Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es como si, de un golpe, dices adiós al verano”

Alumnos extremeños afectados por la filtración del examen de Selectividad se quejan por tener que repetir la prueba que define su futuro universitario

Alumnos encerrados en el rectorado del campus de Badajoz de la Universidad de Extremadura.
Alumnos encerrados en el rectorado del campus de Badajoz de la Universidad de Extremadura. Europa Press

Cuando Natalia Cruz terminó su último examen de selectividad el miércoles, respiró aliviada. Sus expectativas eran buenas y su verano, después de tantas horas de estudio, empezaba por fin. La tranquilidad duró poco: la Universidad de Extremadura (UEx) anunció el jueves que se había producido una filtración de los exámenes, por lo que más de 4.600 alumnos extremeños tendrán que volver a repetir algunas de las pruebas (Matemáticas, Latín y Fundamentos del Arte). Tras la decisión, centenares de estudiantes salieron a la calle para protestar frente al Rectorado del Campus pacense, y una veintena de ellos decidió encerrarse en las instalaciones universitarias del campus de Badajoz de la UEx, donde siguen sin salir.

“Me siento indignada. Es como si, de un golpe, dices adiós al verano”, cuenta Cruz. Ella solo tiene que repetir la asignatura de Matemáticas de Ciencias Sociales, precisamente el examen que, según recuerda, mejor le salió. “Cuando lo acabé pensé: ‘este me va a subir la media’. Ahora, además de que no sé cómo lo haré, tendrán que corregirlo deprisa para que nos den las notas el próximo viernes, por lo que habrá más riesgo de fallos de corrección”, opina.

Un email anónimo y una llamada telefónica alertaron a las 11.00 del pasado miércoles de que se podía acceder por Internet a los exámenes de la selectividad en Extremadura. El fallo también fue detectado por el servicio de informática. Los responsables de la prueba subieron los exámenes a la red en lo que llaman “una zona oscura”, inaccesible al público general, aunque no hacían falta demasiados conocimientos informáticos para encontrarlos, según fuentes de la universidad. Sobre las cinco de la tarde se cortó el acceso a los documentos. La Comisión Organizadora de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), formada por la Universidad y la Junta, cambió los ejercicios del jueves. Tuvo que ponerse a hacer miles de fotocopias en el último minuto.

La filtración obligará a 4.185 alumnos a repetir una prueba, y a 409 a volver a realizar dos de ellas. El rector reconoce que “no es una solución sencilla”, teniendo en cuenta la “tensión, estrés, esfuerzo y sacrificios que hacen los estudiantes” durante la EBAU. Pero a los jóvenes no les convence.“¡No repetición, otra solución!”, coreaban ayer los alumnos encerrados en los vídeos que ha difundido por Twitter la Coordinadora Estudiantil de Badajoz, que mantiene su postura de no volver a realizar el examen. Piden una alternativa y, si se sigue adelante con la repetición de pruebas, exigen “las mejores condiciones posibles dentro de la peor opción que podrían haber tomado”.

Los estudiantes encerrados viven estos días rodeados de pancartas, apuntes, subrayadores y víveres. Además de protestar, cuentan, están estudiando y preparándose, de nuevo, los exámenes que ya hicieron. Han asegurado que el encierro es “indefinido”, al menos hasta que se reúnan este lunes con el rector de la UEx, Segundo Píriz, y subrayan que no realizarán allí dentro ningún “acto que no esté permitido en la universidad”.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, señaló ayer en un acto organizado por el PSOE en Badajoz que la repetición de las pruebas parece “la única salida” e insistió en la necesidad de “depurar responsabilidades” sobre lo sucedido. Vara aseguró que se facilitará el desplazamiento a los alumnos que tengan que repetir las pruebas el próximo martes. “Se sabrá toda la verdad”, prometió también el presidente regional. El rey Felipe VI, ante el conflicto, canceló el viernes la visita que tenía previsto hace a Cáceres para clausurar el congreso Carlos V, Vitoria y Erasmo en Yuste en la universidad. Allí se llegaron a concentrar hasta 200 alumnos contra la repetición de las pruebas.

La Coordinadora Estudiantil de Badajoz pide al rector, entre otras cosas, que la universidad devuelva las tasas como “compensación por el daño causado”, que se haga cargo de los gastos de desplazamiento de los estudiantes que tienen que viajar desde otras localidades y soluciones para aquellos a los que les coinciden con otros exámenes, como las pruebas idiomáticas del B2, que se realizan el mismo día de la repetición.Los estudiantes de la coordinadora insisten en que el rector de la UEx debe pedir perdón junto con “todos los responsables por el daño causado”. Además, la asociación estudiantil ha propuesto que, en el caso “casi seguro” de que se realicen las pruebas, los alumnos puedan repetir de forma opcional los exámenes de las asignaturas del pasado jueves, ya que hubo estudiantes que decidieron no hacerlas porque las del miércoles les “habían salido bien” y no iban a necesitar mejorar la media de cara a las ponderaciones. Otra de sus exigencias: “que no molesten a los estudiantes en mitad del examen pasando lista y que empiecen con puntualidad”; y que las notas de la EBAU se sigan publicando el día 15 y no el 16, para tener igualdad de oportunidades de otras comunidades autónomas.

“Nunca tienen en cuenta a los estudiantes. No ven que un pequeño fallo puede afectar a mucha gente”, dice con voz cansada una de las estudiantes.

Críticas al examen de matemáticas en el País Vasco

P. GOROSPE

Estudiantes del País Vasco se han movilizado por el examen de selectividad de Matemáticas correspondiente a la especialidad de Ciencias Sociales a través de change.org. Piden que se anule por su dificultad. Solo en 24 horas consiguieron 8.000 firmas y otras 24 horas después ya estaban cerca de las 10.000. La cifra supera a los matriculados en esa materia, ya que en el País Vasco este año terminaron el bachillerato (en todas sus ramas) 10.447 estudiantes. No es la primera vez que este examen genera polémica. Hace exactamente dos años, miles de estudiantes, y en aquella ocasión también docentes, exigieron la anulación de la misma prueba de Matemáticas por su extrema dificultad. En aquella ocasión recogieron más de 12.000 firmas. No sirvió de nada.

“Pedimos que el examen de selectividad del 2018 de Matemáticas para las Ciencias Sociales, en el País Vasco, sea retirado u omitido dado al nivel que han puesto este año”. Esa es la petición para la que recogen firmas, porque muchos estudiantes la cogen como asignatura especifica para subir nota, y a la vista del nivel, no les va a servir para nada. “Pedimos que tomen medidas con este examen”, pide el texto que han publicado en la plataforma, donde aseguran que había preguntas y bibliografías no incluidas en el temario. La fase de admisión de la Selectividad permite mejorar la calificación obtenida en la fase de acceso. Cada estudiante se puede examinar de hasta cuatro materias de modalidad de segundo de bachillerato distinta de la materia elegida en la fase de acceso. Cada materia se califica entre cero y diez, y la nota final se obtiene tomando las dos mejores notas de los exámenes voluntarios, multiplicadas por un parámetro que fija cada universidad en función de la relación de la materia con el grado elegido.

Más información