Selecciona Edición
Iniciar sesión

“Iglesias ha venido a la política a hacer el trabajo sucio a la derecha”

Luena responsabiliza al líder de Podemos de que Rajoy siga siendo presidente y le acusa de "traicionar" el "sentido del espíritu" de los votantes de su partido

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, y la presidenta del partido, Micaela Navarro, en una imagen de archivo. EFE

El PSOE ha incrementado este domingo unos grados más la presión sobre Podemos tras las dos votaciones fallidas de Pedro Sánchez en el Congreso para ser presidente del Gobierno. La estrategia de Ferraz es simple y confían en que será efectiva: responsabilizar al partido emergente, que aspira al sorpasso con los socialistas para a continuación reemplazarle como el referente de la izquierda española, de que no haya un gobierno progresista, reformista y de cambio. Y no solo eso: si Mariano Rajoy continúa siendo, tres meses después de las generales del 20 de diciembre, el presidente en funciones de España es gracias al voto negativo de Podemos a Sánchez, según se ha encargado de recalcar este mediodía el secretario de Organización de los socialistas, César Luena. "Si Pablo Manuel Iglesias ha venido a la política española a hacer el trabajo sucio a la derecha, vaya papelón. Estelar. Algunos, con tal de que no haya un presidente socialista, han votado con la derecha para que siga Rajoy", ha arremetido el número dos del PSOE en un encuentro en Segovia con alcaldes y líderes provinciales.

Sánchez, que el 20-D obtuvo el peor resultado de la historia del PSOE en unas generales con 20 escaños menos y un millón y medio de votantes menos respecto a 2011, confía en que los votantes tradicionales de su partido que optaron por Podemos en las urnas tengan en cuenta y valoren el intento del candidato socialista. De entrada, subrayan en la dirección socialista, "el reloj de la democracia se ha puesto en marcha" gracias al paso al frente de Sánchez, lo que permite, al menos, que ya se sepa que habrá elecciones el 26 de junio si a principios de mayo no hay Gobierno. Si es así, el responsable será Podemos, insiste el PSOE, que tras el pacto a su derecha con Ciudadanos requiere, al menos, la abstención de la formación de Iglesias.

"Hay algunos que son tan de izquierdas que son capaces de votar contra un socialista para que siga en La Moncloa la derecha y Rajoy", ha criticado el secretario de Organización del PSOE. "Pablo Manuel Iglesias [Luena siempre se refiere así al líder de Podemos, para diferenciarle de Pablo Iglesias, fundador del PSOE] ha votado con la derecha para que no haya un cambio socialista. ¿Se está traicionando el sentido del espíritu de los votantes de Podemos? Sí. La respuesta es sí", ha sentenciado. Casi la mitad de los electores de Podemos no comparte el voto en contra del partido a la investidura de Sánchez, según una encuesta de Metroscopia para EL PAÍS.

"Las fuerzas del cambio suman, pero no puede consentir que una parte de las fuerzas del cambio se vayan al extremo y voten con la derecha. Espero que Pablo Manuel Iglesias rectifique, porque ha votado que permanezca la derecha y Rajoy en La Moncloa. Eso es lo que ha hecho, y tendrá que explicar por qué hoy no se pone en marcha un ingreso mínimo vital para 750.000 familias en España, o por qué  cuatro millones con trabajo temporal podrían mejorar su situación. Pero es que Iglesias votó con Rajoy no al cambio. No buscaron una solución y no permiten que haya una solución. Y eso, la sociedad española, ni lo puede ni debe olvidar. Podemos, pero no queremos", ha concluido Luena.

Renovado el pacto con Ciudadanos, Sánchez persistirá las próximas semanas en mantener la "mano tendida", como expresó Luena, en lograr "acuerdos transversales" ante una situación inédita en la política española. "Nos hemos encontrado bloqueos de aquellos que no quieren sumar, que a lo mejor están pensando en elecciones. Nuestra actitud es la de seguir negociando para sumar. Tiene que haber en España un acuerdo de carácter transversal e incluyente, no basado en bloques", aprecia Luena. Para el secretario de Organización del PSOE "esa es una fase antigua". "Bloques contra bloques no. Tienen que ser espacios comunes de cambio", ha reiterado en el encuentro en Segovia, donde puso de ejemplo el pacto con el partido de Albert Rivera: "Hay que reconocer al partido de Ciudadanos, su disposición, también, para sumar. Lo hemos votado en un acuerdo de poner en marcha 200 mejoras, nada menos".