Otegi: “El final de la lucha armada tenía que haberse dado mucho antes”

El dirigente de Sortu dice alegrarse "de corazón" de que quienes "sufrían las acciones de ETA" ahora vivan más tranquilos

Baile del 'aurresku' en el homenaje a Otegi el pasado martes en Elgoibar.

El secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, ha reconocido este viernes que la izquierda abertzale no supo interpretar durante "largos años" que "la sociedad vasca exigía que el final de la lucha armada se diera mucho antes". Por eso, Otegi ha confesado que su "conciencia" le dice que "tenía que haberse dado ese paso antes" y se ha reprochado a sí mismo haber llegado "tarde" a esas posiciones.

"La autocrítica fortalece los proyectos políticos y la honestidad de los dirigentes políticos", ha manifestado Otegi en una entrevista en Euskal Telebista, la primera que concede tras su salida en prisión el pasado martes. Ese día ya anunció, en el mitin que ofreció en su localidad natal, Elgoibar (Gipuzkoa), que la izquierda abertzale estaba dispuesta a reconocer sus errores, porque sus dirigentes, ha dicho este viernes, "también tenemos una responsabilidad propia con nuestro país y con nuestra gente".

Ese juicio con el pasado lo hará Sortu "hasta el final" porque "lo exige la gente", ha remarcado. Desde su puesta en libertad, Otegi ha insistido en la necesidad de "escuchar al pueblo": "El único juez que reconocemos es el pueblo" y "el mejor lehendakari, el pueblo", dijo varias veces nada más abandonar la prisión de Logroño. Hoy ha admitido que la izquierda abertzale tardó en darse cuenta de lo que pedía la sociedad y dio la espalda a "la necesidad que tenía la gente de superar la etapa de confrontación armada e instalarse en una etapa de confrontación política y democrática", ha apuntado en la entrevista televisiva.

"Mi conciencia me dice que, efectivamente, además de que la gente nos lo pide -"yo tengo un exquisito respeto a la gente y me debo a la gente"-, mi conciencia me dice que teníamos que haber dado ese paso antes", ha asegurado. No obstante, Otegi también ha dicho sentirse "orgulloso" de su "aportación" personal para modificar la estrategia de la izquierda abertzale hacia vías exclusivamente políticas.

Como hizo hace tres días en el mitin de Elgoibar, ha vuelto a alegrarse —"sinceramente", dijo entonces; "de corazón", ha dicho— de que quienes "sufrían las acciones de ETA" ahora vivan más tranquilos. "Todas las víctimas son de todos", según él, y no debe haber "víctimas de un lado y de otro", algo en lo que la izquierda abertzale "está trabajando" y, en cambio, "en el otro lado" todavía no.

Su paso por la cárcel, donde ha cumplido una condena de seis años y medio por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna "siguiendo instrucciones de ETA", según la condena del Tribunal Supremo, le ha hecho ser "todavía más humano", ha afirmado el exportavoz de Batasuna, quien durante este periodo recluido ha "empatizado" con las víctimas: "No me ha llevado a ser rencoroso con quienes me metieron en la cárcel. Me ha llevado a una reflexión mucho más humana, mucho más profunda en términos humanos, que es entender que también a aquellos que sufrieron la violencia armada de ETA un buen día les llamaron para decirles que un ser querido había fallecido".

Otegi ha vuelto a esquivar la pregunta sobre su candidatura a ser lehendakari en las próximas autonómicas vascas, previstas para este próximo otoño —"aportaré mi granito de arena", ha señalado—, y, con relación al desarme de ETA, se ha mostrado convencido de que la banda terrorista dará el paso porque tiene un "compromiso con este pueblo y este pueblo quiere vivir en paz".

Más información