Política

“Las cuestiones internas del PP producen desapego en los ciudadanos”

"Al señor de la calle no le importa si yo me peleo con Aguirre”, dice sobre su bronca con la presidenta del PP madrileño por el ‘caso Madrid Arena’. Y sobre la crisis por los papeles de Bárcenas, le pide que reme en la misma dirección que Rajoy

Ana Botella, el pasado jueves durante la entrevista en su despacho. / BERNARDO PÉREZ

“Asómese al balcón, alcaldesa”, le pide el fotógrafo. El despacho de Ana Botella tiene 80 metros cuadrados y se abre a la plaza de Cibeles de Madrid. Ella se acerca a la ventana. El tráfico está interrumpido por un reguero de luces azules de la Policía Nacional, y se escuchan ya las proclamas de una manifestación por la Castellana. “¿Qué dicen?”, pregunta ella. “¡Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra!”. Desde que Botella gobierna la capital, Mariano Rajoy dirige el país, y el PP —al que pertenecen ambos— está en gran parte de las instituciones, se han duplicado las manifestaciones en la ciudad. Hay prácticamente una decena de actos de protesta al día. “¿No me verán?”, pregunta Botella al acercarse a la ventana.

Tras suceder a Alberto Ruiz-Gallardón al frente de la alcaldía, en diciembre de 2011, Botella quiso ganarse en la calle la confianza de quienes la veían heredera del cargo solo por ser esposa del expresidente José María Aznar. En primavera, la gente salía a veces de los bares para saludarla cuando la veía pasar de camino a un acto. En verano, los recortes ya habían crispado los ánimos. Tuvo que cancelar algún que otro paseo por las protestas sindicales.

Tras la muerte de cinco jóvenes en la fiesta de Halloween del pabellón municipal Madrid Arena, apenas se cruza con caras amables por la calle. La investigación judicial ha provocado la caída de cuatro miembros de su Gobierno, y la ha enfrentado con la cúpula del PP en Madrid, a la que esta semana reprochó en el comité de dirección su falta de apoyo. La presidenta del partido, Esperanza Aguirre, a quien le une una antigua y peculiar amistad, le respondió airada, criticando su gestión de la crisis y las críticas a la política sanitaria de Ignacio González, su sucesor en el Gobierno autónomo. También hubo bronca en esa reunión por los papeles del extesorero Luis Bárcenas desvelados por EL PAÍS, que apuntan pagos irregulares en el PP. Algunos, durante la etapa de Aznar.

Pregunta. ¿Era usted consciente de que dirigentes del PP recibían pagos?

Respuesta. No. Jamás. Nunca he escuchado que se cobraran sobresueldos.

P. ¿Y ahora que algunos cargos del PP se han reconocido en los papeles del extesorero?

R. Es bueno que esté judicializado, se resolverá en los tribunales.

El que quiera crear un debate en el PP, que lo haga en público

P. El 85% de los españoles desconfía de Rajoy, según el último barómetro de Metroscopia. ¿Qué cree que podría hacer para recuperar la credibilidad?

R. La expresión máxima de confianza se da en las urnas, y los españoles se la dieron hace muy poco tiempo. Es verdad que estamos en un momento muy difícil, pero yo confío en Mariano Rajoy, confío en su palabra, y confío en que ha hecho, hace y hará aquello que considere conveniente.

P. Usted dice que hace falta una reflexión personal y colectiva en el PP. ¿Cuál es la suya?

R. Yo solo hablo por mí. Creo que hay que ser ejemplar, tratar de ser ejemplar y trabajar por el bien común. Hacen falta hechos.

P. ¿Cree que quitar el sueldo a los diputados, como hizo Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, sirve para recuperar la credibilidad de los políticos?

R. Puede ser una manera de organizar una Cámara autonómica. No podemos hacer una descalificación global de los políticos, ni de un partido ni de otro. La mayoría trabajamos con errores y aciertos, y podrá haber algún caso aislado en que no es así. La descalificación general es peligrosa.

P. El 70% de españoles apuesta por un congreso extraordinario del PP para zanjar la crisis actual.

Yo no voy a presentar una candidatura en el partido en Madrid

R. Las mayorías hay que preservarlas, y el poder lo tiene que ejercer quien ha sido elegido por la mayoría. Mucho más en la situación en la que estamos. Ahora mismo, en mi opinión, no procede un congreso extraordinario.

P. Más de la mitad de votantes del PP pide cambios en la cúpula del partido.

R. Es responsabilidad del presidente del PP, que hará lo que considere conveniente.

P. ¿Qué opina de la apuesta por la regeneración que ha hecho Esperanza Aguirre?

R. Aguirre lleva en política 30 años, y sus opiniones se deben oír, como las de otros muchos.

P. ¿Podría ella recuperar la ilusión en el PP?

R. Todos debemos trabajar por restablecer la ilusión y confianza y superar este momento. Creo que la mayor responsabilidad es la del presidente del Gobierno, que hará aquello que considere conveniente.

