Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Batasuna cree exportable a los presos de ETA el pacto cerrado con la Fiscalía

Barrena dice que la fórmula pactada de renuncia a la violencia y de reparación de las víctimas puede ayudar "a vaciar las cárceles"

Terapia combinada. El portavoz de Sortu Pernando Barrena confía en que el acuerdo alcanzado entre los imputados del sumario 04/08, la Fiscalía y las acusaciones populares (Dignidad y Justicia y AVT), se acabe convirtiendo en "un modelo" para "abordar los retos pendientes en materia de víctimas y también la excarcelación" de los presos de ETA. Barrena cree que la fórmula por la que de los 35 procesados se comprometieron a abandonar la violencia y a reparar el sufrimiento de las víctimas, puede ser exportable a los presos de ETA y abrir una nueva etapa en lo que denominan el frente de presos.

En una rueda de prensa en San Sebastián, Barrena, Marije Fullaondo y Aurore Martin, acompañados de otros de los imputados en el citado sumario, han leído en castellano, euskera y francés, respectivamente, un texto en el que han proclamado que "es el momento de vaciar las cárceles". El acuerdo con la fiscalía se produjo el mismo día en el que el dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria pidió en Pamplona al colectivo que agrupa a los reclusos de la banda que, "dado que la salida de los presos no va a venir de un acuerdo en una mesa", estudien usar la legalidad y las medidas individualizadas.

Hasta ahora el colectivo de presos de ETA —EPPK en sus siglas en euskera— había rechazado esa opción. Etxeberria descartó el "arrepentimiento o la delación" , pero entiende que el acercamiento y las excarcelaciones en base a beneficios penitenciarios solo van a llegar "por medio de cauces legales y con una aplicación individualizada". La izquierda abertzale ya tiene una plantilla para llevar a las cárceles y que la sigan los presos. Ahora solo falta que se pronuncien los reclusos de la banda.

"Los contenidos del acuerdo satisfacen a todas las partes y deben ser un modelo para continuar solucionando situaciones similares pendientes y terminar con la aplicación de legislaciones de excepción", ha insistido Barrena. El portavoz de la izquierda abertzale ha rechazado, sin embargo, que el pacto suponga reconocer que "todo es ETA", y por lo tanto que formaban parte de la estructura terrorista, y ha argumentado que supone aceptar "el trabajo político" realizado y su "legitimación política", en un contexto en el que ninguno de sus derechos civiles y políticos "estaban anulados".

El giro de la izquierda abertzale en todo lo relacionado con la política penitenciaria ha cogido a contrapié al resto de partidos que se mueven entre el escepticismo del PP y del PSOE y la consideración de algo positivo que argumenta el PNV. El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, considera una "buena noticia" los pasos "novedosos" dados por la izquierda abertzale. Fernandez cree que el acuerdo de conformidad en la Audiencia Nacional es un hecho que se inscribe en el proceso de reflexión de los independentistas,  y un hecho "positivo" aunque también produce "desazón" por el tiempo perdido.   El vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado, sin embargo, que pese a los nuevos mensajes de Sortu a los presos de ETA y al acuerdo judicial de varios dirigentes de la izquierda abertzale con la Fiscalía y colectivos de víctimas, EH Bildu y su entorno "aún tienen mucho recorrido por hacer".

Los socialistas sí ven cosas positivas. La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha afirmado que Sortu quizá se ha dado cuenta de que "la solución al tema de presos no va a llegar de una mesa política, sino de la Ley española".

Más información