Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE de Page ofrece a Podemos entrar en el Gobierno y salva los presupuestos de Castilla-La Mancha

Los dirigentes regionales del partido de Pablo Iglesias aceptan integrarse en el Ejecutivo aunque lo consultarán con las bases

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page durante la reunión mantenida con el secretario general regional de Podemos, José García Molina. ATLAS

El Gobierno de Castilla-La Mancha (PSOE) ha cerrado este jueves un acuerdo con Podemos para aprobar los presupuestos de 2017 y los del resto de la legislatura. Las cuentas autonómicas para este ejercicio fueron tumbadas el pasado abril por el PP y el partido de Pablo Iglesias, con cuyo apoyo contaba el Ejecutivo de Emiliano García-Page. El presidente regional también ha ofrecido a Podemos, en un giro impensable hace unas semanas, la entrada en su Gobierno, decisión que este partido someterá a sus bases en la comunidad autónoma aunque sus dirigentes ya han manifestado su voluntad de formar parte del gobierno castellanomanchego.

De salir adelante, sería el primer Gobierno bipartito PSOE-Podemos en una Administración de ámbito superior al municipal. Hasta ahora, Castilla-La Mancha era la región donde más evidentes eran las fricciones entre PSOE y Podemos dentro de su pulso por la hegemonía en la izquierda española. 

Fuentes de la dirección de Pedro Sánchez apuntaron que conocían de antemano el anuncio de García-Page y que les parece bien. Pablo Iglesias, por su parte, tuiteó: “Hacemos política para cambiar las cosas. A veces, solo gobernar garantiza el cambio. Ahora las bases decidirán”.

"Estábamos en una encrucijada política y presupuestaria. Este acuerdo supone un cambio trascendental en el ecuador de la legislatura con el que perseguimos un objetivo elemental, dar certidumbre a los ciudadanos en un escenario de estabilidad para los dos años que restan de legislatura", ha valorado García-Page tras reunirse durante tres horas con el secretario general de Podemos en la región, José García Molina. "Nunca habría un acuerdo si antes no habríamos acordado la miga del presupuesto", ha incidido el presidente, que estas últimas semanas había amagado con convocar elecciones en otoño de no aprobarse los presupuestos. "Hemos tenido nuestras luces y sombras pero era una demanda muy clara que hubiera un entendimiento, como ya se vio con el acuerdo de investidura", ha coincidido García Molina. El Consejo de Gobierno se reunirá este viernes de forma extraordinaria para avanzar en la tramitación de las cuentas.

La oferta para incorporar a Podemos a uno de los siete Gobiernos autonómicos que preside el PSOE sería vía la vicepresidencia segunda además de una cartera con una responsabilidad concreta dentro del Gobierno para gestionar el plan de garantías de rentas según ha explicado García-Page. "Creo que es un ofrecimiento razonable, honesto, pero hay que preguntar a la militancia", ha observado García Molina. "Esto lo va a decidir la militancia en Castilla-La Mancha", ha subrayado el diputado. El PP interpreta la propuesta de García-Page como una forma de "salvar los presupuestos", según fuentes regionales del partido.

Las Cortes de Castilla-La Mancha rechazaron hace tres meses los presupuestos promovidos por el Gobierno de García-Page para el curso actual -8.919,8 millones de euros, un 5,9% superior al de 2016 y con un techo de gasto de 5.960 millones- con los votos a favor de los 15 diputados socialistas y el voto en contra de los 16 del PP y los dos de Podemos. La posición de la formación de Iglesias pilló totalmente por sorpresa al PSOE, que contaban con su aprobación. Hasta el punto que García-Page se refirió a la posición de Podemos como "un puñal por la espalda". Previamente, en enero, ya habían alcanzado un acuerdo para aprobar la tramitación de las cuentas. Ambos partidos también habían coincidido en marzo en rechazar la enmienda a la totalidad del PP. Podemos, por su parte, se quejaba de que el Gobierno de García-Page había "ninguneado" sus enmiendas parciales. Como réplica, la Junta de Castilla-La Mancha recalcaba que había aceptado el Plan de Garantías de 120 millones de euros que Podemos ponía como condición a cambio de su apoyo.

Ahora el presupuesto, que en "esencia" es como el que recientemente no obtuvo los apoyos necesarios, incluye guiños a Podemos como un "impulso" al sistema educativo, según ha subrayado García-Page, que afectarán a interinos y a los profesores de secundaria. También se presta atención a las inquietudes de Podemos sobre agricultura ecológica. "No hay que quedarse enredado en lo que pasó sino en lo que tiene que pasar. Debemos fijarnos en lo que nos une. En que haya confianza para que haya estabilidad", ha destacado García Molina.