Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional suspende la consulta canaria sobre las prospecciones

Canarias la convocó para el día 23, pero tras el recurso del Gobierno, Rivero decidió paralizarla en espera de esta decisión

Imagen de una de las manifestaciones del pasado verano en Gran Canaria, en contra de las prospecciones petrolíferas. Ampliar foto
Imagen de una de las manifestaciones del pasado verano en Gran Canaria, en contra de las prospecciones petrolíferas.

El pleno del Tribunal Constitucional ha suspendido este martes por unanimidad la consulta convocada para el día 23 por el Gobierno de Canarias sobre las prospecciones petrolíferas al admitir a trámite el recurso que interpuso el Ejecutivo central y que considera que la consulta invade competencias del Estado. Así han informado a agencia Efe fuentes del tribunal.

El pasado 24 de octubre, el Gobierno recurrió al Tribunal Constitucional la consulta convocada por Canarias en relación con las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas al archipiélago, y a la vista de esta decisión el propio Gobierno regional de Paulino Rivero la suspendió a la espera de la decisión del Tribunal Constitucional.

La suspensión es provisional y no supone pronunciamiento alguno sobre el fondo del asunto y el tribunal deberá decidir próximamente si la prolonga, antes de que pase un plazo de cinco meses o, en caso contrario, la levanta.

Al momento de paralizar el proceso, el Ejecutivo canario consideró que "tanto el marco normativo de la consulta como la pregunta directa que se formula a la ciudadanía son plenamente constitucionales", según escribió en un comunicado. "En esa dirección, entiende que se trata de un instrumento de democracia participativa que tiene amparo en la Ley canaria 5/2010 de Participación Ciudadana, plenamente válida y eficaz y que no ha sido cuestionada nunca por el Gobierno de España".

La consulta, continuaba entonces el Gobierno canario, "tampoco supone un referéndum encubierto porque no se llama al cuerpo electoral ni al censo, ni se gestiona por la Administración electoral ni está asegurado con garantías jurisdiccionales específicas". En cuanto a la pregunta, añadía, "tampoco acusa visos de inconstitucionalidad porque no recaba la opinión de la ciudadanía en relación con las prospecciones autorizadas por el Estado, sino el modelo medioambiental y turístico del Archipiélago".

En relación a la suspensión cautelar de esta consulta, que se ha hecho realidad este martes tras la aceptación del recurso por parte del Constitucional, Rivero afirmaba que "el Gobierno no acepta que por razones de tipo político se esté impidiendo que los canarios hablen", pero que será "respetuoso con el ordenamiento jurídico".