Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA invita ahora al Gobierno vasco a contactar para afrontar el desarme

El portavoz David Pla anuncia un proceso de reflexión de la militancia de la banda a partir de primavera.

El Gabinete Urkullu responde que la oferta es "poco seria".

Imagen de la detención de David Pla en septiembre de 2015 en  Saint-Etienne-de-Baigorry, Francia.
Imagen de la detención de David Pla en septiembre de 2015 en Saint-Etienne-de-Baigorry, Francia. AP

ETA quiere dar paso a una nueva relación con el Gobierno vasco que active el proceso de desarme. El preso de ETA David Pla, designado por la banda como "interlocutor para la resolución del conflicto" ha invitado ahora al Gobierno vasco, en una entrevista concedida desde la cárcel al diario Gara, a establecer una serie de contactos directos con él mismo, o a través de terceros, para escenificar el desarme y anuncia el inicio de un proceso de reflexión por parte del conjunto de la militancia de ETA previsto para primavera. La respuesta del Gabinete de Urkullu no se ha hecho esperar. En un comunicado critican la poca seriedad de la oferta a través de los medios, y sostiene que "solo espera que ETA se desarme ya".

ETA anunció el cese de la actividad armada en octubre de 2011. En 2015 la banda rechazó una propuesta del Gobierno vasco para verificar el desarme. "Aunque la relación hasta ahora haya sido conflictiva, intentemos poner un nuevo punto de partida. ETA está dispuesta a intentarlo". Pla emplaza al Gobierno vasco a la vista de la "nula voluntad" de España y de Francia de cooperar con ese objetivo y que, según dice, quedó constatada tras los sucesos de Luhuso, Francia, en diciembre pasado.

En una operación conjunta, la Guardia Civil y las autoridades francesas detuvieron el 18 de diciembre a cinco personas e intervinieron un depósito de ETA con varias armas, explosivos y material para hacer bombas que según el Ministerio del Interior se iba a usar para "una acción propagandística de entrega de armas". Los detenidos habían accedido voluntariamente a escenificar la entrega de armas de ETA a la sociedad, con el objetivo de reactivar ese proceso en el que ni España ni Francia quieren participar bajo el guion de la banda.

En Luhuso se "demostró claramente que ETA tiene voluntad de desarmarse y que los problemas que citaba ETA para ello son reales" y evidenció además, que "quien tiene voluntad sincera para ayudar tiene cómo hacerlo". "Lo único seguro es la decisión firme de ETA de desarmarse en el plazo de tiempo más breve posible. Aquellos que ya se han comprometido para lograr ese objetivo tienen su palabra", sostiene el preso desde la cárcel.

Rebajadas ya las exigencias de ETA, que ha pasado de emplazar a los Estados español y francés a certificar su desarme como algo voluntario y alejado de una derrota, ahora lo va a intentar con el Gobierno vasco. El interlocutor de ETA también critica al PNV, al lehendakari, Íñigo Urkullu, y a su Ejecutivo, al que acusa de intentar sacar "ventaja política", con la propuesta que hizo en 2015. "La propuesta nació muerta" porque solo buscaba aprovechar con ella "una ventaja política", al tiempo que "desgastar la posición de ETA y la izquierda abertzale".

"Nosotros hemos intentado una y otra vez crear ámbitos de colaboración" con el gobierno de PNV "porque sinceramente creemos que avanzar en la resolución del conflicto y construir la paz es un desafío de Euskal Herria y que deberíamos actuar como pueblo", "todos en la misma dirección", ha indicado. "Pero [Íñigo] Urkullu no está, no ha estado, en esa", ha reprochado al lehendakari.

Pla insiste en que el desarme es un tema de interés para los estados pese a que quieren convertirlo en un problema interno de ETA. "Los Estados francés y español han actuado en contra de la solución del conflicto en todos los ámbitos, también en el desarme, que se supone debiera ser de su interés".

Poco serio

El Gobierno Vasco ha señalado hoy que después de cinco años del anuncio de ETA de cesar su acción violenta "no espera más" que la banda terrorista mantenga su disposición a proceder a su desarme "en el tiempo más breve posible". En un comunicado explica que "no es serio que, para mantener un encuentro, ETA realice un llamamiento al Gobierno vasco a través de los medios de comunicación". "A estas alturas y después de los encuentros que ETA haya mantenido, incluso con representantes institucionales del Gobierno español, en el pasado, si ETA realmente hubiera querido mantener un encuentro con el Gobierno vasco, hacerlo público a través de los medios de comunicación sería, sin duda, el último de los procedimientos a emplear", ha señalado.

El Gobierno Vasco ha instado a ETA a concluir "de manera fehaciente ya con el proceso de desarme". "Que se sirva o no de la propuesta de desarme dispuesta por el Gobierno Vasco en diciembre de 2014 para el Ejecutivo autonómico ha sido y es lo de menos. Lo importante es que proceda al desarme de manera definitiva y asumible", subraya.

Más información