Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARÓMETRO DEL CIS

El PP pierde cuatro puntos en estimación de voto desde abril

La encuesta se realizó antes del anuncio de los últimos recortes

El PSOE se mantiene en torno al 30% y acorta la ventaja con los populares en 4,3 puntos

Fuente: CIS. Ampliar foto
Fuente: CIS.

El PP ha perdido cuatro puntos en intención de voto en cuatro meses. Si hoy se celebrasen las elecciones, los populares obtendrían el apoyo del 36,6% del electorado, frente al 40,6% que registraron en abril. Son datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que muestra también que el PSOE conseguiría el 29,9% de las papeletas, prácticamente el mismo resultado que en la encuesta anterior. Esto sitúa a los socialistas a 6,7 puntos de los populares, ventaja que en abril era de 11. Las entrevistas para este sondeo se hicieron entre el 2 y el 10 de julio. El plazo acabó un día antes de que el presidente anunciase el ajuste más duro de la democracia.

Respecto a las elecciones del 20 de noviembre, la caída del PP es mayor, de ocho puntos. Entonces los populares ganaron con el 44,6% de los votos. El resultado de los socialistas es ligeramente mejor, de 1,2 puntos, respecto al que lograron en los comicios. El PSOE apenas es receptor del apoyo que pierde su principal rival político.

Izquierda Unida (IU) tampoco aumenta en intención de voto y mantiene el 8,6%, mismo porcentaje que en abril. El único partido que experimenta un aumento claro, aunque moderado, es UPyD, con un punto y medio más, del 5,1% al 6,6%. PNV (1,5%), BNG (0,7%) y Coalición Canaria (0,7%) también suben ligeramente.

Un 21,9% prefiere un Gobierno central sin autonomías

CARLOS RICO, MADRID

El CIS también ha preguntado a los ciudadanos sobre las posibles alternativas de organización territorial del Estado, entrando en el debate de los últimos meses sobre el actual modelo autonómico.

Un 30,8% de los entrevistados se muestra partidario de continuar con un Estado con comunidades autónomas como en la actualidad. Por el contrario, un 21,9% preferiría un único Gobierno central, y un 17,1% aboga por un modelo en el que las comunidades tengan menor autonomía que ahora.

Por último, quienes defienden más autonomía para las regiones suponen un 12,3% de los consultados, mientras que el 8,9% quiere un Estado en el que se reconozca a sus comunidades la posibilidad de acceder a la independencia.

Las medidas que está adoptando el Ejecutivo acentúan cada vez más su desgaste, algo que queda patente en cada sondeo. Este es el tercer barómetro que el CIS publica con intención de voto desde que Mariano Rajoy está en La Moncloa. En el anterior, el PP ya perdió algo más de dos puntos respecto a enero.

Las entrevistas de este último sondeo fueron realizadas cuando ya se conocía que España había tenido que solicitar a la Unión Europea un rescate para la banca de hasta 100.000 millones de euros. La decisión se tomaba un sábado, después de que el Gobierno hubiese negado en reiteradas ocasiones que fuera a ser necesaria.

Pero durante el periodo en el que se hizo la encuesta aún no se conocía el ajuste más duro de la democracia. El presidente anunció el 11 de julio en el Congreso un amplio paquete de medidas, con severos recortes para funcionarios, parados y dependientes y subidas de impuestos, para lograr un ajuste de 65.000 millones de euros en los próximos dos años. Ese paquete incluye cuestiones como el incremento del IVA, también negado reiteradamente, o la reducción de la prestación por desempleo, así como recortes a los empleados públicos, lo que ha provocado numerosas manifestaciones de estos trabajadores desde entonces.

Esto venía a sumarse a los presupuestos más restrictivos aprobados hasta la fecha, con polémicas iniciativas como la amnistía fiscal, la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares o un recorte de 10.000 millones de euros en sanidad y educación. Y las medidas adoptadas a finales de diciembre, entre las que se adoptaron la subida del IRPF y del IBI.

