Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bases de EH Bildu designan a Otegi como candidato a lehendakari

El partido le encarga recuperar votos y escaños en Madrid y aglutinar a la militancia en Euskadi

Marije Fullaondo y Igor Arroio en primer plano y detrás los dirigentes históricos.
Marije Fullaondo y Igor Arroio en primer plano y detrás los dirigentes históricos.

Las bases de la coalición EH Bildu han seguido el guion. Los afiliados a los partidos que la componen, Sortu, Alternatiba, Aralar y Eusko Alkartasuna han elegido oficialmente a Arnaldo Otegi para que reorganice y aglutine en torno al proyecto independentista, a todos los que se han ido alejando a lo largo de las últimas elecciones. Otegi será el candidato a lehendakari en las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo otoño.

EH Bildu ha elegido a Otegi, pese a que sobre el secretario general de Sortu pesa una condena de inhabilitación para cargo público hasta el 28 de febrero 2021. Sus miembros sostienen que el caso Iker Casanova, inhabilitado con la misma falta de precisión en la sentencia judicial, y finalmente parlamentario vasco, es plenamente aplicable. El fiscal superior vasco Juan Calparsoro esgrimió también la misma tesis de que su inhabilitación no podrá hacerse efectiva porque en la sentencia del caso Bateragune —por la que cumplió seis años de prisión— no especifica a qué cargos concretos afecta.

El exmiembro de ETA tendrá que resolver varios problemas que no existían cuando entró a la cárcel, como la disgregación del voto de la izquierda abertzale, la irrupción de Podemos, la parálisis de la política penitenciaria que ha dejado a varios centenares de presos ante la disyuntiva de adoptar medidas individuales parta progresar de grado, y los desjustes internos que está produciendo la revisión de sus planteamientos históricos en materia de territorialidad y presos.

Con su designación como candidato a lehendakari, Otegi recupera el mando de forma oficial tras su excarcelación el pasado 1 de marzo, una vez concluida la condena que cumplió por el caso Bateragune, el intento de reorganizar Batasuna bajo las órdenes de ETA. Aunque nadie dudaba de que iba a ser así, la designación abre la precampaña de la izquierda abertzale para las generales como aperitivo de las autonómicas. El antiguo militante de ETA, encarcelado varias veces desde los años 80, participó en las negociaciones que derivaron en el frustrado Pacto de Lizarra y en el acuerdo de legislatura alcanzado con el PNV y EA, que ETA hizo saltar por los aires al romper el "alto el fuego indefinido" declarado en 1998.

Otegi comparecerá mañana como candidato a lehendakari por EH Bildu en el Palacio Euskalduna de Bilbao, en el segundo acto de la gira "Escuchar para mejorar", en el que el aspirante a presidente de Euskadi y otros cargos de la coalición atienden a cuestiones planteadas por los ciudadanos. Este programa se inició el sábado en el frontón Labrit de Pamplona y el viernes llegará a Gipuzkoa con un acto previsto en una localidad del Alto Deba.

Más información