Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 9 claves del ‘caso Rato’

La causa investiga la evasión fiscal derivada de los negocios particulares del expolítico del PP y los supuestos sobornos que cobró en su época al frente de Bankia

Rodrigo Rato escoltado por agentes de Aduanas el pasado 16 de abril. B. Pérez / Atlas

La investigación al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato atraviesa este martes un nuevo punto álgido con una nueva declaración ante el juez de Madrid Antonio Serrano-Artal. Rato, investigado por delitos fiscales, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares, fue detenido y puesto en libertad, el pasado 16 de abril. En aquella ocasión se acogió a su derecho de no declarar, pero los avances de la investigación, en la que se ha descubierto descubrimiento de 6,5 millones de euros de origen desconocido en la sociedad Kradonara, controlada por el expresidente de Bankia y ex director gerente del FMI, han acelerado una nueva comparecencia ante el juez. Estas son las principales claves para comprender el procedimiento.

1. ¿Qué es el caso Rato? La causa está centrada en las irregularidades fiscales derivadas de los negocios particulares del ex político del PP y ex banquero y en los sobornos supuestamente cobrados por él en su época al frente de Bankia. Un informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), del Ministerio de Hacienda, detectó, en una primera fase, diversos movimientos sospechosos de Rato supuestamente para ocultar sus ingresos a la Hacienda Pública. Según este informe, que sirvió de base para una denuncia de la Fiscalía de Madrid, Rato trasmitió en 2013 las participaciones de sus sociedades, de modo que ante el fisco apareciera como titular de un patrimonio inferior al real. Posteriormente, amplió el capital de otra sociedad clave en la trama, Kradonara 2001 SL, para recuperar el control sobre las participaciones cedidas a sus hijos.

2. ¿Qué es Kradonara 2001 SL? Se trata de una sociedad de nacionalidad española domiciliada en San Roque (Cádiz) y es la principal pieza de los negocios de Rodrigo Rato. El exvicepresidente controla esta mercantil a través de la empresa Vivaway Ltd, radicada en el paraíso fiscal de Guernsey (Reino Unido) y que tiene como apoderado al abogado Domingo Plazas, fiduciario de Rato y diseñador del entramado societario del ex político. Según la investigación, Rato percibió a través de Kradonara más de 6,5 millones de euros en divisas con origen en Reino Unido, Gibraltar y Luxemburgo. Este dinero no fue declarado al fisco ni por Rato ni por sus empresas, según la investigación.

3. ¿Cuáles son las operaciones más sospechosas? Las pesquisas han revelado que Rato, a través de Kradonara, percibió una comisión irregular de al menos 835.000 euros de las centrales de medios Zenith y Publicis a cambio de la adjudicación de los contratos publicitarios de Bankia en 2011 y 2012 valorados en unos 46 millones de euros.

4. ¿Cómo cobró Rato las comisiones de Zenith y Publicis? La supuesta mordida fue ingresada en las cuentas de Kradonara por la sociedad Albisa SL, controlada por el empresario Alberto Portuondo. Albisa recibió de las centrales de medios un total de 2,02 millones de euros tras las firmas de los contratos de publicidad de Bankia, el mayor de los cuales era para promocionar la salida a bolsa de la entidad, en la que se vieron atrapados miles de pequeños accionistas. De esos 2,02 millones, Albisa transfirió a Kradonara, la sociedad de Rato, 835.000 euros a razón de unos 40.000 euros mensuales durante dos años. Portuondo declaró ante el juez que pagó a Rato por “asesorías verbales” a su empresa.

5. ¿Cómo se ocultó la supuesta mordida? La mitad del dinero cobrado por Rato a través de Kradonara se invirtió en un hotel de Berlín (Alemania) del que el expolítico del PP tiene el 44% de la propiedad a través de la empresa germana Bagerpleta Gmbh.

6. ¿Cuántos imputados acumula el caso? Nueve. Además de Rato figuran encausados el abogado Domingo Plazas; el mediador Alberto Portuondo –el único que ha ingresado en prisión hasta ahora-; la secretaria del exministro, Teresa Arellano; el administrador de Vivaway, Miguel Ángel Montero y cuatro directivos de las empresas Publicis y Zenith Media. Todos ellos han declarado como imputados ante el juez Serrano-Arnal durante la semana pasada y sus revelaciones precipitaron el pasado viernes la citación de Rato para este martes.

7. ¿Qué otros movimientos sospechosos hay? Rato realizó en 2012 y 2013 algunas "operaciones de entradas de divisas por invisibles", cobros y pagos sin contrapartida por 2,7 millones de euros en total. Además, Hacienda asegura que Rato facturó servicios de asesoramiento a Iberia, Telefónica o Banco Santander, a través de cuatro de sus empresas: Kradonara, Cor Comunicación, Muinmo y Explotaciones Carabaña. "Se ha verificado la no tributación en el IRPF de Rodrigo Rato por estos servicios de asesoramiento, así como la escasa o nula tributación de esos servicios por sus sociedades”, afirma la ONIF.

8. ¿Qué delitos se imputan a Rato? El exvicepresidente –y el resto de imputados- están encausados por cinco delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares. Este último tipo penal –vigente desde 2010- castiga con penas de hasta cuatro años de prisión al directivo de una empresa que acepte un beneficio o ventaja de otro favoreciéndole frente a terceros en el trato mercantil.

9. ¿Tiene que ver el caso Rato con el caso Bankia y las tarjetas black de Caja Madrid? Formalmente no. Tanto el caso Bankia, sobre la salida a bolsa de la entidad crediticia con cuentas falseadas para captar inversores, como la pieza separada sobre el uso de las tarjetas opacas al fisco se llevan en la Audiencia Nacional. En ambos está imputado Rato. En el primero se le atribuye un delito de falseamiento de cuentas y en el caso de las tarjetas, administración desleal y apropiación indebida. Tanto la Fiscalía Anticorrupción como el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu han rechazado acumular al caso Bankia la investigación sobre el patrimonio de Rodrigo Rato.

Más información