P. ¿Está remando Esperanza Aguirre en la misma dirección?

R. Tenemos que salir de esta situación con unión. Eso no quiere decir que, si hay cosas que se han hecho mal, tengan sus consecuencias, pero tenemos que trabajar con un proyecto común. Y el que encarna ese proyecto común es el jefe del Gobierno.

P. ¿Debería Aguirre remar en la misma dirección?

R. Yo creo que todos deberíamos remar en la misma dirección. Las cuestiones internas no son lo que preocupa a los españoles. Estos tienen problemas tan grandes que no podemos entretenernos en estas cosas. Cada uno debe trabajar en la responsabilidad que tiene.

P. ¿Dañan estas peleas al PP?

R. Este año no hay ninguna elección en el horizonte. Las cuestiones internas de partido son en este momento absolutamente secundarias, y producen el desapego de los ciudadanos. No nos tenemos que enredar en esas cosas, al señor de la calle no le importa si yo me he peleado o me he dejado de pelear con Aguirre. Le preocupa que resolvamos sus problemas.

P. ¿Cree que Aguirre se equivocó con sus críticas en el comité de dirección?

R. Yo confío siempre en que no salga lo que allí se habla, porque yo nunca hablo de las reuniones internas. Las conversaciones privadas son para quedarse en el círculo en el que se producen. Para tener confianza y hablar hay que tener seguridad de que no van a salir. No me interesan los chismes...

P. No son chismes, es un debate político...

R. Si se quiere producir un debate, el que quiera que lo presente en público. Yo tengo mucho respeto a los militantes, y esto me parece que no es respetuoso con ellos.

P. ¿Sería conveniente un congreso extraordinario para elegir un nuevo presidente del PP madrileño?

R. Aguirre ha dicho que ella va a seguir.

P. ¿Se presentaría usted o alguien del Ayuntamiento?

R. Yo no voy a presentar una candidatura. El PP de Madrid es uno, y no creo que tenga que haber cuotas, del Ayuntamiento o la Comunidad.

P. ¿Se arrepiente de haber firmado contra el desmantelamiento del hospital de La Princesa?

R. No, no me arrepiento. Firmé a favor de la permanencia del hospital porque creo que es lo mejor para Madrid. Pero también creo que es necesaria una reforma sanitaria.

P. ¿Se lleva bien con Ignacio González?

R. Tengo una relación cordial y amable, y de colaboración, porque esa es nuestra obligación.

P. Eso decía Alberto Ruiz-Gallardón sobre Aguirre, y se llevaban como el perro y el gato.

R. Bueno, Madrid ha progresado mucho en todos estos años.

P: ¿Cree que habría que haber enviado más policías a la fiesta de Halloween del Madrid Arena?

R: El dispositivo fue el mismo que en ocasiones anteriores. El riesgo cero no existe, pero tenemos que tratar de que no se vuelva a producir una tragedia similar.

P: ¿Y ambulancias del Samur?

R: La base estaba al lado, y el Samur estuvo desde el momento en el que le avisaron. Los servicios de emergencia cumplieron su misión, tanto la Policía Municipal como el Samur. Y deben seguir teniendo la confianza de los madrileños.

P: ¿Es sostenible que el inspector jefe de la Policía Municipal esté imputado?

R: La imputación es solo una garantía procesal para declarar ante el juez. Creo sinceramente que los servicios de emergencia cumplieron con su obligación. Una cosa es la responsabilidad política y otra cuestión la judicial.

P: ¿Cree que el pabellón Madrid Arena estaba preparado para alquilarse para macrofiestas?

R: Nunca debíamos haber confiado en Miguel Ángel Flores. Él sobrepasó el aforo por un afán claro de lucro. La empresa municipal se equivocó alquilando ese espacio a ese señor.

P: ¿Cree que el coste político que ha pagado por la tragedia ha sido excesivo?

R: El precio más alto lo han pagado las cinco jóvenes muertas y sus familias. Pero, políticamente, nunca nadie ha asumido una responsabilidad política tan alta.

P: ¿Cree que ha gestionado bien políticamente la tragedia?

R: Seguro hay muchas cosas que se hubieran podido hacer mejor. Las crisis son muy difíciles de gestionar. Pero actuamos con la máxima transparencia, como no creo que se haya hecho nunca antes.

P: ¿En qué se ha equivocado usted? ¿El viaje a Portugal tras la tragedia?

