Selecciona Edición
Iniciar sesión

El acuerdo entre Sánchez y Rivera choca con el programa de Podemos

El partido de Pablo Iglesias tiene propuestas antitéticas sobre economía y fiscalidad, y defiende un referéndum en Cataluña

Podemos no apoyará a Pedro Sánchez en el debate de investidura si el lider socialista cierra un acuerdo en firme con Ciudadanos. Así lo recalcó ayer el secretario general de la formación emergente, Pablo Iglesias, quien rechaza un pacto que, opina, supondría un consenso a tres entre PP, PSOE y el partido de Albert Rivera. El principio de acuerdo entre estos dos últimos incluye apartados sobre fiscalidad y política territorial del todo antitéticos con lo que propone Podemos.

El programa de reformas pactado entre el PSOE y Ciudadanos, cuyo alcance se conoció ayer, choca en aspectos cruciales con la agenda que defiende Podemos. Aunque los cinco cambios constitucionales que exige Rivera, que incluyen, por ejemplo, la supresión de los aforamientos o un plan para despolitizar la justicia, podrían ser asumidas por el partido de Iglesias, existen otros elementos incompatibles, sobre todo los planteamientos fiscales, laborales y territoriales.

Los socialistas y Ciudadanos se comprometen a evitar cualquier consulta de autodeterminación, como la que Podemos defiende para Cataluña. No obstante, lo que más recelos provoca en las filas de esta última formación es el hecho de que un pacto entre Sánchez y Rivera no contaría por si solo con respaldo suficiente. Los diputados de ambos grupos suman 130 escaños e Iglesias dejó claro de nuevo que no favorecerá esa salida a la investidura del líder socialista porque ya formuló su propuesta: un Ejecutivo de coalición de las fuerzas de izquierdas. Ayer volvió a vincular la viabilidad de tal pacto al consenso, tácito o explícito, del PP. La suma del PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida arroja 161 votos y precisaría, al menos, la abstención de las formaciones nacionalistas.

“Si no se suma el PP a ese acuerdo, no es acuerdo de Gobierno ni de investidura”, enfatizó Iglesias tras mantener una reunión con representantes de Esquerra Republicana y de Democràcia i Llibertat (la marca electoral de Convergència el 20 de diciembre).

“El problema es que no es un acuerdo de gobierno ni de investidura, aunque lo ratifique el Papa, sencillamente porque no dan los números: son 90 más 40 diputados”, insistió. “Si no se suma el PP a ese acuerdo, no es un acuerdo de gobierno ni de investidura”, insistió. “Lo que nosotros proponemos es distinto y se acerca más a la alternativa que permite la aritmética: un Gobierno de coalición y progreso”.

Sin votos suficientes

En esos argumentos abundaron otros dirigentes de Podemos. “Un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos no tiene los votos suficientes y nosotros creemos que no tiene las suficientes garantías para que las cosas cambien”, consideró el portavoz parlamentario del partido, Íñigo Errejón, quien también destacó irónico: “El PSOE puede llegar a acuerdos con Ciudadanos o con el Capitán Trueno. No hay Gobierno”.

Mientras el líder de Podemos se dirigía a los periodistas en el Congreso de los Diputados, pasadas las siete de la tarde, su equipo negociador, encabezado por Errejón, llevaba casi tres horas reunido con el del PSOE, primero en una cita bilateral y después con Compromís e IU.

Podemos insistió en la necesidad de avanzar hacia un acuerdo con los socialistas. Ayer también abordó en la negociación a cuatro el programa de un hipotético Gobierno del cambio. Según fuentes de la dirección de Podemos, “se avanza lentamente y aún quedan por concretar diversas cuestiones de gran calado”. Tanto Iglesias como Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, aseguraron que, si finalmente fracasa su intento de formar un Ejecutivo de coalición con Sánchez, lo seguirían intentando después de las dos sesiones de investidura previstas para la semana entrante.

Hoy volverán a reunirse los equipos negociadores de las cuatro fuerzas de la izquierda. Podemos y el PSOE acordaron no volver a pronunciarse sobre las hipótesis de acuerdo hasta que esa posibilidad prospere o quede definitivamente frustrada. 

Más información