El freno a la Lomce, la primera reforma que tramitará el Congreso

La proposición de ley del PSOE será la primera norma del PP cuestionada en el pleno

El presidente del Congreso, Patxi López, este martes. (EFE)

La primera reforma legal que abordará el pleno del Congreso de los Diputados será simbólicamente la paralización de una de las leyes emblemáticas del Gobierno de Mariano Rajoy: la Lomce (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa). El pleno del Congreso debatirá y votará el próximo martes una proposición de ley del PSOE, la primera de la legislatura, para parar la aplicación de esa norma. Será solo el primer trámite y es imposible que culmine todo el procedimiento en las dos Cámaras, pero el resultado será un símbolo de la nueva situación política y parlamentaria.

Si hay investidura antes del 2 de mayo sí podría ser aprobado finalmente, porque el PP solo podría demorarlo en el Senado, pero no impedirlo. Sería la primera ley de la legislatura. Si en esa fecha no hay Gobierno la iniciativa decaería.

De hecho, los socialistas han elegido una iniciativa que concite el apoyo de los demás grupos, especialmente, de Podemos y de Ciudadanos. La Lomce fue aprobada la pasada legislatura solo con los votos del PP y este partido podría quedar de nuevo solo, con la notable diferencia de que ahora está en minoría.

La proposición de ley ha pasado ya el trámite de informe por el Gobierno en funciones. La Moncloa ha dejado pasar el plazo de un mes que le otorga la ley. Es la primera vez en democracia que el Congreso inicia su actividad legislativa sin esperar a que haya nuevo Gobierno.

El pleno también debatirá y votará el próximo martes una reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana que estaba pendiente de la anterior legislatura.

Los grupos han presentado proposiciones no de ley pidiendo la derogación de todas las leyes simbólicas del PP, como la de Seguridad Ciudadana (ley mordaza), la reforma laboral, la ley de Enjuiciamiento Criminal y la prisión permanente revisable, entre otras. Todas tienen, no obstante, un valor simbólico y político, por lo que no es ejecutiva su aprobación.

La Lomce está en su fase final de aplicación y es justo lo que quiere detener la proposición de ley del PSOE. La próxima convocatoria prevista en el calendario de la ley educativa será en mayo. Entonces está prevista la evaluación externa que deberán hacer los cerca de 400.000 alumnos de sexto de primaria (12 años). Las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE llevaron estas pruebas a los tribunales para intentar frenarlas y están a la espera de resolver la situación.

En todo caso, la aprobación de la proposición de ley del PSOE no llegaría a tiempo de frenar estas pruebas.

El curso que viene es el último de implantación de la Lomce, que llega a los cursos pares de secundaria y a segundo de bachillerato. A esa fase sí llegaría a tiempo una posible reforma legal ahora.

Está pendiente el diseño de la reválida externa de secundaria y la de bachillerato, que sustituiría a la actual prueba de Selectividad en 2017. Estas reformas también quedarían afectadas si se aprobara una reforma de la ley.

PSOE y Podemos llevaban expresamente en sus programas la derogación de la Lomce y Ciudadanos siempre ha defendido un pacto para una ley de educación consensuada, pero sin pronunciarse expresamente sobre eliminar la actual ley educativa del PP.

Más información