Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brigada política usó a la Casa Real como tapadera de uno de sus policías

La documentación remitida por Interior al Congreso revela que el director adjunto de la Policía utilizó a La Zarzuela sin su consentimiento

Eugenio Pino, ex director adjunto operativo del Cuerpo Nacional de Policía, en 2012.
Eugenio Pino, ex director adjunto operativo del Cuerpo Nacional de Policía, en 2012.

La bautizada como brigada política utilizó a la Casa del Rey sin su consentimiento para dar cobertura en plena Operación Cataluña a uno de sus supuestos integrantes, el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago. Así aparece recogido en la documentación que el Ministerio del Interior ha enviado a la comisión parlamentaria que investiga el supuesto uso partidista de la policía en la etapa de Jorge Fernández Díaz y a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Según la misma, el director adjunto operativo, el comisario Eugenio Pino, colocó a su mano derecha como "jefe de sección operativa" de la Comisaría de la Casa de Su Majestad el Rey entre el 13 de enero de 2015 y el 8 de octubre del mismo año. En esas fechas, Fuentes Gago —que el próximo 5 de julio declarará en la comisión— realizó 10 viajes a Barcelona, uno de ellos solo nueve días después de incorporarse a ese puesto en el palacio de la Zarzuela.

La documentación remitida al Congreso y que firma el actual número dos de la Policía, el comisario Florentino Villabona, recoge en 37 folios las "agregaciones, comisiones de servicio y atribuciones de servicio a la Dirección Adjunta Operativa (DAO), desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de octubre de 2016", de los 334 agentes que durante este periodo trabajaron a las órdenes directas del comisario Eugenio Pino. El inspector jefe Fuentes Gago, que en realidad ejercía como jefe de gabinete y persona de la máxima confianza del número dos de la policía, consta en dicha relación oficial con tres destinos. Entre julio de 2013 y el 27 de agosto del mismo año supuestamente trabajó como jefe de sección operativa de la Audiencia Nacional, el órgano judicial en el que se investigan los principales casos de corrupción, entre ellos el referido a la familia Pujol. En diciembre de ese mismo año aparece como "jefe de sección operativa" sin concretar destino, puesto que abandonó el 9 de enero de 2014. Finalmente, entre enero y octubre de 2015 aparece destinado en el palacio de la Zarzuela.

Sin embargo, fuentes policiales aseguran que este policía nunca ejerció las funciones en la Casa del Rey que dicha documentación le atribuye y aseguran que durante todo este tiempo los agentes encargados a dar seguridad al Rey y su familia creyeron que dicho puesto permanecía vacante. Otras fuentes consultadas confirman que La Zarzuela nunca fue informada de esta maniobra. El destino, catalogado como de nivel 27 (el máximo que puede ocupar Fuentes Gago en su condición de inspector jefe), le permitió cobrar durante esos 10 meses un "complemento específico" anual de 10.204 euros, uno de los más altos dentro de la policía.

En otro documento remitido a la comisión de investigación del Congreso revela que Fuentes Gago hizo 19 viajes a Cataluña en el periodo de Fernández Díaz, diez de los cuales se produjeron en las fechas en las que, sobre el papel, estuvo destinado en seguridad de Casa del Rey. En concreto, se desplazó a la capital catalana dos veces en enero, una en febrero, otra en marzo, una más en abril, dos en junio, otras dos en julio y la última en septiembre. En ese mismo periodo, estuvo una vez en Lyon (Francia) y otra más en Ámsterdam (Holanda), ciudades que no visitó entonces ningún miembro de la familia real. Actualmente, el inspector jefe Fuentes Gago está destinado como agregado de Interior en la embajada de España en La Haya, uno de los puestos más cotizados entre los policías por su alta retribución económica. El próximo 5 julio comparecerá en la comisión de investigación junto a su jefe, el comisario Eugenio Pino.