Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bárcenas podrá salir de prisión si paga una fianza de 200.000 euros

El extesorero del PP, con todos sus bienes embargados, ha alegado problemas económicos

La sección cuarta de la Sala de lo Penal ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por el extesorero del PP, Luis Barcenas, en prisión preventiva desde hace 19 meses por el caso Gürtel, y le ha impuesto una fianza de 200.000 euros para eludir la prisión. Si deposita ese dinero, podrá salir a la calle, pero tendrá la obligación de comparecer en el juzgado número 5 de la Audiencia Nacional los lunes, miércoles y viernes, se le retirará el pasaporte y no podrá abandonar el país.

El extesorero del PP, con todos sus bienes embargados, tendrá ahora que reunir 200.000 euros, algo complicado pues ha llegado a alegar que tiene dificultades para pagar los gastos corrientes de su domicilio.

Bárcenas entró en prisión preventiva, el 27 de junio de 2013. Había pedido ya la libertad provisional, sin éxito, en ocho ocasiones: cinco al juez instructor, Pablo Ruz,  que se la denegó en todos los casos; y tres a la Sala de lo Penal de la Audiencia. En esta ocasión, la cuarta, los jueces argumentan su decisión en la necesidad de ponderar los delitos que se le imputan, con una instrucción ya terminada, y el largo tiempo transcurrido en prisión preventiva, próximo a los dos años, que es el periodo máximo que permite la ley (salvo prórrogas excepcionales) para esta medida cautelar. "Debemos armonizar con el pleno arraigo del apelante en España y su carencia de antecedentes penales, lo que disminuye el riesgo de huida", contemplan los jueces.

"A este respecto, conviene recordar que en la ponderación del peligro de fuga debe conjugarse, además de las características y la gravedad de los delitos imputados y de las penas con que vienen siendo castigados, las circunstancias concretas del caso y las personales del imputado", añade la Sala. A favor de Bárcenas ha jugado el arraigo "personal, social, familiar y laboral" que, según los jueces, tiene Barcenas en España.

De todos los argumentos esgrimidos por la defensa de Barcenas únicamente prospera el de que ha concluido la investigación de la pieza principal de Gürtel (que abarca el periodo 1999-2005), por la que Bárcenas estaba en prisión y por la que el fiscal pide 42,5 años de cárcel para el extesorero del PP. Los jueces sostienen que esta decisión no resulta "inconveniente ni contradictoria" con la presentación, el pasado viernes, del escrito de acusación del fiscal, que imputa a Bárcenas media docena de delitos, entre ellos, cohecho, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y apropiación indebida.

Razones para una libertad

  • Cuatro excarcelaciones: Antoine Sánchez, primo de Francisco Correa y presunto testaferro de sus negocios, abandonó la prisión en enero de 2011, a los 23 meses de su detención y tras ver rebajada su fianza en tres ocasiones hasta 40.000 euros. Pablo Crespo, número dosde la trama Gürtel, pasó tres años preso y salió con fianza de 100.000 euros. Correa fue excarcelado tras cumplir tres años y cuatro meses; pagó 200.000 euros de fianza, idéntica a la impuesta a Luis Bárcenas tras 19 meses preso en Soto.
  • Destrucción de pruebas: Uno de los elementos para fijar prisión preventiva es impedir la destrucción de pruebas. En este caso, el juez considera que ya tiene todas las pruebas necesarias para abrir juicio.
  • Reiteración delictiva: Luis Bárcenas aprovechó sus cargos en el PP para enriquecerse, según la investigación. Cuando salga de la cárcel no tendrá ningún cargo, de forma que no existe, en principio, riesgo de reiteración en el delito.
  • Riesgo de fuga: La Audiencia destaca el arraigo de Bárcenas en España y que carece de antecedentes penales, además de que “en ningún momento [desde que fue imputado en junio de 2009] consta que haya intentado sustraerse a la acción de los diversos órganos judiciales”. Como medida cautelar, la Audiencia fija tres comparecencias semanales y la retirada del pasaporte.

Para fijar la fianza, de 200.000 euros en metálico, la sala ha tenido en cuenta los requisitos que fija la jurisprudencia sobre la naturaleza del delito, el estado social y antecedentes del imputado y las demás circunstancias que pudieran influir en el mayor o menor interés de este para ponerse fuera del alcance de la autoridad judicial. "La doctrina jurisprudencial indica que la cifra de la fianza para eludir la prisión provisional debe ser accesible a las posibilidades del imputado", añade la Sala.

Según el auto, "la fianza de 200.000 euros es acorde y proporcionada con los intereses en liza y la situación de otros imputados". En este caso, los jueces atienden a los "factores favorables" del tiempo transcurrido en prisión preventiva, al "agotamiento" de la investigación y al arraigo de Bárcenas, así como a los "factores desfavorables" de la gravedad de los hechos de los que se le acusa y las penas con las que estos se castigan. Esa cantidad, según el tribunal, concilia la "natural y lógica" pretensión de libertad de Bárcenas con la garantía de evitar su fuga y la ocultación de posibles fuentes de pruebas que no hayan sido todavía obtenidas, "teniendo presentes las graves responsabilidades que, de manera provisional, recaen sobre la conducta del apelante".

Bárcenas tiene todos los bienes y las cuentas embargados por la justicia por lo que tendrá que recurrir a la ayuda de familiares o amigos para reunir los 200.000 euros de fianza. Un precedente es el caso de otro de los imputados de Gürtel, Pablo Crespo, que abonó una fianza de 100.000 euros para salir de prisión y el fiscal ordenó investigar el origen del dinero. Tras hacer averiguaciones, se determinó que procedía de préstamos de allegados. El cabecilla de la trama, Francisco Correa, abandonó también la cárcel, después de tres años y cuatro meses, tras abonar una fianza de 200.000 euros.

Más información