El barómetro de Metroscopia para EL PAÍS del mes de julio, el primero realizado tras los últimos recortes, recogió una caída mayor del PP, con una pérdida de siete puntos en menos de un mes. Con una subida de solo 1,6 puntos, el PSOE, no obstante, no terminaba de recoger votos de ese precipitado descenso del partido que gobierna.

Ningún ministro pasa del cuatro

La encuesta del CIS, realizada antes de que Alberto Ruiz Gallardón dijese que la malformación del feto no será razón para abortar, sitúa al titular de Justicia como el ministro más valorado. Pero mientras en abril obtenía un 4,3, ahora se queda en el 3,9. El peor valorado, y bajando (desde el 3,19), sigue siendo el responsable de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, con un 2,49.

En segunda posición se mantiene la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que baja del 4,22 al 3,78. Al tercer lugar escala el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. Obtiene un 3,59, frente a su 4 en abril.

Uno de los ministros clave, el de Economía, sube dos posiciones, de la novena a la séptima, pese a empeorar su nota. Los ciudadanos ponen a Luis de Guindos un 3,39. En el anterior examen logró un 3,71. Pero si hay un ministro que sube escalones es el de Interior. Jorge Fernández Díaz se sitúa el sexto, cuando en abril fue undécimo, aunque como el resto de sus compañeros, su resultado es peor: un 3,47 frente a un 3,63. 

En cuanto a la gestión que está haciendo el Gobierno del PP, ya son más de la mitad (el 56,1%) los que la califican de mala o muy mala. Porcentaje superior, el 57,6%, considera de igual forma la actuación que el PSOE está teniendo en la oposición.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha reconocido hoy que los resultados del CIS para su partido son "duros" pero "lógicos y esperados" porque llegan en uno de "los momentos más complejos para este país", en los que se están adoptando medidas “duras” pero "imprescindibles" para superar la crisis.

Empeora la imagen de Rajoy y Rubalcaba

En cuanto a los líderes de los principales partidos, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, genera poca o ninguna confianza entre el 83,9% de los encuestados, frente al 78,8% anterior. En el caso de Rajoy, la cifra es del 77,9%, cuando en abril fue del 71,6%. Rubalcaba sin embargo supera en nota media al presidente. Obtiene un 3,8 y se coloca tercero en la lista de líderes políticos más valorados, perdiendo una posición. Rajoy en este ranking logra la séptima plaza, y también cae una, con un 3,33.

Una vez más la más valorada es la portavoz parlamentaria de UPyD, Rosa Díez, con un 4,36. Son 11 décimas menos que en el barómetro anterior. El segundo lugar lo vuelve a ocupar la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos. Su nota es superior a la de hace cuatro meses en 10 décimas.

Casi el 90% cree que la situación económica es mala o muy mala

Al preguntar a los ciudadanos sobre cómo ven la situación económica general de España, un 89,4% dice que es mala o muy mala, hasta ocho décimas más que en junio, por lo que se acerca al récord de más del 90% que alcanzó el pasado mayo. Sólo un 0,6% la califica de buena.

La lista de problemas ha vuelto a estar encabezada por el paro, citado en el 78,6% de los cuestionarios, ocho décimas más que el mes anterior pero por debajo de las cifras del último año, cuando no bajaba del 80%. En segundo lugar repiten los problemas de la economía, con un 46,5%, también por debajo de los registros mensuales del último año.

En tercer lugar se consolida la clase política, citada como un problema en el 25,4% de los cuestionarios, seguida de la corrupción y el fraude (12,2%). Un 3% de los ciudadanos también citan como problemas de España el Gobierno y los partidos políticos.

En quinto y séptimo lugar aparecen la sanidad (10,4%) y la educación (7,1%), dos asuntos que asomaron como un problema preocupante al mismo tiempo que comenzaron las medidas de ajuste.

Más información