Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España impone el nivel más alto de alerta antiterrorista desde el 11-M

Los ataques contra un hotel en Túnez y una planta de gas provocan el paso a nivel cuatro

De izquierda a derecha, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez; el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; y el portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso, Conrado Escobar. AFP / ATLAS

El Gobierno español ha elevado este viernes la alerta antiterrorista hasta el nivel 4, de cinco existentes, tras los atentados que han sacudido Túnez, Francia y Kuwait. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado las tres razones que han motivado esta medida: informaciones reservadas de los servicios secretos, la proximidad de dos de los países atacados y la celebración en fechas cercanas del primer aniversario de la proclamación del Califato del Estado Islámico. Este nuevo grado de seguridad implica un incremento de la vigilancia de las infraestructuras críticas y una mayor presencia policial en las calles.

“Estamos hablando de una guerra de la barbarie contra la civilización”. Con esta frase Jorge Fernández Díaz resumió ayer la condena de España a los atentados terroristas de Francia, Kuwait y Túnez. Respecto a este último, el ministro ha asegurado que no tiene constancia de que hubiera víctimas españolas, a pesar de que el hotel Riu Imperial Marhaba sea propiedad de una empresa mallorquina.

Los ataques han provocado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convocase de urgencia una reunión de la comisión de seguimiento del Pacto Antiterrorista. Una cita que ha aprovechado el ministro del Interior para anunciar la decisión de elevar al nivel 4, de cinco existentes, el estado de alerta antiterrorista. Esta medida se mantendrá indefinidamente e implica, por primera vez desde los atentados del 11 de marzo de 2004, prolongar un grado de alarma de estas características.

Según ha resaltado el Ministerio del Interior, desde los atentados de Atocha solo se había alcanzado un nivel de alerta similar al de ahora en días puntuales y ante eventos concretos: como durante la proclamación de Felipe VI el verano pasado. Nunca tras una ola de atentados.

Niveles de alerta

Los niveles de alerta antiterrorista se estructuran en cinco niveles con tres intensidades: 

El Nivel 1 corresponde a riesgo bajo.

El Nivel 2 a riesgo moderado.

El Nivel 3 a riesgo medio

El Nivel 4 a riesgo alto

El Nivel 5 a riesgo muy alto. 

La entrada en funcionamiento del nivel 4 supone incrementar la vigilancia de las infraestructuras consideradas críticas —como estaciones, aeropuertos, centrales nucleares y eléctricas—; así como activar todas las unidades de las fuerzas policiales dedicadas a la prevención, investigación e información de la lucha antiterrorista. Una batería de medidas que se complementará con una mayor presencia de las fuerzas de seguridad en las calles, aunque no se movilizará a los militares. Eso sí, como ha detallado Fernández Díaz, el Ministerio informará a las Fuerzas Armadas de las medidas tomadas y de los pasos que se den.

"La activación del grado 4 se ha hecho por tres motivos", ha continuado el representante del Ejecutivo. Primero, por la cercanía de dos de los países atacados: Francia y Túnez. Segundo, por la proximidad en el tiempo del primer aniversario de la proclamación del Califato del Estado Islámico, que se celebra el próximo 29 de junio. Y tercero, ha apostillado Fernández Díaz, por las diferentes informaciones reservadas que manejan los servicios de Inteligencia españoles, sobre los que el ministro no ha querido ofrecer más detalles.

Este viernes ha sido la primera vez que el Gobierno de Rajoy ha elevado el estado de alerta desde la entrada en vigor, en mayo, del nuevo Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, que fijó cinco grados de alarma (del uno al cinco). Antes, en enero de este año, tras el atentado en la sede parisina del semanario satírico Charlie Hebdo, ya lo había subido al nivel 3, en intensidad baja. Pero, entonces, la clasificación de Interior solo consideraba cuatro grados, del 1 al 5, además del que se calificaba como "riesgo cero".

En contacto con el PSOE

"La política terrorista es una política genuinamente de Estado. Por ello, en los próximos días, vamos a mantener una comunicación permanente entre el Gobierno y el PSOE", ha destacado Fernández Díaz tras celebrarse la Comisión de Seguimiento, que ha reunido en la sede de Interior, entre otros, al ministro; al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez; al secretario de Acción Política del PSOE, Patxi López; y al portavoz de los socialistas en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando.

La barbarie y la sinrazón golpean a todos por igual

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España

Este último, que ha compareció también en rueda de prensa tras el encuentro, destacó la importancia del pacto antiterrorista que rubricaron Rajoy y Pedro Sánchez el pasado enero, el cuarto que firmaban los populares y los socialistas en 30 años. "Creemos que fue un acierto sellarlo. Lo hicimos en defensa de la libertad. Y cuanto mayor sea el golpe contra ella, mayor sera nuestro rechazo", ha recalcado el parlamentario del principal grupo de la oposición, que permanecerá en contacto permanente con el Ejecutivo. Ciudadanos, además, ha manifestado este viernes su voluntad de adherirse a este acuerdo de Estado del PP y del PSOE. "Reafirmamos así nuestro compromiso con el ordenamiento democrático y nuestra voluntad de contribuir a la erradicación del terrorismo", ha afirmado el partido de Albert Rivera.

El Gobierno español también ha conversado con el Ejecutivo francés. Fernández Díaz ha telefoneado al primer ministro, Manuel Valls. Y Rajoy ha hecho lo propio con François Hollande, jefe de Estado. "Y también hemos intercambiado información con el consejero de Interior de la Generalitat y del Gobierno vasco", ha apostillado el titular de Interior.

"La barbarie y la sinrazón golpean a todos por igual", ha recalcado después Rajoy, que se encontraba este viernes en Bruselas con motivo de una cumbre de la Unión Europea. Desde Madrid, por su parte, Fernández Díaz ha destacado la labor de vigilancia de las fuerzas de seguridad española y sus esfuerzos en la lucha antiyihadista: "En lo que llevamos de 2015 han sido arrestadas 47 personas en 12 operaciones antiterroristas".

Ciudadanos solicita incorporarse al pacto antiyihadista

Matías Alonso, secretario general de Ciudadanos, ha anunciado que su formación “va a solicitar al Gobierno de España participar en el Pacto Antiyihadista en defensa de la democracia, la paz y la libertad frente a la barbarie terrorista”.

El partido, según Alonso, ha querido reafirmar así “el compromiso de Ciudadanos con nuestro ordenamiento democrático” y su voluntad de “contribuir a la erradicación del terrorismo”.

Partido Popular y PSOE son hasta ahora los únicos firmantes del pacto.

Más información