Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera ola de calor a ocho días del verano

Afecta sobre todo al cuadrante suroeste de la Península y durará desde este jueves hasta al menos el domingo

Tres chicas se refrescan en la fuente de la Plaza de España.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido este martes un aviso especial por ola de calor, que afectará desde este jueves a todo el interior de la península Ibérica, especialmente al cuadrante suroeste, y que durará al menos hasta el domingo. Se trata de la primera ola de calor del verano, que técnicamente no llegará hasta dentro de ocho días. Desde el pasado sábado, gran parte de España sufre lo que Meteorología calificaba hasta hoy de "prolongado episodio de temperaturas inusualmente altas" y que se ha acabado convirtiendo en una ola de calor. 

Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, ha explicado a este diario que esta situación es consecuencia del recalentamiento de la masa de aire estacionaria que se colocó el sábado sobre el interior peninsular. "La intensa insolación favorece que la masa de aire se caliente más y más. Esta situación meteorológica se mantendrá sin cambios al menos hasta el domingo", precisa. Las zonas que sufrirán la peor parte serán Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y oeste de Andalucía, donde se esperan máximas de 40 grados y mínimas de 22. "Dentro de esas zonas, en los valles del Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir podrían superarse los 42 grados de máxima y, todavía más significativo, habrá unas mínimas muy altas, de hasta 25", subraya del Campo.

Qué es una ola de calor

Para que se dé el umbral de ola de calor, tienen que producirse tres condiciones", explica Rubén del Campo. La primera, se tienen que registrar temperaturas extremas de las más altas del año. "Tienen que estar entre el 5% de las más cálidas de julio y agosto", precisa el portavoz.

En segundo lugar, tiene que afectar al 10% de las estaciones del país. Además, esas temperaturas extremas y en el 10% de las estaciones deben durar "al menos tres días". 

Pero la ola de calor también la sufrirán en el valle del Ebro, Castilla y León, el resto de Castilla-La Mancha, el interior de Galicia, el resto de Andalucía y Baleares, donde la Aemet prevé que se superen los 35 grados. Desde el sábado, España sufre dependiendo de la zona una anomalía térmica en las temperaturas máximas de entre siete y 11 grados por encima de lo normal para esta época de año. También las mínimas están siendo muy altas para la primavera, con una horquilla de entre cinco y 10 grados más. 

En cuando a registros en puntos concretos, el portavoz de Meteorología subraya el azote que sufrió ayer Córdoba, donde el termómetro "llegó a los 41,4 grados, es decir, nueve más que el valor habitual". Por su parte, Badajoz padeció 40,5 y Cáceres, 39,8, "unos 10 grados más". También destaca Zamora, donde la máxima fue de 37,6 grados, 11 más de lo que hace un 12 de junio normal en el valle del Duero. "En buena parte de la cuenca del Ebro, en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía se superaron ayer los 35 grados", añade. Con las mínimas, se está produciendo un fenómeno que se conoce como noches tropicales, en las que los termómetros no bajan de 20 grados. "En Madrid se marcaron ayer los 23 de mínima y a media noche había entre 30 y 31", indica Del Campo.

Las temperaturas continúan este martes siendo "significativamente altas", sobre todo en el interior peninsular y en el cuadrante suroeste, según la Aemet. En consecuencia, 26 provincias están en alerta. En alerta amarilla o riesgo (primero de una escala de tres) se encuentran Córdoba, Granada, Jaén, todo Aragón, toda Castilla-La Mancha, Ávila, Salamanca, Segovia, Valladolid, Zamora, Barcelona, toda Cataluña, Madrid, Navarra, Cáceres, Mallorca, Menorca y La Rioja, mientras que en alerta naranja o importante (segundo rango) está Badajoz. 

Para mañana, las temperaturas todavía subirán más. "El miércoles se va a producir un pequeño repunte", indica Del Campo. Lo más probable, según la Aemet, es que asciendan las temperaturas en los tercios este y nordeste de la Península y que desciendan en el suroeste, por lo que Meteorología amplía la alerta a 29 provincias, siete de ellas naranja —Huesca, Teruel, Zaragoza, Cuenca, Lleida, Madrid y Navarra—.

De momento, el aviso por ola de calor está decretado de jueves a domingo. "Ir más allá del domingo es aventurado, aunque el lunes parece que podrían bajar algo las temperaturas, que seguirían siendo altas, pero habría cierto alivio", matiza Del Campo.

EL DECÁLOGO DE SANIDAD PARA SOBREVIVIR AL CALOR

  • Beba agua o líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.
  • No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.
  • Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.
  • Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.
  • Procure reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).
  • Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  • Nunca deje a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado(especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  • Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
  • Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  • Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

Más información