Monedero cobró 425.000 euros por asesorar a Venezuela y sus socios

El dirigente destinó los fondos a montar una tertulia política en España

Ampliar foto
Juan Carlos Monedero en el foro social del festival de Benicassim.

El cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, cobró en 2013 un total de 425.150 euros de los Gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador por trabajos de asesoría para implantar una moneda común y desarrollar la unidad financiera en Latinoamérica. El dirigente, que es profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), facturó sus servicios como consultor a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL, que carece de empleados y estructura. Los trabajos se prestaron tres años antes de su facturación.

Monedero ha declinado este martes mostrar a este periódico los documentos y las facturas de sus servicios apelando a estrictas cláusulas de confidencialidad con los Gobiernos. “Los informes estratégicos para instituciones no los puede ver nadie”, argumentó para añadir después: “No hay nadie más transparente que nosotros”.

El profesor elaboró informes sobre la unidad monetaria en Latinoamérica

A su juicio, resulta una práctica habitual ocultar los documentos elaborados para organismos internacionales. “Si alguien me dice que quiere ver trabajos realizados para el Banco Central Europeo (BCE) no se los podría enseñar”, argumentó.

El profesor, que formó parte de un centenar de expertos contratados por organismos públicos latinoamericanos para desarrollar un “proyecto común” de asesoría, evitó detallar qué otros analistas internacionales le acompañaron en su investigación sobre la unidad monetaria en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador. La labor exigió la subcontrata de servicios jurídicos y traducciones. Este martes ha evitado entrar en detalles al respecto.

Los beneficios de los servicios de asesoría se destinaron a costear la tertulia política La Tuerka, que se emite en un plató ubicado en el diario digital Público y donde “colaboran” ocho profesionales, según el dirigente de Podemos.

La firma Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL, donde Monedero figura como administrador único, se creó en octubre de 2013 y tiene por objeto la elaboración de estudios de mercado y encuestas. El político utiliza también la empresa para ingresar los beneficios de su libro Curso urgente de política para gente decente (Seix Barral, 2013), que ya va por su segunda edición.

El presidente del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, ha justificado este martes como “habitual” que una mercantil cobre en dos meses los trabajos prestados tres años antes. Y ha justificado que Monedero no incluyese el IVA en sus facturas por tratarse de servicios para países ajenos a la Unión Europea.

El cofundador de Podemos se niega a mostrar las facturas de sus servicios

La polémica sobre la empresa administrada por Juan Carlos Monedero se produce después de que el diario digital El Plural informara el pasado domingo de que la sociedad unipersonal del dirigente de Podemos presentó una cuenta de explotación con un beneficio antes de impuestos de 365.442 euros, según el Registro Mercantil. Y que la actividad de esta empresa se limitara a dos meses y una semana en 2013.

Según Monedero, el cobro de los trabajos en 2013 obedeció a la coincidencia de que todos los Gobiernos le abonaran los trabajos de asesoría prestados tres años antes ese mismo año. El político restó también importancia a que la rentabilidad de Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL fuera del 86%.

El dirigente dice que las acusaciones de que su firma es una tapadera para encubrir subvenciones de Venezuela para difundir en España la ideología de Podemos responden a una “campaña de desprestigio”. Quienes critican al partido de Iglesias, sostienen que ese dinero tenía por objeto la compra de espacios en medios de comunicación españoles.

El profesor dijo verse envuelto en una estrategia trazada por “la extrema derecha” para cargar contra su emergente formación. “No recuerdo en las democracias tantos ataques y patrañas contra un partido político”, concluyó.

Más información