Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso constituye la primera comisión de investigación desde 2004

Investigará si el Ministerio del Interior hizo un uso partidista de las fuerzas de seguridad

El Congreso constituyó este jueves la primera comisión de investigación desde 2004, cuando se creó la referida a los atentados del 11-M. "Comisión de Investigación sobre la utilización partidista en el Ministerio del Interior, bajo el mandato del ministro Fernández Díaz, de los efectivos, medios y recursos del Departamento y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con fines políticos", es el nombre concreto de la comisión que presidirá Mikel Legarda del PNV. PP y PSOE intentan, frente al resto de grupos, limitar su alcance.

Constitución de la comisión de investigación, hoy en el Congreso.

Aún no ha hecho más que constituirse la primera comisión de investigación de la legislatura, la primera en casi 13 años, y ya se apunta una primera batalla entre los grupos sobre su alcance y el nivel de los comparecientes. PP y PSOE ya advierten de que se opondrán a que comparezcan agentes de policía y quieren limitar las citaciones a responsables políticos de ese ministerio, empezando por Jorge Fernández Díaz, ahora diputado popular.

Por lo contrario, Unidos Podemos, ERC y PDECat avisaron de que solicitarán la comparecencia de policías vinculados al caso, como el comisario José Villarejo, ya jubilado, que declaró ante el juez que trabajó para la llamada Operación Cataluña. Esos partidos quieren también que comparezca el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la expresidenta del PP catalán y actual secretaria primera de la Mesa del Congreso Alicia Sánchez-Camacho, y el jefe de gabinete del presidente, Jorge Moragas. Ni populares ni socialistas son partidarios de citarles.

Para el socialista Antonio Trevín el testimonio de Fernández Díaz es clave porque, en su opinión, organizó una “policía política” que actuó “fuera de la legalidad para perseguir a adversarios políticos”.

Todas las decisiones, incluidas las comparecencias y las conclusiones, se adoptan por mayoría, con voto ponderado; es decir, los dos principales partidos tendrán capacidad de decidir. La próxima reunión será el día 21 para estudiar el plan de trabajo. Las comparecencias son públicas, pero sus trabajos a puerta cerrada, como una ponencia de cualquier comisión parlamentaria.

La creación se aprobó en el pleno el mes de septiembre pasado a instancias del PSOE y, básicamente, se refiere a las conversaciones reveladas por Público entre el entonces ministro y el director de la oficina antifraude de Cataluña en las que hablaban de crear acusaciones contra rivales políticos. Esas gestiones están relacionadas con lo que se llamó “policía patriótica” o grupo de agentes que buscaba desacreditar a políticos vinculados al proceso independentista en Cataluña.

“Es una de las prácticas más fuertes del Estado contra las libertades. Es el watergate español”, señaló en el inicio el representante de Unidos Podemos-En Comú, Xavier Domènech.

Populares y socialistas acordaron retrasar el inicio de la comisión por la enfermedad de Jorge Fernández, pero ahora prefieren que no se prolongue para facilitar que avancen otras.

Está aprobada la comisión de investigación sobre la crisis bancaria y que presidirá Ana Oramas (Coalición Canaria), a la espera de que se constituya en abril y no ha pasado de la petición en el registro la firmada por PSOE, Podemos y Ciudadanos sobre las cuentas del PP y la de los populares sobre las cuentas de todos los partidos.

Discrepan sobre finanzas

En principio, está asegurada la aprobación de la referida a las cuentas del PP, incluso aunque este partido vote en contra. La pedida por los populares es rechazada a día de hoy por socialistas, Podemos y Ciudadanos.

Los tres partidos entienden que lo prioritario es buscar las responsabilidades políticas de casos que están en los tribunales sobre las cuentas del PP. Añaden como argumento que el resto de partidos pueden ser investigados en la que el PP sí puede crear en el Senado con sus votos.

Para la comisión sobre el PP también piden la comparecencia de Rajoy algunos de los promotores, empezando por Podemos.

Además, la próxima semana comparecerán en una subcomisión que estudia medidas contra la corrupción los tesoreros de todos los partidos.