Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos pone en marcha un programa que parte de cero

La formación trabaja en propuestas concretas y viables sobre economía y cuestión territorial

Pablo Iglesias, durante la entrevista con Pepa Bueno, en la Ser. ATLAS

Podemos, que se constituyó el pasado sábado como fuerza política organizada al uso, se prepara ahora para partir de cero y empezar el camino que le lleve a tener un programa político viable y un discurso coherente a escala nacional. La formación de Pablo Iglesias no solo carece todavía de un plan económico concreto sino que se enfrenta a un nuevo diseño de sus propuestas. También busca la forma de distanciarse de pasados pronunciamientos de sus líderes, como que en Venezuela se vive mejor que en España o que los medios de comunicación privados atentan contra la libertad de expresión.

La dirección ha hecho algunas reflexiones sobre la reestructuración de la deuda, la renta básica universal e incluso las expropiaciones, aunque necesita ahondar en las líneas maestras de su proyecto para lograr evitar contradicciones. El partido emprende, en definitiva, el camino necesario para enfrentarse a las elecciones y pasar de la indefinición actual a la concreción en sus posicionamientos, de la economía a la política territorial.

El partido busca alejarse de pasados pronunciamientos de sus líderes

En este contexto, Podemos asumió ayer un compromiso: concretar sus propuestas, sobre todo las económicas, “lo antes posible”. Lo aseguró públicamente Íñigo Errejón tras la celebración de la primera reunión del Consejo de Coordinación, el comité de dirección del partido. El nuevo responsable de la Secretaría Política de la formación evitó fijar un horizonte temporal para la definición del programa, pero apuntó las prioridades políticas de Podemos: la elaboración de un “plan económico de choque” y la cuestión territorial. En los mismos términos se pronunció el propio Pablo Iglesias en la SER.

En primer lugar, Podemos necesita propuestas de carácter económico, la clave de su proyecto de “rescate ciudadano”. Para ello, la formación encargó a los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, tradicionalmente vinculados a Izquierda Unida, un “boceto de plan de choque contra la crisis”. “A partir de ahora empieza una nueva etapa marcada por las respuestas urgentes a problemáticas urgentes”, prometió Errejón, que no dijo cuándo contarán con ese programa y tampoco se pronunció sobre si el próximo relevo al frente de IU puede abrir nuevos escenarios de alianza, limitándose a enmarcar la renuncia de Cayo Lara en un “plan Renove” de la política española.

Los asesores

Vicenç Navarro.Veterano economista, impartió clases de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona y actualmente es catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra. También da clases de Políticas Públicas en The Johns Hopkins University (Baltimore, EE UU).

Juan Torres. Es catedrático en el Departamento de Teoría Económica y Economía Política de la Universidad de Sevilla. Es miembro del Consejo Científico de ATTAC España.

Alberto Montero. Economista y profesor de Economía aplicada en la Universidad de Málaga, Montero es también miembro del Consejo Ciudadano de Podemos y coautor de una resolución sobre la deuda.

A falta de concreción, la dirección de la formación señala: “Nuestro programa económico no va a ser el programa económico de Podemos, sino el de los mejores”. Con ese objetivo, pretende convocar a expertos de la Administración pública y de la empresa privada para que colaboren en la elaboración de ese plan. “De esto tendrán ustedes noticia lo antes posible, porque esta es una prioridad y no es una prioridad de Podemos”, consideró Errejón en su primera comparecencia ante los medios tras la asamblea ciudadana de la formación. Lo hizo en un espacio del barrio de Lavapiés, en Madrid, donde valoró la reunión de la ejecutiva durante poco más de veinte minutos. También aseguró que ha pedido la baja de su puesto de investigador por el que percibe 1.825 euros brutos mensuales.

La cuestión territorial es otra de las prioridades del partido, porque la dirección entiende que de ella depende la apertura de un ciclo y la ruptura con el llamado “régimen” del 78 ante el “agotamiento del marco constitucional”. Se trata de un área de trabajo clave que Iglesias ha encomendado a la profesora catalana Gemma Ubasart, secretaria de Plurinacionalidad y Políticas Públicas para el Cambio. En este contexto, Errejón manifestó ayer que “hay que reconstruir puentes [con Cataluña], no dinamitarlos”. Estos dos debates —el económico y el modelo de Estado— estarán sobre la mesa de la próxima reunión del Consejo Ciudadano, la ejecutiva de 62 miembros fieles a Iglesias elegida por las bases de la formación, prevista para el 29 de noviembre.

Más información