Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo repunte del calor pone a seis provincias en alerta naranja

Aumentan las temperaturas en los tercios este y nordeste de la península y en Baleares, mientras que se produce un leve descenso en el suroeste

Un grupo de turistas se protege del sol en Madrid.

Y para este miércoles, todavía más calor. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que hoy se produzca un "nuevo repunte" de las temperaturas en los tercios este y nordeste de la Península Ibérica y en Baleares y un ligerísimo descenso en el suroeste. Así, lo peor de la canícula se traslada del valle del Guadalquivir al del Ebro, Zaragoza, Lleida y la ribera de Navarra, donde se esperan temperaturas de 40 grados, aunque también será un día especialmente caluroso en ambas mesetas, zonas de Extremadura y Andalucía y el sur de la Comunidad de Madrid, donde se esperan de 38 a 40 grados. 

En consecuencia, se ha ampliado la alerta por calor a 29 provincias, seis de ellas en alerta naranja o riesgo importante (el segundo nivel de una escala de tres) —Huesca, Teruel, Zaragoza, Lleida, Madrid y Navarra— y, el resto, en amarilla o riesgo (primer nivel de alerta) —Córdoba, Granada, Jaén, toda Castilla-La Mancha, Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, el resto de Cataluña, Valencia, toda Extremadura, Baleares y La Rioja—. Fruto del calor reinante, en el alto Ebro, Navarra, La Rioja y País Vasco se pueden producir tormentas, según Meteorología. 

Por primera vez desde que comenzara el pasado sábado este episodio de temperaturas altas, ayer martes se batieron dos récords de temperaturasY no fue de máxima, sino de mínima, según informa a este diario Rubén del Campo, portavoz de la Aemet. "En Zamora hubo una mínima de 22,2 grados, es la mínima más alta para un mes de junio en la ciudad desde 1920 que hay registros", cuenta. El otro hito se produjo en Salamanca, donde se registraron 21,7 grados de mínima, la mayor desde 1940. "Salamanca vivió su noche más cálida en 77 años", subraya Del Campo.

En las máximas no hubo récords, pero sí cifras "muy significativas y muy altas". Así, en Granada se llegó a los 40,6 grados, "10 por encima de lo habitual para estas fechas", Córdoba rozó los 40 y Toledo marcó 38. "También hizo mucho calor en la zona de la depresión del Ebro, con 38 grados en Lleida", añade el portavoz, que recuerda que desde el sábado estamos en valores máximos "entre siete y 10 grados" por encima de lo que suele hacer a esta altura de junio y mínimos, "entre cinco y siete grados más". 

La ola de calor, más extensa de lo previsto

Y todo esto antes de que mañana jueves entre en vigor un aviso especial por ola de calor, cuyo radio ha ampliado hoy la Aemet. Así, el fenómeno anunciado ayer será más extenso, al afectar especialmente también a la zona centro, además del cuadrante suroeste inicialmente previsto. Se trata de la primera ola de calor de 2007 y se producirá antes de la llegada del verano, para el que faltan siete días. 

Según la predicción actualizada, las zonas que sufrirán la peor parte de la ola de calor serán Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha, oeste de Andalucía, Madrid, Toledo y partes de Guadalajara y Cuenca, donde se esperan máximas de 38-40 grados y mínimas que no descenderán de 22. "Dentro de esas zonas, en los valles del Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir podrían superarse los 42 grados de máxima y, todavía más significativo, habrá unas mínimas muy altas, de hasta 25 grados", subraya la Aemet. Pero la ola de calor también la sufrirán en el valle del Ebro, Castilla y León, el resto de Castilla-La Mancha, el interior de Galicia, el resto de Andalucía y Baleares, donde la Aemet prevé que se superen los 35 grados.

Mañana, según describe Del Campo, bajarán las temperaturas en el extremo norte, Cantábrico y Alto Ebro, donde "el descenso puede ser incluso notable". Frente a estas zonas "donde se notará cierto alivio", en las más castigadas por el calor, el oeste del país, "las temperaturas suben un poco más". "Y el viernes, en una nueva vuelta de tuerca, vuelven a subir, de ahí el aviso por ola de calor", concluye la Aemet. La situación persistirá al menos hasta el domingo, a partir del cual "la mayor probabilidad es que desciendan las temperaturas", eso sí, dentro de los valores altos.

EL DECÁLOGO DE SANIDAD PARA SOBREVIVIR AL CALOR

- Beba agua o líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.

- No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.

- Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

- Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.

- Procure reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).

- Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar. 

- Nunca deje a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado(especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).

- Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.

- Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.

- Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

Más información