R: Yo cumplí en todo momento con mis obligaciones como alcaldesa. Pero cuando hay algo que molesta a la gente, es que está mal hecho.

P. “Nos hemos comido parte del futuro de la siguiente generación”. ¿Cree que todas las obras que hizo Gallardón eran necesarias? ¿La Caja Mágica, que costó 300 millones? ¿El palacio de Cibeles, que costó 400?

R. Gallardón, y todos los que trabajamos en su equipo, llevó a cabo la mayor transformación urbana de la última década en Europa. El soterramiento de la M-30, que ha sido sin duda muy costoso, ha cambiado la ciudad. Hay otra serie de obras, como la sede de este Ayuntamiento, se empezaron antes de la crisis, en un momento en el que nada hacía presagiar lo que luego vendría. Y también se han hecho muchísimas cosas: polideportivos, centros de mayores, escuelas infantiles, centros culturales…

P. Gallardón invirtió 9.800 millones de euros entre 2003 y 2011. Quedan por pagar 6.641 millones.

R. Es una deuda que se ve y que se disfruta por parte de los madrileños. Es una realidad que está ahí, y que ahora obviamente debemos pagar. Todos pensamos que aquellos ingresos que se estaban produciendo se iban a consolidar. Llegó la crisis y eso cambió. Pero tenemos una ciudad transformada, lo que nos permite mejores condiciones para afrontar la crisis. Han sido inversiones productivas.

P. El plan de ajuste no prevé nuevas inversiones en Madrid hasta antes de 2022. ¿Se lo puede permitir Madrid?

R. Yo creo en mi país, en los españoles y en los madrileños, y estoy segura de que las condiciones mejorarán, y habrá más dinero. Pero el rigor presupuestario no es una opción sino una obligación.

P. El presupuesto de inversiones del Ayuntamiento de aquí a 2020 asciende a 1.880 millones. Los Juegos requerirían una inversión de 1.670 millones, de la que un tercio corresponde al Ayuntamiento. ¿No se harán los Juegos en detrimento de otras inversiones necesarias, como polideportivos, mercados, reparar baches, etcétera?

R. Los Juegos revertirían en el bienestar de los madrileños, y de toda España. Producirían una ilusión colectiva, y económicamente tendrían un efecto bueno. Y tendrían un retorno que luego podría permitir construir escuelas infantiles, etcétera.

P. ¿Quién pagará la reforma de la Peineta? En el informe olímpico figura que el Ayuntamiento, pero Urbanismo dijo que sería el Atlético, que a su vez dijo que no tiene ese dinero (160 millones).

R. Hay un convenio urbanístico que se está renegociando teniendo en cuenta que han cambiado una serie de circunstancias. Pero no tenga duda de que se construirá. Y lo pagará el Atlético de Madrid, tras renegociar el convenio. Y luego será su estadio.

P. El PP prometió cinco nuevas áreas de prioridad residencial. Solo están anunciadas las de Justicia, Ópera y Universidad. Pero todas ellas están paralizadas porque las cámaras de vigilancia cuestan cuatro millones por zona. En su momento, se habló de que la vigilancia la hicieran agentes de movilidad. ¿Saldrán adelante a corto plazo?

R. Estamos pensando hacerlas, más baratas, pero ahora mismo no nos lo podemos permitir.

P: ¿Habrá nuevas peatonalizaciones, aunque sea sin hacer obra, cortando el tráfico con jardineras?

R. Nos lo estamos planteando, sí, sería muy barato. Vendría muy bien en Conde Duque, en la calle Carretas…

P. Usted ha paralizado la construcción de vivienda pública porque dice, con la caída de precios tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, ya no es necesaria. Pero sigue habiendo familias que necesitan viviendas sociales…

R. Sin duda. Pero ahora no es posible. La EMVS está reorientando sus políticas de vivienda hacia el alquiler y la rehabilitación.

P. El Ayuntamiento tiene una bolsa de 17.000 viviendas de alquiler. Están ya alquiladas. ¿De dónde saldrán las viviendas para los nuevos solicitantes? La EMVS tiene una lista de espera de 13.000 personas.

R. Una solución que barajamos es ofrecer suelo a precio asequible a gestoras de cooperativas. En este momento nosotros no tenemos presupuesto para construir.

P. Prometió 200 viviendas para desahuciados, pero apenas se ha dado ninguna.

R. Se han dado muy poquitas, sí. Estamos revisando las condiciones, para relajar los requisitos.

P. ¿Por qué no busca una solución menos traumática para las 120 familias de los cuatro bloques de centro que quiere vender? ¿No ve injusto desplazarlas de sus hogares, aunque sea dentro del mismo barrio?

