Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón y Madina ven en el congreso un intento de callar a los ciudadanos

Ninguno de los aspirantes a las primarias anuncia planes para su futuro

Carme Chacón, este martes, en unas jornadas.

La decisión de anticipar el congreso extraordinario del PSOE condiciona las primarias que iban a ser antes de la elección del secretario general, ha desactivado a los posibles aspirantes y en algunos casos les ha irritado, según han declarado ellos mismos. Principalmente, porque habían preparado y puesto ya en marcha una estrategia para primarias que puede frustrarse ahora al anunciarse el congreso.

Ninguno de los posibles candidatos se inclina en este momento por presentarse al congreso de julio para hacerse con el mando orgánico del PSOE. La más clara ha sido Carme Chacón que este martes, en su primera aparición pública tras el batacazo electoral, ha criticado abiertamente a Alfredo Pérez Rubalcaba por convocar el congreso extraordinario en lugar de primarias.

“Es un pretexto para no darle la voz a la gente”, ha asegurado la exministra. Ha explicado que el resultado de las europeas debe entenderse como un toque de atención para abrir el partido y no aplicar “la fórmula de siempre” en un momento difícil para el PSOE.

Ha puesto como ejemplo Italia, donde después de unas primarias abiertas el resultado de Matteo Renzi en las europeas ha sido significativamente bueno.

Chacón ha dicho que fue una decisión personal de Rubalcaba. Esto último centra las críticas en el aún secretario general del partido y deja a salvo a otros como Susana Díaz de su reproche.

Eduardo Madina ha dejado claro en la ejecutiva y en sus declaraciones su opinión favorable a adelantar las primarias y no el congreso, con expresiones como “hurtar la decisión a los ciudadanos”. No es casual que este martes en la reunión del grupo parlamentario socialista, que es donde más apoyos tiene Madina, hubiera multitud de voces de diputados a favor de las primarias abiertas antes que el congreso extraordinario.

Pedro Sánchez, otro posible aspirante, ha asegurado también que hubiera preferido un orden inverso, postergando el congreso.

Y Patxi López, que apoyó en la ejecutiva del lunes la decisión de Rubalcaba, ha quedado en fuera de juego para el congreso de julio, una vez que ha abandonado la secretaría general del PSE. Incluso, planteó como opción personal retrasar las primarias a después de las municipales y autonómicas de mayo de 2015. Esta última posibilidad alteraría aún más el calendario que estaba previsto antes de las elecciones europeas.

Susana Díaz por el momento no ha decidido nada y mantiene una intensa actividad de contactos con dirigentes del partido.

Más información