Selecciona Edición
Iniciar sesión

Luena: “Si hay voluntad, hay todavía tiempo”

El secretario de Organización del PSOE le pide a Podemos, en un tono suave frente al que venía empleando, que "retire los vetos" para facilitar el Gobierno de Sánchez

Pedro Sánchez y César Luena en el Congreso. EFE

"Si hay voluntad, hay todavía tiempo". Esa es la disposición del PSOE, en un guiño evidente a Podemos, expresada por su secretario de Organización, César Luena, 90 días después de las elecciones del 20-D y a mes y medio de que expire el plazo para formar gobierno. El paso del tiempo y la crisis abierta en Podemos están detrás de la variación en el discurso de Ferraz, que ha suavizado las formas en sus mensajes al partido de Pablo Iglesias conforme se acentuaba el conflicto por el poder en el partido emergente. "Hay mayoría para que haya un cambio, es el momento de que cada uno asuma su responsabilidad", ha expresado Luena en un acto en Burgos.

"Estamos en un tiempo que es una oportunidad. Si se quiere, se puede", ha indicado Luena. Sus palabras traslucen la preocupación que en el PSOE causa que el pulso por el control de Podemos culmine en el triunfo del sector menos proclive a facilitar la investidura de Pedro Sánchez. "Hay que levantar los frenos, retirar los vetos, abandonar la actitud de bloqueo. Hay un espacio común de cambio, que tiene que ser incluyente, transversal", ha observado el número dos del PSOE. La elección de Sánchez pasa, como mínimo, por la abstención de Podemos, crítico con el pacto de los socialistas con Ciudadanos. Otra barrera, insuperable para Sánchez, es el referéndum de autodeterminación que Iglesias defiende para Cataluña.

A la espera de que se concrete el encuentro entre Sánchez e Iglesias —está previsto a principios de la semana que viene— Luena ha modulado el tono contra Podemos que, tanto él como otros portavoces socialistas, venían manteniendo en las dos semanas que han transcurrido desde las dos investiduras fallidas de Sánchez. El partido que aspira a sustituir al PSOE como el referente de la izquierda española votó en contra en ambas. “Iglesias ha venido a la política a hacer el trabajo sucio a la derecha”, afirmó Luena a principios de marzo en un acto en Segovia, justo tras las votaciones en el Congreso. Como ahora, responsabilizó al líder de Podemos de que Rajoy siga siendo presidente, pero con unas palabras más toscas. Por ejemplo, acusó a Iglesias de "traicionar" el "sentido del espíritu" de los votantes de Podemos.

Dos semanas después, Ferraz ha cambiado de táctica, aunque mantiene la misma estrategia de cultivar una imagen institucional de Sánchez, como refleja su presencia el jueves en Bruselas, mientras trabaja el contacto directo con los aliados territoriales de Podemos. El objetivo del viaje de Sánchez la semana pasada a Galicia era para sondear y tender puentes con En Marea (seis diputados en el Congreso), como la presencia del secretario general del PSOE este viernes en las Fallas de la Comunidad Valenciana, donde el PSOE gobierna con el apoyo de Compromís (cuatro diputados en la Cámara Baja).

Aunque las maneras han cambiado, la presión sigue siendo para Podemos. Si hay un responsable de que Rajoy presida el país, ese es Iglesias, sentencian en el PSOE. "En el Parlamento de España hay una mayoría social de cambio, los ciudadanos votaron cambio y ese cambio se tiene que llevar a las políticas y las instituciones. Nadie puede entender que al menos 200 diputados que nos podemos poner de acuerdo en hasta 140 medias de cambio en nuestro país no lo hagamos", ha referido Luena, en una suma que incluye a los diputados socialistas, los de Ciudadanos y los de Podemos y sus confluencias. "No es entendible que, si hay una mayoría social de cambio, Mariano Rajoy siga siendo el presidente en funciones", es la conclusión a la que, una vez más, ha llegado Luena.