Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres agentes de la ‘policía patriótica’ declaran por el informe perdido del ‘caso Faisán’

El documento entregado a la cúpula policial y a Interior permanece 'extraviado'

Eugenio Pino, con gafas de sol, en la Audiencia Nacional, en febrero pasado.
Eugenio Pino, con gafas de sol, en la Audiencia Nacional, en febrero pasado. EL PAÍS

Tres policías que integraban la llamada policía patriótica, la brigada creada y controlada por ex director adjunto operativo (DAO) de la policía española Eugenio Pino, declararan este lunes en la Audiencia Nacional para aclarar qué pasó con el informe perdido del caso Faisan (el del chivatazo a ETA) que ellos elaboraron y que no aparece. Dos policías fueron condenados por este aviso a la banda terrorista, tras un proceso impulsado especialmente por el PP y asociaciones de víctimas de su órbita durante el anterior Gobierno del PSOE.

Los tres policías -la comisaria que estaba al frente de esta Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), Nuria Mazo, y dos agentes que redactaron el documento- comparecerán ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 a partir de las diez de la mañana de este lunes.

De la Mata ha llamado a declarar a estos tres policías después de que el propio Pino -ya retirado- hablara del mencionado informe del caso Faisán en una entrevista al diario El Mundo, un documento que, junto a otros que también ordenó elaborar, tenía el objetivo de 'revisar la actuación policial' de años anteriores.

Según explicaron a Europa Press fuentes policiales, del documento elaborado por la extinta BARC sobre el caso Faisán sólo se conservaron dos copias en papel después de que Eugenio Pino ordenara borrar el resto de versiones. Estas dos copias fueron remitidas en su día a Pino y al entonces hombre de su máxima confianza, Marcelino Martín Blas, exjefe de Asuntos Internos, añadieron las citadas fuentes.

El del caso Faisán es un informe de más de cien páginas que utilizó un programa informático avanzado para analizar el cruce de llamadas de los implicados en este chivatazo a la red de extorsión de ETA que tenía como base el bar Faisán de Irún (Gipuzkoa).

Este análisis ya fue aportado al proceso judicial en el que fueron condenados el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies, y el inspector jefe José María Ballesteros. En aquella ocasión, sin embargo, se utilizó otro sistema de rastreo menos preciso.

La versión de la Policía que dirige en la actualidad Germán López Iglesias es que no ha quedado ninguna otra copia en los ordenadores de la BARC, ya que la agente al frente de esta brigada especial, Nuria Mazo, recibió una orden directa de Eugenio Pino para que se eliminaran todas a excepción de las dos en papel.

Por otro lado, los grupos parlamentarios han pedido una batería de informes y documentos para trabajar en la comisión que investigará la gestión del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, entre ellos el resultado de la investigación interna que él mismo encargó sobre la grabación que le hicieron en su despacho.

Además de la declaración de sus subordinados por el informe del caso Faisán ante el juez De la Mata, el mismo magistrado ha solicitado a los juzgados ordinarios que investiguen al ex director adjunto operativo y al que fue su jefe de gabinete, Bonifacio Díez Sevillano, por prevaricación, falso testimonio y fraude procesal al considerar que el pendrive con información sobre el caso Pujol que supuestamente introdujo en el sumario fue obtenido de forma ilícita.

Y además, una juez de Madrid ha citado a declarar a Pino "en calidad de investigado" el próximo 16 de mayo después de admitir a trámite una querella que presentó en su contra el exalcalde de Barcelona Xavier Trias por injurias y calumnias al atribuirle una cuenta en un banco suizo.

Más información