R. Es que ya no las vamos a cambiar. Estamos ofreciendo los pisos en venta a los inquilinos, tal y como nos demandaban.

P. Confirmado que Eurovegas estará en Alcorcón, ¿qué va a suceder con los terrenos de Valdecarros?

R. Eurovegas es también una buena noticia para Madrid, que se verá beneficiada por la creación de empleo y la atracción de más turistas. Respecto a Valdecarros, entiendo que las Juntas de Compensación seguirán adelante con sus planes de urbanización.

P. Usted siempre ha defendido que la solución para la Cañada Real tiene que empezar por un plan social. Sin embargo, la Comunidad ha presentado primero el plan urbanístico y luego el de seguridad, y aún no hay plan social.

R. Y sigo pensándolo. No es una actuación que se vaya a solventar en dos días. Habrá que poner medios y se necesitan recursos económicos por parte de las tres Administraciones. Soy partidaria de la venta de viviendas a los habitantes de Cañada Real y, en los casos de que no puedan asumir el coste, habría que acudir a realojos.

P. Madrid paga uno de cada cuatro euros de su presupuesto a los bancos. ¿No cree que haría más falta ahora para otras cosas? ¿No sería mejor pedir al Gobierno que le permita refinanciar la deuda?

R. Primero hay que ajustar las cuentas para lograr unas condiciones objetivas que nos pudieran permitir en el futuro acceder a refinanciar la deuda. En el debate entre rigor presupuestario y políticas expansivas, hay que encontrar el equilibrio, pero en este momento no nos quedaba otro remedio que cumplir. Veremos cómo va el año que viene.

P. Usted ha reducido al mínimo las políticas activas de empleo. Concepción Dancausa [concejal del PP] cree que no es la forma de combatir contra el paro. Apuesta por crear nuevas empresas. Pero los emprendedores no crean mucho empleo. Y hay grandes bolsas de población que han perdido su oficio y necesitan reciclarse...

R. Es verdad que hemos reducido ese presupuesto. Pero lo que hay que hacer es crear las condiciones para que se generen empleos. Hemos hecho un esfuerzo hasta donde podíamos llegar, intentando reducir muy poco. Y la nueva Ley de Bases de Régimen Local establecerá de quién es la competencia en políticas activas de empleo.

P. El paro registrado ha crecido en Madrid un 10,9% desde que usted es alcaldesa. En España, la media ha sido del 9,6% En Barcelona, un 3,3%. En Valencia, un 7,6%. Hay 123.275 personas en Madrid que subsisten sin subsidios.

R. Crear empleo es para mí una prioridad. Para que se creen las condiciones necesarias para reducir el desempleo, para que vuelvan las inversiones, es prioritario ajustar las cuentas. Luego llegará lo demás. Ahora que el ajuste está pasando de sector privado al público, en el Ayuntamiento de Madrid hemos hecho una importante reducción de gasto sin, por ahora, tocar el empleo público. Es mi deseo, aunque no pueda dar la garantía al 100%.

P: La subida del IBI aprobada por el Gobierno supone 30 millones más al año en 2012 y 2013. ¿Qué hará en 2014 para compensar la pérdida de esos ingresos extraordinarios? ¿Subirá otros impuestos?

R. No. Seguro que no.

P. El Ayuntamiento perdona cinco millones al año en IBI a la Iglesia. El anterior alcalde apostó por reformar la ley para evitarlo. ¿Qué opina?

R. No lo contemplo.

P. ¿Qué haría si la situación remonta y entran ingresos extraordinarios? ¿Qué planes tiene en mente o en el cajón y no ha podido realizar por falta de dinero?

R. Lo fundamental es el mantenimiento de todo lo que tenemos. Ahora mismo lo tenemos que hacer con el presupuesto de 2005 y tenemos mucho más que mantener que en 2005. Cuando mejore la situación, tendremos que meter mucho más dinero en mantenimiento.

P. Gallardón casaba a parejas homosexuales ¿Lo hace usted? ¿Lo haría?

R. No lo he hecho, he casado a muy poca gente, a tres parejas. Esa competencia la ejercen, con carácter general, los concejales de distrito.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Un empresario estrella un coche con explosivos contra la sede del PP

El conductor, que ha sido detenido, llevaba dos bombonas de gas y una sustancia explosiva

Cuba y Estados Unidos: ¿un milagro de San Lázaro?

Este pacto es una victoria de la razón y conciliación que necesita el mundo

El ‘topo’ liberado por Cuba sería un cubano con familia en España

Medios estadounidenses identifican al misterioso espía liberado por Cuba como Rolando Sarraff Trujillo

Obama firma una ley que sanciona a altos funcionarios de Venezuela

EE UU da vía libre para que su país sancione a los miembros de la alta jerarquía chavista

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana