Rodrigo Rato, detenido

El exvicepresidente ha sido liberado tras ocho horas de registro de su casa y oficina

"Tengo confianza en la justicia", asegura a EL PAÍS

 Atlas

El exvicepresidente del Gobierno y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, fue detenido en la tarde del jueves durante ocho horas a la vez que se llevaba a cabo un registro en su domicilio y en su oficina, practicados por agentes de la Agencia Tributaria a instancias de la Fiscalía de Madrid. Rato salió acompañado por varios agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera que lo metieron en un coche policial que esperaba a la puerta de su casa, en una céntrica calle del madrileño barrio de Salamanca. La fiscalía investiga al exministro por fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Tras ocho horas, Rato ha sido liberado y llevado a su domicilio, donde ha declarado que ha "colaborado con la Justicia" porque tiene "confianza en ella".

La Fiscalía de Madrid ha pedido al juez de instrucción número 35 de Madrid, que lleva el caso, que deje en libertad a Rato cuando concluyan los registros ordenados por el magistrado, según han informado a Efe fuentes próximas al proceso. De esta manera, el exvicepresidente no tendrá que pasar a disposición judicial tras haber sido detenido esta tarde en su domicilio, por lo que el juez le citara a declarar, si así lo considera conveniente, según vaya avanzando su investigación.

A la salida de su domicilio tras cuatro horas de registro, Rato no iba esposado , pero uno de los agentes lo ha introducido en un Opel Insignia negro sujetándole la nuca. Dos mujeres, que se presentaron como votantes del Partido Popular, lo insultaron varias veces llamándole "sinvergüenza" y le desearon que acabe en la cárcel. Una docena de agentes de policía de la Unidad de Intervención Rápida establecieron un cordón de seguridad para evitar incidentes. Según fuentes de la investigación, Rato se ha mostrado colaborador.

A continuación, los efectivos del Servicio de Vigilancia Aduanera que han llevado a cabo el registro en esa vivienda del barrio de Salamanca, durante más de tres horas, han metido en la maleta de un coche camuflado al menos cuatro cajas con documentación.

Otro turismo trasladó al ex director gerente del FMI durante 200 metros a un despacho cercano, donde los agentes policiales siguen practicando otro registro en presencia de Rato. Las ventajas del bajo están tapadas con cartones para evitar que los medios de comunicación puedan tomar imágenes.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, el juez ha tenido que firmar una orden de detención para que Rato pudiera abandonar su domicilio en un coche policial y continuar la investigación.

Vigilancia Aduanera también ha registrado un bufete de abogados de Sotogrande, en San Roque (Cádiz), en el marco de la investigación al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por presunto fraude, alzamiento de bienes y blanqueo. Fuentes conocedoras de la investigación han confirmado a Europa Press que varios funcionarios han inspeccionado en la tarde de este jueves el bufete de abogados Plaza, en el que han requisado "documentos y ordenadores". Su objetivo es averiguar si las relaciones entre el mencionado bufete y Rodrigo Rato "tienen que ver o no" con la investigación que se está desarrollando sobre este por supuestos delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

El arresto se produce después de conocerse que Rato, del PP, se acogió a la denominada amnistía fiscal aprobada por el ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012. El también expresidente de Bankia pasó, entonces, a formar parte, según varios medios, de los 705 investigados por la posible comisión de un delito de blanqueo de capitales, a través del Servicio Ejecutivo de Prevención y Blanqueo de Capitales (Sepblac). Antes de ser detenido Rato no ha querido confirmar ni desmentir esta información. “Este es un tema personal y creo que no tengo obligación de hacer declaraciones sobre el asunto”, declaró a EL PAÍS.

Los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), que dependen de la Agencia Tributaria, llegaron al domicilio de Rato alrededor de las cuatro y media de la tarde. La actuación se ha realizado por orden del juzgado número 35 de Madrid, tras recibir una denuncia de la Fiscalía de Madrid contra Rato, según fuentes jurídicas. Según las mismas fuentes, la denuncia no se dirige exclusivamente contra Rodrigo Rato y en ella se requería la "inmediata entrada y registro" en su domicilio.

Fuentes de la fiscalía han informado de que el caso se encuentra bajo secreto de sumario. Los agentes han permanecido en el interior de la vivienda acompañados por un agente judicial y el propio exministro.

El juez instructor del caso del supuesto fraude fiscal de Rodrigo Rato es Enrique de la Hoz García. Este magistrado es el titular del Juzgado de Instrucción número 40 de Madrid capital, pero se encarga también del Juzgado de Instrucción número 35, en el que ha recaído la causa sobre el exministro de Economía, después de que la anterior titular, Gemma Gallego, cesara tras obtener una nueva plaza en el último concurso de traslados de magistrados convocado por el Poder Judicial.

Rodrigo Rato se encuentra inmerso en otro proceso judicial del que han surgido varias investigaciones: por la salida a bolsa de Bankia, por el uso de las tarjetas black de Caja Madrid, por el cobro de un sueldo de seis millones de euros de la banca de inversiones Lazard, en la que trabajó como asesor y que luego hizo el informe de salida a bolsa de Bankia cuando Rato ya era presidente. Sin embargo, según fuentes de la Audiencia Nacional, la orden de registro no ha surgido del juzgado del magistrado Fernando Andreu, que es el que instruye el caso Bankia.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, considera que el registro en el domicilio del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato en el marco de una investigación de la Agencia Tributaria demuestra que la ley es "igual para todos". En los pasillos del Congreso de los Diputados, Catalá ha asegurado no tener más información que la aportada por los medios de comunicación aunque sí cree que esta actuación es la prueba de que el Estado de derecho funciona y que los jueces y fiscales investigan. En el mismo sentido, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha insistido en que el Ejecutivo es "implacable" e "imparcial" en la lucha contra el fraude y que, por lo tanto, "la cuestión no es quién, sino qué". Según ha abundado, se actúa ante "cualquier ilícito" o "indicio de incumplimiento de la norma" y eso es lo que tiene que "tranquilizar" a los ciudadanos.

Más información