Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV pide a ETA que tras el desarme programe su disolución definitiva

Joseba Egibar reclama "altura de miras" y "dejar hacer" ante el anuncio de ETA

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, en el Parlamento vasco.

Final de la violencia en  2011, desarme de ETA en abril de 2017 y disolución de la banda "lo antes posible". El PNV cree que, tras la entrega incondicional de su arsenal, la banda tiene que poner punto final a su trayectoria con una fecha en la que oficialice su desaparición, sin sucumbir a la tentación de preservarse como una asociación política del tipo que sea. Apenas unas horas después de hacerse público que el 8 de abril ETA va a entregar las armas a través de intermediarios de la sociedad civil, el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, cree que la agenda del fin de la violencia y de la normalización de Euskadi tiene que contemplar con claridad ese tercer capítulo, el de la disolución de la banda: "Sería un clamoroso error" si alguien intenta jugar políticamente con la figura de una ETA desarmada.

En declaraciones a la emisora pública Radio Euskadi, Egibar ha asegurado que el cierre ordenado de la violencia va a requerir de "muchos factores" y de la participación de muchas instancias "políticas y judiciales", pero ha advertido a la banda de que sin una vía de disolución programada va a tener muy complicado el poderse "beneficiar" de otras cuestiones, como la penitenciaria.

También ha recomendado a la izquierda abertzale que arrime el hombro para cortar de raíz los "brotes de violencia" que se están produciendo en Euskadi, en referencia a los altercados del fin de semana pasado en Pamplona, a la agresión al portavoz de Podemos, Lander Martínez y a los ataques a los campus de Bizkaka y Álava de la Universidad del País Vasco.

"Ha costado mucho abrazar en este país un proceso de paz o, cuando menos, un escenario de paz y convivencia", ha recordado Egibar. "Si la apuesta estratégica es de calado, unilateral y definitiva, determinadas cuestiones no pueden ser despachadas diciendo que esto no coincide con la estrategias que tenemos que desarrollar a futuro, eso hay que cortarlo de raíz", ha concluido el portavoz nacionalista en una tertulia en la radio pública vasca.

Egibar ha confirmado las reuniones entre el lehendakari, Íñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre este nuevo paso de la banda terrorista. El dirigente peneuvista ha asegurado que "la intencionalidad" es "dejar hacer y estar a la altura de las circunstancias". Según él, el hecho de que, cinco años y medio después de anunciar el fin de su actividad armada, ETA "no sepa o no acierte o no se le deje desarmar" confirma que se trata de una cuestión "que ha estado mal gestionada".

Egibar ha indicado que en el proceso de desarme de ETA ha habido "una especie de cruce de modelos de desarme" y el inicialmente previsto por parte de la banda armada y que partía de una "relación con las instituciones y autoridades políticas concernidas" ha "fracasado" porque el Estado español y el gobierno francés no tenían "ningún interés especial en verificar incluso la autenticidad de la decisión". Tras indicar que en aquel momento se podría haber verificado, ha señalado que no ha sido esa la "idea practicada" por el Gobierno central y, en este momento, se está "en otro modelo".

Más información