Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP refuerza a sus líderes autonómicos para recuperar el espacio cedido a Ciudadanos

El partido usa sus congresos para intentar recuperar la mayoría absoluta de Madrid, Murcia y Castilla y León

El PP está empleando sus congresos autonómicos para reforzar a sus líderes regionales frente a Ciudadanos, reorganizando sus equipos para intentar recuperar en 2019 la mayoría absoluta en las Comunidades donde ahora dependen de pactos con los representantes de Albert Rivera. Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal apoyaron a Cristina Cifuentes en Madrid; igual que Fernando Martínez Maíllo a Pedro Antonio Sánchez en Murcia; y Juan Vicente Herrera a Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León. El mensaje es común: "Dar la batalla para reconquistar el centro".

Martínez Maíllo, Sáenz de Santamaría, Cifuentes y García-Escudero, en Madrid.

Tras firmar un pacto de investidura nacional y cuatro autonómicos (Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León), el PP y Ciudadanos están en rumbo de colisión. Los dos partidos comparten el objetivo de convencer a los electores de centro. En consecuencia, los dirigentes de la formación de Rajoy están empleando los congresos autonómicos del partido para reforzar a los líderes regionales más presionados por Rivera. Nadie resume mejor esa estrategia que Fernando Martínez Maillo, coordinador del PP, que viajó este sábado a Murcia para apoyar a Pedro Antonio Sánchez, a quien Ciudadanos pide que dimita por su imputación en el caso Auditorio.

“No te quepa ninguna duda de que te vamos a apoyar y vamos a aguantar. Aguantar, aguantar y aguantar. Eso es lo que va a hacer el PP”, ha dicho Maillo, pese a que el pacto que une al PP y a Ciudadanos recoge que se expulsará a cualquier cargo imputado. “Hay partidos que se pretenden adelantar a las sentencias judiciales”, añadió. Y luego, ya en Madrid, ha definido a Ciudadanos, su “socio”, con un largo e irónico silencio.

Al tiempo, y pese a la baja participación en los procesos internos, el PP ha convertido sus congresos en una demostración de fuerza de sus líderes. Cifuentes ha sido elegida como presidenta regional del PP en Madrid con el 93% de los votos. Sánchez ha obtenido el 93,52% en Murcia. Alfonso Alonso, el 94,96% en el País Vasco. Cospedal, el 95,43% en Castilla-La Mancha. Mercedes Fernández, el 95,94% en Asturias. Y Asier Antona, el 98,6% en Canarias. En todos esos congresos ha habido tres cosas en común: la reorganización de los equipos con vistas a las elecciones de 2019; las críticas a Ciudadanos y la reivindicación del centro como espacio del PP.

“Debemos reivindicar que el centro es el lugar natural del PP”, ha resumido este sábado Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y León. “El PP sale impulsado a dar la batalla para reconquistar la confianza de los que se la dieron a otras organizaciones que han demostrado que no tienen nada que aportar”, ha añadido sobre Ciudadanos, su socio de investidura, contra el que probablemente se medirá en las próximas elecciones Fernández Mañueco, que en quince días vivirá su congreso regional.

Centro reformista

En la misma línea se han expresado durante los congresos del PP Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia; Rafael Hernando, el portavoz en el Congreso; o Cospedal, la secretaria general, que dijo el viernes: “Frente a esa ola de pesimismo en la que están inmersos algunos de los nuevos partidos, somos un partido de certezas. Y lo demás son cantos de sirena”.

“Reivindico el centro reformista como motor de transformación”, ha rematado este sábado Cifuentes ante César Zafra y Susana Solís, diputados autonómicos de Ciudadanos invitados al congreso del PP de Madrid, a los que ha agradecido que la apoyen “a veces”.

Los estrategas del PP creen que Ciudadanos ha perdido atractivo en la misma medida en que ha dejado de ser novedoso, aunque el último sondeo de Metroscopia sitúa a esta formación como la única que mejora.

“Ciudadanos tiene que hacer un nuevo esfuerzo por redefinir y fijar su espacio o corre el peligro de que se produzca una difuminación”, asegura Ángel Valencia, catedrático de ciencia política de la universidad de Málaga. “Sus activos, que son la reformas, la regeneración y la política de pactos, pierden su valor en un contexto mucho más complejo en el que hay más actores (PSOE) o no se cumplen (Murcia)”.

El PP ve una oportunidad en esa situación. Como ha dicho Ana Isabel Pérez, presidenta de las nuevas generaciones del PP de Madrid, en presencia de Cifuentes: “Hay que recuperar el espacio que nos pertenece. Aquí tienes un ejército, querida Cristina”.

Solo Cifuentes menciona la corrupción en los Congresos del PP

De las decenas de oradores que han desfilado por los congresos del PP en Madrid, Murcia, Canarias, Castilla-La Mancha, Asturias y País Vasco, Cristina Cifuentes ha sido la única dirigente con peso específico que se ha referido a los casos de corrupción que han afectado al partido.

"Tenemos que reconocerlo", ha dicho. "También hemos cometido errores", ha seguido. "Y hemos sufrido decepciones a causa de quienes se han aprovechado de su militancia en el Partido Popular, han abusado de nuestra confianza, han traicionado nuestros principios, y nos han avergonzado". Y ha subrayado: "Ellos, los corruptos, no son el Partido Popular. Nos han manchado con su conducta deshonesta, y estamos pagando las consecuencias. Pero ellos no representan al Partido Popular".