Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias convoca la consulta sobre las prospecciones el 23 de noviembre

Rivero sostiene que acudirá a los tribunales para defender la celebración del referéndum

El presidente canario, Paulino Rivero, acompañado de su equipo, en el anuncio de la fecha de la consulta.
El presidente canario, Paulino Rivero, acompañado de su equipo, en el anuncio de la fecha de la consulta. EFE

Canarias votará si quiere o no las prospecciones petrolíferas en sus costas. Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, quien ha adelantado que la fecha para la consulta se realizará el próximo 23 de noviembre. La pregunta que se someterá a consulta será : "¿Cree usted que Canarias debe cambiar su modelo medioambiental y turístico por las prospecciones de gas o petróleo?".

En este sentido, Rivero ha justificado la convocatoria de consulta debido a la reiterada falta de sensibilidad y respeto institucional por parte del ejecutivo central. “La lealtad ha sido absoluta y no hemos tenido las mínimas condiciones que deben producirse entre las administraciones”, explicó el presidente canario. En este punto, Paulino Rivero quiso marcar una clara diferencia con el caso de la consulta en Cataluña, ya que la pregunta formulada está dentro de las competencias de la Ley de Participación Ciudadana, aprobada recientemente por el Parlamento de Canarias y está en sintonía con el Estatuto de la comunidad. “La pregunta está muy pensada y es consistente. Además responde a lo que dice nuestra normativa y responde a la legalidad sin embargo si por razones de tipo político nos la suspenden no tendremos dudas de ir a los tribunales” advirtió Rivero.

La consulta ciudadana se convoca al amparo de la Ley de Participación Ciudadana de Canarias, aprobada en 2007 pero cuyo desarrollo reglamentario se ha realizado a partir de junio, a raíz de la oposición del Ejecutivo regional a las prospecciones en aguas próximas a las costas canarias autorizadas a Repsol por el Gobierno central. De esta forma, se cumple con los dos decretos aprobados en Consejo de Gobierno recientemente, por los que se regula organización y funcionamiento del Registro de Participación Ciudadana, así como el que regula las consultas a la ciudadanía en asuntos de interés general competencia de la Comunidad Autónoma.

Estos dos decretos configuran el marco jurídico necesario para la convocatoria de consultas ciudadanas sobre asuntos competencia de la Comunidad Autónoma, y son un paso más para preguntar a la población canaria su opinión sobre las prospecciones petrolíferas.

Ambos decretos desarrollan los artículos 15 (registro) y 20 (consultas) de la Ley de Fomento de Participación Ciudadana, que a su vez aplica el artículo 32.5 del Estatuto de Autonomía de Canarias, en el que se atribuye a la Comunidad Autónoma capacidad legislativa y ejecutiva para regular y aplicar el sistema de consultas populares en el ámbito territorial de Canarias.

El decreto que regula las consultas prevé dos fórmulas para la emisión de opiniones: la presencial y la telemática. La opinión emitida por cada ciudadano y entidad jurídica que quiera participar telemática o presencialmente en el proceso será secreta y existirán herramientas específicas para garantizar que sólo se emita una opinión por persona, ya sea física o jurídica.