.

El 27 de junio de 2013, Pablo Ruz decidió el ingreso en prisión incondicional de Luis Bárcenas. La Fiscalía Anticorrupción adoptó la postura más dura, mientras que las acusaciones populares pidieron cárcel eludible bajo fianza. Durante los 19 meses que ha permanecido en prisión el extesorero ha recurrido su encarcelamiento en cinco ocasiones ante Ruz, que le denegó siempre la libertad argumentando que se mantenía el riesgo de fuga o destrucción de pruebas. La Audiencia Nacional acabó admitiendo el último de sus recursos dado que la instrucción de la primera fase del caso Gürtel está finalizada. Bárcenas vuelve a la calle con todos sus bienes embargados y con sus cuentas bancarias bloqueadas

Más información